Deportes americanos

domingo, 28 de junio de 2015

New York reúne a figuras

La inminente llegada de Andrea Pirlo al New York City de la Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos supone un paso más en la estrategia de mercado de un equipo recién nacido cuyo impacto social se sitúa en una dimensión mayor a lo deportivo.

La apertura del mercado de fichajes el 8 de julio hará que el equipo “blue” cuente entre sus filas con tres ganadores de la Liga de Campeones europea, hecho sin precedentes en una franquicia de la MLS.

David Villa (Barcelona, 2011), Frank Lampard (Chelsea, 2012) y Pirlo (Milan 2003 y 2007) formarán un trío al que el español y el italiano unen la estrella de campeones del mundo.

jueves, 18 de junio de 2015

Warriors se coronan tras 40 años

Los Warriors de Golden State se proclamaron nuevos campeones de la NBA al vencer el martes a domicilio por 97-105 a los Cavaliers de Cleveland, en el sexto partido de la serie que disputaron al mejor de siete y ganaron por 4-2.
El base Stephen Curry, con 25 puntos, incluidos tres triples, fue el líder del ataque balanceado de los Warriors que también tuvieron al escolta-alero Andre Iguodala, convertido en el factor sorpresa ganador de las finales, con una aportación de otros 25 tantos. El alero estrella LeBron James volvió a ser la gran figura de los Cavaliers al aportar un doble-doble de 32 puntos, 18 rebotes y nueve asistencias, pero no pudo evitar la derrota y perder el cuarto título en las seis finales de la NBA que ha disputado.
Mientras que los Warriors, que ganaron el primer título de liga en 40 años, desde que lo lograron en 1975, completan una temporada de ensueño como equipo con mejor marca de la liga (67-25), premio de Entrenador del Año, que recibió el novato Steve Kerr, y el de Jugador Más Valioso (MVP), que logró su líder y estrella, el base Stephen Curry. Kerr también se convierte en el primer entrenador novato en conseguir el título de liga desde que lo ganase el legendario Pat Riley en 1982 con Los Ángeles Lakers.
Para terminar de coronar una temporada envidiable, Golden State también logró conseguir al Jugador Más Valioso (MVP) de la final, Andre Iguodala, quien se comportó de manera impecable cuando le tocó defender a la estrella de los Cavs, LeBron James.
El base de los Warriors, sin embargo, fue el que se llevó todas las luces de la final. A pesar de no haber podido conseguir el premio de Jugador Más Valioso (MVP) de las finales de la NBA, se mostró "feliz” de haber logrado el título de campeones, un logro para el que no tenía palabras. "Vivo un momento tan especial y único que no tengo palabras para describirlo”, comentó el dorsal número 30.
Curry mencionó que el alero LeBron James podría ser el mejor jugador del mundo, pero ellos tenían al equipo ganador y esa fue la clave del trofeo.



LeBron se lamenta tras la derrota

El alero estrella LeBron James, a pesar de que protagonizó las finales de la NBA más completas de las seis que ha disputado, dijo que volverlas a perder era algo muy frustrante sin importar que estuviese en Miami, Cleveland o Marte. "No importa dónde te encuentres, duele -dijo- perder”.

miércoles, 17 de junio de 2015

Curry e Iguodala proclaman a Warriors nuevos "Reyes" de la NBA

La combinación del base Stephen Curry y el escolta-alero Andre Iguodala lideró el ataque de los Warriors de Golden State que vencieron a domicilio 97-105 a los Cavaliers de Cleveland y son los nuevos campeones de la NBA al ganar 4-2 la serie al mejor de siete.

Mientras que los Warriors, ganaron el primer título de liga en 40 años desde que lo lograron en 1975, completan una temporada de ensueño como equipo con mejor marca de la liga (67-25), premio de Entrenador del Año, que recibió el novato Steve Kerr, y el de Jugador Más Valioso (MVP) que logró su líder y estrella, el base Stephen Curry. Kerr también se convierte en el primer entrenador novato en conseguir el título de liga desde que lo ganase el legendario Pat Riley en 1982 con Los Ángeles Lakers

Ambos jugadores anotaron 25 puntos cada uno, incluidos tres triples, y fueron los líderes de los Warriors, que desde el primer cuarto estuvieron al frente del marcador con un parcial de 15-28. Curry también aportó ocho asistencias, seis rebotes y tres recuperaciones de balón, además de surgir en la recta final del partido con un cuarto periodo decisivo y tiros de personal.

