Deportes americanos

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Quedan definidas plantillas de Pro Bowl



El regreso triunfal de Michael Vick incluye ahora un inicio de Pro Bowl después de que fuera votado para el partido todo estrellas este martes.
Tom Brady

Brady

Michael Vick

Vick

El mariscal de campo de los Philadelphia Eagles, quien estuvo fuera de la liga por dos temporadas mientras cumplía una pena de prisión por estar involucrado en una operación de peleas de perros, iniciará para la NFC en el cotejo del 30 de enero, a jugarse en Honolulu, Hawaii.

Vick alcanzó tres Pro Bowls con los Atlanta Falcons antes de ser suspendido por la liga. Esta temporada, ha pasado de ser un reserva poco utilizado al líder receptor de la NFC, convirtiéndose en el catalizador de la dinámica ofensiva de Philadelphia. Los Eagles contaron con cinco jugadores seleccionados.

Los Falcons, quienes lideran a la NFC con un registro de 12-3, tienen el mayor número de jugadores elegidos, con siete, incluyendo al mariscal de campo Matt Ryan, el receptor abierto Roddy White y el ala defensiva John Abraham. Los New England Patriots (13-2), líderes en la AFC, cuentan con seis jugadores de Pro Bowl, comenzando por el mariscal de campo Tom Brady.

Los Baltimore Ravens, Green Bay Packers y Dallas Cowboys también tuvieron a cinco jugadores seleccionados, cada, uno, por votos de jugadores, entrenadores y aficionados.

Cuatro novatos fueron elegidos, con el tackle defensivo Ndamukong Suh de los Detroit Lions nombrado titular para la escuadra de la NFC. El esquinero Devin McCourty de New England, el especialista en devoluciones Marc Mariani de los Tennessee Titans, y el centro Maurkice Pouncey de los Pittsburgh Steelers, fueron elegidos para el cuadro de la AFC.

Los equipos que no fueron representados son los Buffalo Bills, Cincinnati Bengals, Seattle Seahawks y Tampa Bay Buccaneers.

Las plantillas completas para el próximo Pro Bowl quedaron conformadas de las siguiente manera:

AFC OFENSIVA

Mariscales de campo
* Tom Brady, New England
Philip Rivers, San Diego
Peyton Manning, Indianapolis

Corredores
* Maurice Jones-Drew, Jacksonville
Arian Foster, Houston
Jamaal Charles, Kansas City

Fullback
* Vonta Leach, Houston

Receptores abiertos
* Andre Johnson, Houston
* Reggie Wayne, Indianapolis
Brandon Lloyd, Denver
Dwayne Bowe, Kansas City

Alas cerradas
* Antonio Gates, San Diego
Marcedes Lewis, Jacksonville

Centros
* Nick Mangold, N.Y. Jets
Maurkice Pouncey, Pittsburgh

Guardias
* Kris Dielman, San Diego
* Logan Mankins, New England
Brian Waters, Kansas City

Tackles
* Jake Long, Miami
* Joe Thomas, Cleveland
D'Brickashaw Ferguson, N.Y. Jets

AFC DEFENSIVA

Alas defensivas
* Dwight Freeney, Indianapolis
* Robert Mathis, Indianapolis
Jason Babin, Tennessee

Linieros defensivos interiores
* Haloti Ngata, Baltimore
* Vince Wilfork, New England
Richard Seymour, Oakland

Apoyadores medios/internos
* Ray Lewis, Baltimore
Jerod Mayo, New England

Apoyadores externos
* James Harrison, Pittsburgh
* Cameron Wake, Miami
Terrell Suggs, Baltimore

Esquineros
* Nnamdi Asomugha, Oakland
* Darrelle Revis, N.Y. Jets
Devin McCourty, New England

Profundo fuerte
* Troy Polamalu, Pittsburgh

Profundos libres
* Ed Reed, Baltimore
Brandon Meriweather, New England

AFC ESPECIALISTAS

Pateador de despeje
Shane Lechler, Oakland

Especialista en devoluciones
Marc Mariani, Tennessee

Pateador de lugar
Billy Cundiff, Baltimore

Especialista en coberturas de patada
Montell Owens, Jacksonville

NFC OFENSIVA

Mariscales de campo
* Michael Vick, Philadelphia
Matt Ryan, Atlanta
Drew Brees, New Orleans

Corredores
* Michael Turner, Atlanta
Adrian Peterson, Minnesota
Steven Jackson, St. Louis

Fullback
* Ovie Mughelli, Atlanta

Receptores abiertos
* Roddy White, Atlanta
* Calvin Johnson, Detroit
DeSean Jackson, Philadelphia
Greg Jennings, Green Bay

Alas cerradas
* Jason Witten, Dallas
Tony Gonzalez, Atlanta

Centros
* Andre Gurode, Dallas
Shaun O'Hara, N.Y. Giants

Guardias
* Jahri Evans, New Orleans
*Chris Snee, N.Y. Giants
Carl Nicks, New Orleans

