Deportes americanos

lunes, 10 de julio de 2017

Scola deja la NBA tras 10 años y 5 clubes para seguir su carrera en China

Luis Scola, ala pivote y capitán del seleccionado argentino de baloncesto, puso punto final a sus diez años de experiencia en la NBA y continuará su carrera en el Shanxi Brave Dragons de la Liga CBA de China.

A los 37 años y luego de cinco experiencias en la liga estadounidense: Houston Rockets (2007-2012), Phoenix Suns (2012-2013), Indiana Pacers (2013-2015), Toronto Raptors (2015-2016) y Brooklyn Nets (2016-2017), el argentino decidió cambiar de rumbo.

En la liga más importante del mundo, el argentino promedió 12 puntos, 6,7 rebotes y 1,6 asistencias, antes de este desembarco en China, un mercado que lo conoce muy bien del tiempo que fue compañero de Yao Ming en los Rockets.

El jugador nacido en Buenos Aires se formó e hizo los primeros años de su carrera en Ferrocarril Oeste (1995-1998) para luego iniciar nueve años en la Liga ACB de España: primero en Gijón (1998-2000) y luego en Baskonia (2000-2007), con el que ganó una Liga, tres Copas del Rey y otras tres Supercopas de España.

Luego de su desvinculación de los Brooklyn Nets, tanto el Baskonia como San Lorenzo, actual campeón de la Liga argentina, buscaron contratarlo para la próxima temporada pero Scola optó por China como su futuro.

Con la casaca albiceleste, Scola es un emblema de la "Generación Dorada" que logró la histórica consagración en los Juegos de Atenas 2004, el bronce en Pekín 2008 y el segundo puesto en el Mundial de Indianápolis 2002.

Además en su palmarés con la selección argentina figuran los títulos FIBA Américas 2001 y 2011, el subcampeonato en el FIBA Américas 2015 y el oro en el FIBA Diamond Ball 2008.

Entre sus distinciones individuales fue cuatro veces "Jugador más valioso"´ del Torneo FIBA Américas y máximo anotador Mundial 2010 con 244 puntos, un promedio de 27,1 tantos por partido y dos veces "Jugador más valioso" de la Liga ACB (2005 y 2007).

Harden tiene el contrato más jugoso en la historia de la NBA, seguirá con los Houston Rockets



Los Houston Rockets firmaron este sábado a su estrella James Harden una extensión de contrato por un valor reportado de 228 millones de dólares, el contrato más jugoso en la historia de la NBA.

El diario Houston Chronicle informó que el valor exacto del acuerdo, que mantendrá a Harden bajo contrato por seis años, dependerá de las futuras cifras de salarios de la liga.

Harden estará ligado a la franquicia tejana hasta la temporada 2022-23.

"Houston es un hogar para mí. El propietario Leslie Alexander ha demostrado que está totalmente comprometido a ganar y mis compañeros y yo vamos a seguir poniendo empeño en el trabajo para mejorar y competir por el título", acotó Harden en un comunicado.

El base de Houston aún gozaba de dos años de contrato por 59 millones de dólares y firmó ahora una extensión de cuatro temporadas hasta de 169 millones de dólares, o alrededor de 228 millones de dólares en las próximas seis temporadas.

El líder de Houston ganará un promedio de más de 42 millones de dólares por año.

Para lograr estas cantidades récord, Harden se acogió a una disposición especial en los convenios colectivos que regulan extensiones de contrato, y de la que sólo unas pocas superestrellas podrían beneficiarse.

Los Rockets aseguran una pieza clave en la maquinaria que están conformando con vistas a la próxima campaña, y que incluye al recién llegado base All-Stars Chris Paul, además de alcanzar un acuerdo con los New York Knicks para adquirir al canastero estrella Carmelo Anthony.

Líder pasador de la temporada pasada, Harden terminó segundo en la votación del MVP de la liga de baloncesto norteamericana (NBA), detrás de Russell Westbrook.

"Desde que llegó a Houston, James ha exhibido la increíble ética de trabajo, el deseo de ganar, y la pasión por ser el mejor que lo ha convertido en uno de las más singulares y talentosas superestrellas en la historia del juego", dijo Leslie Alexander, dueño de la franquicia.

La pasada temporada, Harden lideró la NBA en asistencias, con un promedio de 11.2 por juego y fue el segundo mejor anotador con un promedio de 29,1 puntos por partido.

También tuvo las mejores marcas de su carrera en puntos, asistencias y rebotes (8.1) por tercera campaña consecutiva.