Mientras que Iguodala anotaba 9 de 20 tiros de campo, incluidos tres de ocho triples, capturaba cinco rebotes, daba cinco asistencias y recuperaba dos balones. Pero su gran mérito fue que hizo posible que James no hubiese sido todavía más grandioso en su juego individual y que al final su condición y aportación de "mejor jugador del mundo" no pudo con el mejor baloncesto de equipo de los Warriors.

Golden State en toda la temporada cada vez que había tenido una ventaja de 15 puntos en el primer cuarto nunca perdieron un partido (57-0) y se mantuvieron invictos en el decisivo. Iguodala completó su gran labor de líder sorpresa de los Warriors y tuvo como gran reconocimiento ser nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales, en las primeras que había jugado como profesional. "Todo el equipo hizo una labor increíble y lo más importante es que confiaron en mí sin importar si salía de reserva o de titular", declaró Iguodala al concluir el partido.

"Es algo increíble tener el título de campeones de liga y el premio de MVP". Iguodala, arma secreta que el entrenador novato de los Warriors, Steve Kerr, lo sacó de titular a partir del cuarto partido, volvió a ser el líder que estuvo presente en todas las facetas del juego e hizo posible que otro doble-doble de la súper estrella de los Cavaliers, LeBron James, se quedase sin recompensa.

James (32 puntos, 18 rebotes, 9 asistencias) volvió a ser la gran figura del partido en el apartado individual y líder indiscutible de los Cavaliers al estar a las puertas de un nuevo triple-doble, el que hubiese sido el tercero de la serie y cuarto en su carrera en las Finales, pero al final su esfuerzo solitario no pudo con la labor del mejor equipo de la liga durante toda la temporada.

La estrella de los Cavaliers, que perdió las cuartas Finales de la NBA de las seis que ha disputado, intentó hacer todo, inclusive darle vida en el segundo cuarto al equipo de Cleveland con parcial de 28-17 para irse al descanso sólo dos puntos abajo (43-45). Pero de nada le sirvió, los Warriors reaccionaron en el tercero para volver a arrollar con su ataque dominante y llegaron al cuarto con ventaja de 61-73.

El convencimiento que el título estaba cerca se notó por la manera como salieron en el cuarto al anotar nada menos que 4 de los 5 tiros de triples que hicieron después que en los periodos anteriores habían logrado 8 de 24. Los Cavaliers también sabían que tenían que luchar, pero por una causa perdida, porque los parciales les eran desfavorables, 81-94 y menos de cinco minutos por jugarse.

Ese espíritu de lucha fue lo que hizo que a falta de 30 segundos por concluir el partido se pusiesen cuatro puntos abajo en el marcador, con dos triples de J.R. Smith, pero ahí estuvieron Curry e Iguodala para anotar desde la línea de personal los tantos que aseguraron un título histórico y merecido. Junto a Curry e Iguodala, el alero Draymond Green también se consagró como un jugador clave en el futuro del equipo al aportar un triple-doble de 16 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias.

El escolta brasileño Leandro Barbosa también vivió el gran sueño de su vida al jugar 15 minutos como reserva y aportar cinco puntos (2-5, 1-3, 0-0) que también ayudaron a los coronación de los Warriors como nuevos campeones de la NBA. Barbosa se unió a su compatriota el pívot Tiago Spliter, de los Spurs de San Antonio, como los dos jugadores brasileños que ya tienen en su poder anillos de campeones.

Mientras que los Cavaliers, al final sintieron las bajas del base Kyrie Irving, y del ala-pívot Kevin Love, y por segunda vez en su historia se quedan sin el título de liga, después que en el 2007 también lo perdieron contra los Spurs (4-0). Los dos dobles-dobles que tuvieron el pívot ruso Timofey Mozgov (17 puntos, 12 rebotes, 4 tapones) y Tristan Thompson (15 puntos, 13 rebotes) al final tampoco fueron suficientes para contrarrestar el ataque balanceado de los Warriors, que volvieron a romper la defensa de los Cavaliers desde fuera del perímetro.

Ni los 19 puntos de Smith, incluidos cuatro triples, que llegaron cuando todo estaba ya decidido, y los Warriors camino de completar una temporada de ensueño con su primer título en 40 años (1975), equipo con mejor marca de la liga (67-25), premio de Entrenador del Año, que recibió Kerr, y el (MVP) que logró Curry y por eso son los nuevos "Reyes" de la NBA.