Tackles
* Jason Peters, Philadelphia
* Jordan Gross, Carolina
Chad Clifton, Green Bay

NFC DEFENSIVA

Alas defensivas
* Julius Peppers, Chicago
* John Abraham, Atlanta
Justin Tuck, N.Y. Giants

Linieros defensivos interiores
* Ndamukong Suh, Detroit
* Jay Ratliff, Dallas
Justin Smith, San Francisco

Apoyadores medios/internos
* Patrick Willis, San Francisco
Brian Urlacher, Chicago

Apoyadores externos
* Clay Matthews, Green Bay
* DeMarcus Ware, Dallas
Lance Briggs, Chicago

Esquineros
* Asante Samuel, Philadelphia
* Charles Woodson, Green Bay
DeAngelo Hall, Washington

Profundo fuerte
* Adrian Wilson, Arizona

Profundos libres
* Nick Collins, Green Bay
Antrel Rolle, N.Y. Giants

NFC ESPECIALISTAS

Pateador de despeje
Mat McBriar, Dallas

Especialista en devoluciones
Devin Hester, Chicago

Pateador de lugar
David Akers, Philadelphia

Especialista en coberturas de patada
Eric Weems, Atlanta


La NFL dona un millón de dólares

La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) tiene previsto donar este año más de un millón de dólares a la Asociación Americana contra el Cáncer como resultado de la campaña de concienciación que ha realizado durante la competición de la temporada regular.

La NFL confirmó ayer, que los fondos conseguidos a través de la liga servirán para dar apoyo nacional y local a todas las iniciativas que la Asociación Americana contra el Cáncer presenta a través de las 5.100 comunidades donde tiene presencia a través de todo el país.

La NFL estableció el programa "Una Captura Crucial" para animar a las mujeres de 40 y mayores a que se hagan un mamograma anualmente como prevención para luchar contra el cáncer de pecho.

Blake Griffin, Luis Scola y Kevin Love están en gran nivel pero en malos equipos

Elegir a un equipo para el Juego de Estrellas nunca es fácil, pero en la Conferencia Oeste, quizás esta temporada resulte particularmente difícil.

Aunque el Este y el Oeste no están tan distanciados en las posiciones, siguen estando a millas de distancia en cuanto al poder de sus estrellas. Una vez más nos encontramos hurgando en el fondo del barril para llegar a 12 jugadores que sean merecedores de un lugar en el equipo del Este, mientras que en el Oeste tenemos que seleccionar entre varias opciones.

Además, el Oeste ofrece un particular giro esta temporada que podría resultar poco usual para los entrenadores que tengan que elegir -el alto volumen de jugadores que están teniendo temporadas estelares en equipos malos.

El proceso de esta temporada podría arruinar el estándar, o sea, llenar la boleta con jugadores de equipos ganadores y seleccionar solamente a algún jugador por debajo de la marca de .500 si tiene un caso sobresaliente para su inclusión. Y por "sobresaliente" estoy hablando del nivel de KG en Minnesota.

De hecho, los entrenadores del Oeste podrían llenar el plantel simplemente optando por jugadores de los equipos con los siete mejores registros, y terminarían con 12 selecciones defendibles: Kobe Bryant, Pau Gasol, Chris Paul, Carmelo Anthony, Deron Williams, Russell Westbrook, Kevin Durant, Dirk Nowitzki, Tim Duncan, Manu Ginobili, Tony Parker y Paul Millsap o David West. Dada la tendencia histórica en este departamento, hay una fuerte chance de que esto suceda.

Por otro lado, una lista de los 16 mejores jugadores del Oeste (hay que tener acceso a ESPN Insider para visualizarlo) en estimado de victorias agregadas (EWA) incluye a sólo nueve de esos jugadores, dándonos siete lugares para las clases bajas del Oeste con razonables opciones para el All-Star. Echémosle un vistazo y veamos quién podría ser incluido:

Kevin Love, Minnesota (PER 23.67)
El equipo de Love acumula un récord de 8-24, lo cual normalmente lo convertirían en persona no grata para los entrenadores que deben elegir a los Jugadores para el All-Star. En este caso, sin embargo, su ficha puede ser tan abrumadora que merezca estar. Love lidera la liga en rebotes con fenomenales 15.3 por partido, pese a que su entrenador limitó sus minutos al comienzo de la temporada. Además está promediando 20.6 puntos por juego con alta eficacia, incluido una marca de 44.1 por ciento en triples, y es clave desde la línea (87.6 por ciento). Siendo ganador de la medalla de oro con el Team USA y con tendencia a obtener totales de rebotes insólitos, sus proezas estadísticas podrían otorgarle una mirada más atenta de los entrenadores.

¿Podrá todo esto anteponerse al nombre del equipo en el frente de su camiseta? Basado en la historia, tengo mis dudas, especialmente considerando cuán cargada está la posición de ala-pivote en el Oeste -será fácil para los entrenadores encontrar alternativas. Sin embargo, el juego de Love hasta ahora lo convierte en un candidato difícil de ignorar: en un mundo justo estaría adentro, pero puede que este no sea el caso.