Se convirtió en el único jugador en la historia de la NBA en conseguir al menos 2.000 puntos, 900 asistencias y 600 rebotes en la misma temporada. (08/07/2017)

James Harden destronó a Stephen Curry y tendrá el mejor contrato de la NBA

A una semana del récord alcanzado por la estrella de los Golden State Warriors, Stephen Curry, Jame Harden pasó a convertirse en el mejor pagado de la historia de la NBA. Tras una increíble temporada, el base de los Houston Rockets destronó a Curry, quien había sido noticia pocos días atrás al confirmarse los 201 millones de dólares de salario, hasta ese momento, el más importante de la historia. Sin embargo, la franquicia tejana tenía guardado un contrato demencial para su máxima figura.

James Harden, a quien aún le quedaba un vínculo de dos años, renovó por cuatro y cobrará 228 millones de dólares hasta la temporada 2022-23, siendo el mejor contrato en la historia del básquetbol.

"Houston es un hogar para mí. El propietario Leslie Alexander ha demostrado que está totalmente comprometido a ganar y mis compañeros y yo vamos a seguir poniendo empeño en el trabajo para mejorar y competir por el título", expresó el Barba en un comunicado.

El valor exacto del acuerdo que mantendrá por estos seis años dependerá de las futuras cifras de salarios de la liga, informó el diario Houston Chronicle. El Barba, quien aún contaba con dos años de contrato por un total de 59 millones de dólares, logró la extensión de cuatro temporadas por 169 millones de dólares, dejando un monto total para las próximas seis temporadas de alrededor de 228 millones.

De esta manera, el líder de Houston tendrá un salario promedio de más de 42 millones de dólares por año (más de US$ 570.000 por cada uno de los 82 partidos de la temporada regular). Su extensión del vínculo entrará en vigencia en la temporada 2019-2020 y recibirá un salario de 37,8 millones de dólares y las siguientes campañas el incremento será de 40,8, 43,8 y 46,8 millones de dólares respectivamente.

Como sucedió con Stephen Curry, el primero en alcanzar una mejora récord en su contrato, Harden logró una disposición especial en los convenios colectivos que regulan extensiones de contrato, la cual unas pocas superestrellas pueden beneficiarse.

Este convenio colectivo alcanzado entre los dueños de los equipos y los representantes de los jugadores define un tope salarial por equipo estimada en 99 millones y es impulsada por la entrada en vigor de los nuevos derechos de televisión.

"Es un placer para mí anunciar que llegamos a un acuerdo con James Harden para realizar una extensión del contrato. Desde que llegó a Houston, James exhibió su increíble trabajo, su deseo de ganar, su pasión para ser el mejor lo que lo convirtió en uno de las más talentosas súper estrellas en la historia de este juego", aseguró Leslie Alexander, dueño de la franquicia.

Harden tuvo un gran cierre en la temporada pasada, en la que finalizó segundo en la votación del MVP de la NBA, detrás de Russell Westbrook. El Barba lideró los números en asistencias (11.2 de promedio por juego) y fue el segundo mejor anotador (29,1 de promedio por partido).

También logró las mejores marcas de su carrera en puntos, asistencias y rebotes (8.1) por tercera campaña consecutiva, además de convertirse en el único jugador en la historia de la NBA en alcanzar al menos 2.000 puntos, 900 asistencias y 600 rebotes en la misma temporada.

Con el blindaje de James Harden, los Houston Rockets aseguran una pieza clave en su búsqueda de armar un gran equipo con vistas a la próxima temporada. Luego de la contratación del base All-Stars Chris Paul, la franquicia tejana se encuentra en plena búsqueda de lograr un acuerdo con los New York Knicks por su estrella Carmelo Anthony.


EEUU y Panamá empatan (1-1) en la Copa de Oro

La selecciones de Estados Unidos y Panamá igualaron ayer (1-1) en el partido inaugural del grupo B de la 14va edición de la Copa Oro.

Los tantos se marcaron en la segunda parte al minuto 50 Dominic Dwyer para EEUU y en el 60 a través del volante Miguel Camargo, para Panamá.

Este resultado beneficia a los dos equipos, favoritos del grupo para estar en los cuartos de final del certamen.

En el cotejo, que se disputó en el Nissan Stadium de Nashville, Panamá estuvo mejor colocado en el terreno de juego, con un buen toque de balón, seguridad en el pase y además hizo una gran defensa, lo que impidió que EEUU estuviese cómodo.