Ficha técnica 97

Cleveland Cavaliers (15+28+18+36):

Shumpert (8), Dellavedova (1), Mozgov (17), James (32), Thompson (15) -cinco inicial-, Smith (19), Jones (5), Miller (-) y Harris (-). 105 - Golden State Warriors (28+17+28+32): Thomspon (5), Curry (25), Green (16), Iguodala (25), Barnes (9) -cinco inicial-, Livingston (10), Ezeli (10), Barbosa (5) y Lee (-). Árbitros: Scott Foster, Marc Davis, Zach Zarba y Derrick Stafford. No señalaron faltas técnicas. No hubo eliminados por personales. Incidencias: Sexto Partido de las Finales del baloncesto profesional de la NBA que se disputó en el Quicken Loans Arena, en Cleveland, ante 20.562 espectadores.

Curry e Iguodala proclaman a Warriors nuevos "Reyes" de la NBA

La combinación del base Stephen Curry y el escolta-alero Andre Iguodala lideró el ataque de los Warriors deGolden State que vencieron a domicilio 97-105 a los Cavaliers de Cleveland y son los nuevos campeones de la NBA al ganar 4-2 la serie al mejor de siete



Ambos jugadores anotaron 25 puntos cada uno, incluidos tres triples, y fueron los líderes de los Warriors, que desde el primer cuarto estuvieron al frente del marcador con un parcial de 15-28.


Curry también aportó ocho asistencias, seis rebotes y tres recuperaciones de balón, además de surgir en la recta final del partido con un cuarto periodo decisivo y tiros de personal.


Mientras que Iguodala anotaba 9 de 20 tiros de campo, incluidos tres de ocho triples, capturaba cinco rebotes, daba cinco asistencias y recuperaba dos balones.


Pero su gran mérito fue que hizo posible que James no hubiese sido todavía más grandioso en su juego individual y que al final su condición y aportación de "mejor jugador del mundo" no pudo con el mejor baloncesto de equipo de los Warriors.


Golden State en toda la temporada cada vez que había tenido una ventaja de 15 puntos en el primer cuarto nunca perdieron un partido (57-0) y se mantuvieron invictos en el decisivo.


Iguodala completó su gran labor de líder sorpresa de los Warriors y tuvo como gran reconocimiento ser nombrado el Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales, en las primeras que había jugado como profesional.


"Todo el equipo hizo una labor increíble y lo más importante es que confiaron en mí sin importar si salía de reserva o de titular", declaró Iguodala al concluir el partido. "Es algo increíble tener el título de campeones de liga y el premio de MVP".


Iguodala, arma secreta que el entrenador novato de los Warriors, Steve Kerr, lo sacó de titular a partir del cuarto partido, volvió a ser el líder que estuvo presente en todas las facetas del juego e hizo posible que otro doble-doble de la súper estrella de los Cavaliers, LeBron James, se quedase sin recompensa.


James (32 puntos, 18 rebotes, 9 asistencias) volvió a ser la gran figura del partido en el apartado individual y líder indiscutible de los Cavaliers al estar a las puertas de un nuevo triple-doble, el que hubiese sido el tercero de la serie y cuarto en su carrera en las Finales, pero al final su esfuerzo solitario no pudo con la labor del mejor equipo de la liga durante toda la temporada.


La estrella de los Cavaliers, que perdió las cuartas Finales de la NBA de las seis que ha disputado, intentó hacer todo, inclusive darle vida en el segundo cuarto al equipo de Cleveland con parcial de 28-17 para irse al descanso sólo dos puntos abajo (43-45).


Pero de nada le sirvió, los Warriors reaccionaron en el tercero para volver a arrollar con su ataque dominante y llegaron al cuarto con ventaja de 61-73.


El convencimiento que el título estaba cerca se notó por la manera como salieron en el cuarto al anotar nada menos que 4 de los 5 tiros de triples que hicieron después que en los periodos anteriores habían logrado 8 de 24.


Los Cavaliers también sabían que tenían que luchar, pero por una causa perdida, porque los parciales les eran desfavorables, 81-94 y menos de cinco minutos por jugarse.


Ese espíritu de lucha fue lo que hizo que a falta de 30 segundos por concluir el partido se pusiesen cuatro puntos abajo en el marcador, con dos triples de J.R. Smith, pero ahí estuvieron Curry e Iguodala para anotar desde la línea de personal los tantos que aseguraron un título histórico y merecido.


Junto a Curry e Iguodala, el alero Draymond Green también se consagró como un jugador clave en el futuro del equipo al aportar un triple-doble de 16 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias.


El escolta brasileño Leandro Barbosa también vivió el gran sueño de su vida al jugar 15 minutos como reserva y aportar cinco puntos (2-5, 1-3, 0-0) que también ayudaron a los coronación de los Warriors como nuevos campeones de la NBA.


Barbosa se unió a su compatriota el pívot Tiago Spliter, de los Spurs de San Antonio, como los dos jugadores brasileños que ya tienen en su poder anillos de campeones.


Mientras que los Cavaliers, al final sintieron las bajas del base Kyrie Irving, y del ala-pívot Kevin Love, y por segunda vez en su historia se quedan sin el título de liga, después que en el 2007 también lo perdieron contra los Spurs (4-0).


Los dos dobles-dobles que tuvieron el pívot ruso Timofey Mozgov (17 puntos, 12 rebotes, 4 tapones) y Tristan Thompson (15 puntos, 13 rebotes) al final tampoco fueron suficientes para contrarrestar el ataque balanceado de los Warriors, que volvieron a romper la defensa de los Cavaliers desde fuera del perímetro.


Ni los 19 puntos de Smith, incluidos cuatro triples, que llegaron cuando todo estaba ya decidido, y los Warriors camino de completar una temporada de ensueño con su primer título en 40 años (1975), equipo con mejor marca de la liga (67-25), premio de Entrenador del Año, que recibió Kerr, y el (MVP) que logró Curry y por eso son los nuevos "Reyes" de la NBA.


Warriors, campeones 40 años después

Por resultados, los Golden State Warriors han sido uno de los equipos más dominantes de la historia. Por juego, uno de los más sugerentes. Era por tanto de justicia deportiva y justicia poética que, 40 años después, se proclamaran campeones de la NBA. El equipo californiano consiguió en Cleveland su cuarta victoria de las Finales (97-105) para sellar el triunfo de un estilo, de una forma de entender el baloncesto. Aficionados al borde de sus asientos con el vértigo subido al estómago mientras un tiro imposible de Stephen Curry surca el aire. Los '¡Ohhh!' cuando entraban. Los '¡Ahhh!' las pocas veces que golpeaban el aro. Baloncesto a pecho descubierto y con sonrisa de niño travieso.

Cuando los Golden State Warriors ganaron en 1975 su primer anillo contra los Washington Bullets, se tuvo por una de las grandes sorpresas de la historia. Por contra en este 2015 han sido el mejor equipo desde el primer día del curso y hasta el último. Habla del enorme mérito de los Cleveland Cavaliers, y en particular de LeBron James, que sin dos de sus tres estrellas y un grupo de actores de reparto sin mayor gloria hicieran de éstas unas Finales reñidas. Pero cada página de épica llevaba atada una factura imposible y el cansancio acabó atrapando a todos. Incluido al propio LeBron, agotado ya de pelear contra un muro. El de unos Warriors que se han alzado con un anillo incontestable.

"Todo el mundo habla de [nuestros triples]. Pero también hemos sido la mejor defensa de la NBA", reclamaba Steve Kerr en su rueda de prensa. Porque si esos fuegos artificiales han sido su cara más reconocible, la muralla que tejen en torno a su aro ha sido la base de incontables victorias. Para ser más concretos: los Golden State Warriors han estado a punto de ser el segundo equipo capaz de cerrar una misma temporada regular como el mejor ataque y la mejor defensa. Ese honor, al menos por ahora, seguirá tan sólo en manos de los Chicago Bulls de la 1995-96, los de las 72 victorias... y Kerr saliendo desde el banquillo.

Cuentan que en el primer entrenamiento de la pretemporada, Steve Kerr sorprendió a la plantilla con ejercicios básicos de pase y bote, más propios de un campus de verano para niños que de un equipo profesional. Era una manera distinta de hacer una declaración de intenciones: volver a lo más básico para levantar desde ahí un ataque monumental. Su otra tarea fue convencer a Andre Iguodala de que saliera desde el banquillo por primera vez en su carrera (más de 800 partidos), como también tendría que hacer con David Lee cuando se dio cuenta de que el equipo funcionaba mucho mejor con Draymond Green. "Todos se han sacrificado y todos estaban comprometidos para ganar. Eso era lo único que importaba".