Sin embargo, fue el equipo de las Barras y Estrellas el que tuvo las oportunidades más claras de gol con dos tiros a puerta, incluido el del volante Kelyn Rowe que el portero panameño José Calderón evitó con un rechazo.

Panamá respondió de inmediato, de contragolpe. A los 27 minutos fue otro volante, Miguel Camargo, el que exigió al veterano guardameta de Estados Unidos, Brad Guzan, quien envió el balón a tiro de esquina.

La segunda parte mantuvo la misma tónica, pero con las fuerzas físicas condicionadas por el esfuerzo extra realizado debido a la alta temperatura (superior a 35 grados).

El próximo encuentro de EEUU será contra Martinica y Panamá enfrentará a Nicaragua en la doble jornada que se va a protagonizar el miércoles en el Raymond James Stadium, de Tampa Bay (Florida).

sábado, 8 de julio de 2017

Villa y Kaká en el once de la MLS que se enfrentará al Real Madrid el 2 de agosto

El español David Villa (New York City) y el ex del Real Madrid Kaka (Orlando City) encabezan el listado de jugadores de la MLS que disputarán el próximo 2 de agosto un partido amistoso ante los de Zinedine Zidane en Chicago (Estados Unidos).

Para Villa, máximo goleador histórico de la selección española con 59 tantos, no será nuevo enfrentarse al Real Madrid, pues ya lo había hecho años atrás cuando vistió la camiseta de equipos como Valencia, Barcelona y Atlético de Madrid.

El brasileño Kaka, por su parte, se enfrentará al equipo al que perteneció desde 2009 hasta 2013 y en el que dejó un registro de 29 goles y 33 asistencias.

EFE

sábado, 1 de julio de 2017

Curry renueva con los Warriors por 201 millones, el mayor contrato de la NBA



El baloncestista estadounidense Stephen Curry jugará cinco años más con los Golden State Warriors por 201 millones de dólares, el contrato más jugoso en la historia de la NBA, informó su agente Jeff Austin.

El base de 29 años es la primera estrella de la NBA que firmará un contrato superior a los 200 millones de dólares, cuando este sábado se abra la ventana para la firma de agentes libres.

Según informó Austin el viernes a la cadena ESPN, el megacontrato de Curry podría convertirse en la norma para las mayores superestrellas de la NBA.

Curry, que en sus ocho años en la NBA ha jugado siempre en los Warriors, ganó su segundo campeonato en tres años a principios de junio, cuando Golden State derrotó por 4-1 en la final a los Cleveland Cavaliers, entonces campeones vigentes.

El base de los Warriors, nombrado dos veces Jugador Más Valioso de la NBA, terminó el contrato de cuatro años y 44 millones de dólares que firmó en la época en que había serias preocupaciones sobre la salud de sus tobillos.

Cuatro veces All Star, Curry terminó la temporada regular promediando 25,3 puntos por partido y por cinco temporadas consecutivas ha encabezado la liga en canastas de tres puntos.

El mercado se estremece

La víspera de la apertura de la agencia libre ha sido pródiga en noticias de nuevos contratos multimillonarios y canjes entre equipos.

El viernes también se supo que el alero Blake Griffin firmará un nuevo acuerdo de cinco años con Los Angeles Clippers. El diario Los Angeles Times y ESPN informaron de que Griffin renovó por 173 millones de dólares, después de desechar las reuniones programadas con los Phoenix Suns y los Denver Nuggets.

Ha sido una semana tumultuosa para los Clippers, que el miércoles vieron irse a su base estrella Chris Paul a los Houston Rockets en un movimiento adelantado a la agencia libre. Se reveló que Paul se unió a los Rockets después de una riña con el entrenador Doc Rivers.

Curry seguramente no será el único en superar la cifra simbólica de 200 millones: también está en lista el superastro y MVP de la temporada de 2016-17, Russell Westbrook, que debe continuar su aventura con Oklahoma City.

La TV provoca explosión salarial

Esta explosión de salarios, que se rige por un convenio colectivo negociado entre los dueños de los equipos y los representantes de los jugadores, también define un tope salarial por equipo estimado en 99 millones, y es impulsada por la entrada en vigor de los nuevos derechos de televisión.

La NBA ahora recibe 2.700 millones de dólares al año, frente a los 930 millones de temporadas anteriores. Al filo de la medianoche del viernes, la NBA anunció que el techo salarial se ha fijado en 99,093 millones de dólares por equipo para la temporada 2017-18.