Un buen guión del destino ha querido que sea precisamente Andre Iguodala el MVP de estas Finales. Había sido el único capaz de contener -en lo posible- a un soberbio LeBron James durante los tres primeros partidos, pero fue su regreso al quinteto titular en el cuarto lo que cambió la eliminatoria. Noche tras noche ha sido el jugador más fiable de Golden State contra los Cavaliers en los dos aros, incluida una última que terminó con 25 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias. Un candado en defensa y un jugador inteligentísimo en ataque. Un símbolo de estos Warriors.
De 0 a 100 en tres años

Hace sólo tres años, el Oracle Arena se lanzó encima de Joe Lacob, el dueño de los Golden State Warriors, después del traspaso de Monta Ellis. El diminuto escolta era entonces la estrella del equipo y entendían, no sin razón, que traspasarlo por un pívot lesionado como Andrew Bogut era tirar la temporada. Así lo parecía de entrada, pero este anillo ha nacido de aquella decisión: el pívot australiano ha resultado un pilar en defensa, aunque perdiera su sitio en los dos últimos partidos de las Finales; gracias en parte a los malos resultados, ese verano la franquicia seleccionó en el draft a Harrison Barnes y Draymond Green, otros dos titulares; y sobre todo era la manera de entregar oficialmente las llaves del equipo a Stephen Curry.

El ascenso de los Golden State Warriors ha ido de la mano de Curry, que ha crecido hasta convertirse en uno de los mayores fenómenos del baloncesto actual. Su relación con el aro ha redefinido los conceptos de 'posible' o 'imposible', de buenos o malos tiros, y a partir de la desmedida atención que exige de los rivales se ha desenvuelto el ataque californiano. Un equipo versátil, extremadamente flexible y generoso en los esfuerzos. Demasiado profundo para unos Cleveland Cavaliers que llegaron heridos de muerte.

Ni siquiera la actuación sobrehumana de LeBron James, una de las más completas que ha visto la historia de las Finales (35.8 puntos, 13.3 rebotes, 8.8 asistencias), ha cambiado el desenlace. Como si fuera un Atlas moderno, cargó todo el peso del equipo a sus hombros, y hasta hizo de una eliminatoria tan sumamente desequilibrada un combate abierto. Hasta que el cansancio, la lógica y, sobre todo, uno de los equipos más dominantes de la historia lo derrotaron. 40 años después, los Golden State Warriors son campeones.

martes, 16 de junio de 2015

Curry pone a Warrios en ventaja

El base Stephen Curry cumplió su palabra al decir que en el quinto partido de las Finales de la NBA los Warriors jugarían más que nunca como equipo y buscarían el triunfo y eso fue lo que consiguieron al vencer 104-91 a los Cavaliers de Cleveland.

Curry hace historia. Además de jugar como equipo, los Warriors también tuvieron en Curry al líder y figura que aportó 37 puntos, incluidos siete triples, que lo hicieron surgir en los momentos decisivos del cuarto período cuando Golden State rompió el marcador a su favor. Curry logró 17 puntos en el cuarto espacio cuando James, que volvió a aportar un triple-doble, el tercero en la serie, ya había desaparecido al igual que todo el equipo que se vieron superados con parcial de 19-7. El líder encestador de los Warriors se convirtió en el quinto que anotó 17 tantos en el cuarto período de un partido de las Finales de la NBA en los últimos 40 años. Los otros fueron Shaquille O'Neal (2000 Lakers), Dwyane Wade (2006 Heat), Russell Westbrook (2012 Thunder) y Kevin Durant (2012 Thunder).

De ganar se consagrarían campeones. "Hemos trabajado duro durante toda la temporada para estar en la actual situación, la de tener la ventaja de 3-2 en la serie y llegar a Cleveland con todas las posibilidades de acabarla", destacó Curry quien empata con Ray Allen como segundo jugador con más triples encestados en las Finales de la NBA al llegar a los 22 y está a solo cuatro de superar al escolta Danny Green, de los Spurs, que tiene 26 y es el líder.

Ahora, los Warriors, como había adelantado también Curry están con todo a su favor para asegurarse el título de liga, pero antes tendrán que ganar un partido más, que puede ser el del martes cuando en el Quicken Loans Arean, de Cleveland, se enfrenten de nuevo ambos equipos.

lunes, 15 de junio de 2015

UFC® LLEGA A MONTERREY CON LA FINAL DE THE ULTIMATE FIGHTER LATINOAMÉRICA 2

La empresa ha confirmado que el próximo 21 de noviembre se llevará a cabo el segundo evento del año en México en la Arena Monterrey, con boletos a la venta empezando el 11 de septiembre

Las Vegas, 13 de junio, 2015. – El UFC® confirmó que el próximo 21 de noviembre la Arena Monterrey será el escenario para el segundo evento de 2015 en México cuando se lleve a cabo la final del reality show The Ultimate Fighter® Latinoamérica 2. Los boletos para la función estarán disponibles empezando el 11 de septiembre por www.superboletos.com.

Tras programar el UFC 188: Caín vs Werdum en la Ciudad de México para el próximo 13 de junio, la empresa decide llevar uno de los mejores espectáculos de Artes Marciales Mixtas al norte del país con los emocionantes combates que decidirán a los ganadores de la segunda edición de este programa.

Cabe recordar que durante la primera temporada de The Ultimate Fighter® Latinoamérica, los mexicanos Yair Rodríguez y Alejandro Pérez resultaron los campeones en sus respectivas categorías durante el UFC 180, primer evento realizado en México.

Ahora, serán 16 nuevos peleadores de México, Argentina, Chile, Panamá, Nicaragua, Paraguay, Honduras, Perú y España, comandados por Efraín Escudero y Kelvin Gastelum, quienes estarán buscando el sueño de conseguir un contrato con el UFC y ser parte de la cartelera del próximo 21 de noviembre en la Arena Monterrey.


Participantes The Ultimate Fighter® Latinoamérica 2:

Pesos Welter

Alvaro Herrera (México)

Enrique Marín (España)

Erick Montaño (México)

Héctor Aldana (México)

Kevin Medinilla (Argentina)

Marco Olano (Perú)

Vernon Ramos (Panamá)

Wilmer Fernández (Honduras)


Pesos Ligeros

Cesar Arzamendia (Paraguay)

Christhian Soto (Nicaragua)

Daniel Salas (México)

Enrique Barzola (Perú)

Horacio Gutiérrez (México)

Jonathan Ortega (Chile)

Oliver Meza (Panamá)

Polo Reyes (México)



Para más información visite www.UFCNetwork.com y siga al UFC® en Facebook.com, Twitter e: Instagram: @ UFCNetwork.

LeBron James:"Soy el mejor jugador del mundo"

A pesar de que su equipo está por detrás 3-2 en las Finales, LeBron James, que no dudó en calificarse como "el mejor jugador del mundo", confía en que los Cavaliers forzarán un séptimo encuentro.

Preguntado sobre la confianza que está exhibiendo a lo largo de toda la eliminatoria y si es debido a las lesiones de su equipo y a que los expertos consideran que no son los favoritos, el alero estrella de Cleveland contestó: "No. Me siento con confianza porque soy el mejor jugador del mundo. Así de sencillo".

James, que está promediando 36,6 puntos, 12,4 rebotes y 8,8 asistencias en la serie, dijo que el equipo de David Blatt tiene suficientes recursos para imponerse en el sexto partido.

"Vamos a proteger nuestra casa y a volver aquí. Vamos a pensar primero en el martes. Pero si protegemos nuestra casa como somos capaces de hacer, forzaremos el séptimo encuentro", manifestó.

El jugador, asimismo, comentó que la alineación de jugadores pequeños por la que apostó el técnico de los Cavaliers no perjudicó las opciones de los suyos.

"Ha habido muchas cosas que nos han hecho daño esta noche. Stephen Curry es una de ellas. Pero eso no ha tenido que ver con el hecho de jugar con pequeños. Creo que estuvimos mucho más activos que en el cuarto partido", declaró.

Por su parte, Curry señaló que desea con todas sus fuerzas hacerse con el anillo de campeón de la NBA.

"Es una temporada larga y todo se decide en estos últimos momentos", indicó el base.

"Hemos luchado duro todo el año y estamos en una buena situación. Esperamos poder cerrar la serie en Cleveland. Tenemos confianza. Hoy, tras ganar, el vestuario estaba igual que tras una victoria en temporada regular", añadió.

Además, el técnico David Blatt defendió su decisión de sentar durante muchos minutos al pívot Timofey Mozgov, que anotó 28 puntos en el anterior duelo.

"Sentí que debíamos responder a lo ocurrido en el anterior encuentro (...) ¿Cometí un error al sentarlo? Cuando uno es entrenador debe tomar decisiones. Pensé que de esa manera tendríamos más oportunidades de ganar", apuntó.

Por último, Steve Kerr tuvo palabras de reconocimiento para la actuación de Curry.