El nivel de impuestos para la misma campaña será de 119.266 millones. El límite salarial y el nivel de impuestos entran en vigor a las 12h01 del sábado 1 de julio, cuando comience el "período de moratoria" de la liga y los equipos puedan comenzar a negociar con agentes libres.

viernes, 23 de junio de 2017

Compran camiseta de Jordan en $us 273.904

Lleva más de una década retirado pero sigue batiendo récords. Y es que todo lo que esté relacionado con Michael Jordan se revaloriza como si se tratase de Frank Sinatra o los Beatles. Lo último ha sido una camiseta usada por His Airness en los Juegos Olímpicos de 1984, donde hizo su triunfal presentación al mundo. En una subasta se vendió la polera en un precio récord de 273.904 dólares.

lunes, 19 de junio de 2017

Así se construyeron los Warriors



Tal y como reza el dicho popular ‘Roma no se construyó en un día’ y un equipo campeón no se hace de la noche a la mañana.

Y mucho menos en la NBA, la mejor liga de baloncesto del mundo, donde cualquier operación tiene una enorme transcendencia y el camino para confeccionar una plantilla ganadora está llena de aciertos y, cómo no, de algún que otro error.

Para completar el ‘círculo’ y confeccionar la plantilla que les ha llevado hasta el anillo en este 2017, los Golden State Warriors han tardado, ni más ni menos, que ¡8 temporadas!

Llegados a este punto, también conviene recordar que Golden State ya se proclamó campeón de la NBA en la 2014/15, con varios jugadores que fueron importantes en la consecución del título pero que ya no forman parte de la plantilla actual, como Harrison Barnes, Andrew Bogut, Leandro Barbosa, Festus Ezeli, Brandon Rush o Marresse Speights.

Así pues, el mérito de los actuales Warriors es doble: crear un equipo campeón, perder unas Finales de la NBA, y saberse reinventar para volver a ganar al año siguiente, conservando sus piezas más importantes.

Curry, el primer eslabón

La primera piedra de este equipo campeón la pusieron en el Draft de 2009, cuando eligieron con el nº7 a un tal Stephen Curry, más conocido por entonces por destacar como anotador en una pequeña universidad (Davidson) y, sobretodo, por ser el hijo de Dell Curry, exjugador de la NBA en la década de los 90.

También era hijo de un exjugador de la NBA el segundo eslabón de la cadena: Klay Thompson, hijo de Mychal Thompson (ex Blazers y Lakers y todo un nº1 del Draft de 1978), escogido en el nº11 del Draft de 2011.

Al año siguiente, los Warriors siguieron mostrando un gran ojo para captar talento al escoger a Draymond Green en el nº35 del Draft de 2012. El trío más decisivo para la franquicia en el último lustro, ya estaba en la Bahía de Oakland. Las bases, pues, ya estaban puestas.

Las dos siguientes piezas fundamentales para entender los éxitos de Golden State no llegaron a través del draft, sino a través de un traspaso (Andre Iguodala, en la 13/14) y de la ‘agencia libre’ (Shaun Livingston, en la 14/15).

Aunque si un elemento ha resultado decisivo para entender a los actuales Warriors, este es, sin duda, Steve Kerr, entrenador y principal ‘culpable’ del juego vistoso, alegre y muy ofensivo que practican los de la Bahía de Oakland, y que se hizo cargo del banquillo de Golden State a principios de la 2014/15.

Llega Durant y, de nuevo, campeones

Con esta base, se consiguió el anillo en 2015. Pero tras perder ante Cleveland la temporada pasada, se necesitaba un golpe de efecto. Y éste llegó (vaya si llegó) con nombre y apellido: Kevin Durant, uno de los mejores jugadores de la NBA y que completaría uno de los mejores quintetos titulares de la historia de la liga.

Pero la llegada de Durant provocó muchas bajas (Barnes, Bogut, Ezeli, Speights,...) y la llegada de varios veteranos con sueldos bajos, como David West, Zaza Pachulia o JaVale McGee, además de un par de rookies como Damian Jones o, sobretodo, Patrick McCaw, quién ha tenido un destacado papel en las recientes Finales de la NBA.

La última pieza de la plantilla de los Warriors campeones en este 2017 llegó en el mes de marzo de este mismo año y tiene detrás una interesante historia. Todo estaba listo para la llegada del base español José Manuel Calderón (ya había firmado e incluso tenía número y camiseta), pero una inoportuna lesión de Durant hizo que la dirección deportiva de Golden State optara finalmente por un viejo conocido: Matt Barnes, un veterano alero que ya había militado en la franquicia entre 2006 y 2008.