Steve Nash, Phoenix (PER 23.63)
Puede que no haya mucho lugar entre los perimetrales del Oeste, considerando que Bryant, Paul, Westbrook, Williams y Ginobili son elecciones casi seguras, dejando como máximo un lugar en el plantel. Jugadores como Nash y Kevin Martin batallarán con Parker por ese lugar.

Lo cual, irónicamente, podría dejar a Nash fuera a pesar de estar amenazando con superar su mejor marca histórica en PER. Los totales de Nash cada 40 minutos (21.0 puntos, 13.1 asistencias) siguen siendo fenomenales, y a pesar de estar raramente impreciso en triples, su porcentaje de tiro real de 61.5 es estelar por tercera temporada al hilo.

Desafortunadamente, el desmembramiento de los Suns podría ir en su contra a la hora de la votación. Debido al récord de Phoenix, debajo de los .500, los entrenadores estarán más dispuestos a ignorarlo a favor de Parker; y jugando en una Conferencia Oeste donde tres bases armadores son candidatos al JMV, no le favorece demasiado a Nash, incluso siendo él mismo dos veces JMV.

De todas maneras, argumentaría que es más valioso que Parker como el sexto base del Oeste, y si surge alguna lesión, será fácil elegirlo como reemplazo.

Kevin Martin, Houston (PER 22.58)
Aquí va una estadística increíble para ustedes: Martin lidera la liga en triples y tiros libres convertidos. Podría convertirse en el primer jugador en la historia en lograrlo si se mantiene durante el resto de la temporada.

Más increíble es que lo está haciendo jugando sólo 31.8 minutos por partido. Como resultado, el promedio anotador de Martin (23.4) luce bien en lugar de lucir impresionante, pero tomando sólo los puntos-por-minuto, sólo Kobe Bryant anota más frecuentemente.

¿Serán esas marcas estadísticas suficientes para incluirlo a pesar de estar en un equipo de .500? (los jugadores de Houston forman parte de esta lista porque el equipo arrancó con marca de 3-10 y no alcanzó la marca de .500 hasta la victoria del lunes sobre los Wizards). Tengo mis dudas.

Primero, Martin no encaja en el estereotipo del jugador estrella - rara vez tiene el balón en sus manos, excepto cuando está depositándolo en el aro. Esto, desafortunadamente, tiende a perjudicarlo. Segundo, hay críticas legítimas sobre su defensa. Tercero, sus equipos no han tenido demasiado éxito. Y finalmente, la relativamente baja cantidad de minutos y totales por-partido van a jugarle en contra.

Blake Griffin, LA Clippers (PER 22.40)
Los entrenadores tienen sólo un lugar para un centro reserva, y me encantaría que estiren esa definición e incluyan a Griffin como ese jugador. Su colección de volcadas en YouTube habla por sí sola, pero ha hecho otras cosas para formar parte del Juego de Estrellas, promediando 21.2 puntos, 12.5 rebotes y acertando el 51.9 por ciento de sus tiros.

Como el resto de los jugadores en esta lista, Griffin tiene su mayor aspecto negativo en el frente de su casaca. Los Clips acumulan una marca de 10-22 en una conferencia que podría tener 11 equipos terminando con marca de .500 o mejor. ¿Bajarán los entrenadores hasta lo más bajo de las posiciones para elegirlo?

Enfrenta otro desafío llamado "Kevin Love". Uno podría imaginar a los entrenadores buscando una excepción en el fondo de las posiciones, ¿Pero dos? Dada la historia reciente, eso parece improbable. Sin embargo, basados solamente en méritos, Griffin probablemente pertenezca al Juego de Estrellas.

Luis Scola, Rockets (PER 19.85)
A pesar de un impresionante comienzo de temporada y una ficha que sin dudas le daría un lugar en el Este, Scola no tiene virtualmente chances de ingresar al equipo del Oeste. No lo incluí aquí para menospreciar sus credencial, sino para ilustrar lo increíblemente profunda que está la posición de ala-pivote en el Oeste. Scola, Love, Griffin, Millsap, West y Nowitzki parecen estar compitiendo por un máximo de cuatro lugares y quizás un mínimo de dos. Y esa lista deja afuera a otros jugadores que están teniendo buenas temporadas como LaMarcus Aldridge, Zach Randolph y Lamar Odom.

(Nota aparte: Tras escuchar a Mark Jackson y Jeff Van Gundy hablar sobre la candidatura de Lamar Odom al Juego de Estrellas en la transmisión de Navidad, uno podría pensar que tiene un lugar más importante en el Oeste. En realidad, está bastante abajo en esta lista, especialmente si los Lakers siguen solamente en tercer lugar en el Oeste).

Eric Gordon, LA Clippers (21.19) y Monta Ellis, Warriors (20.40)
Gordon no tiene chances debido a la candidatura de Griffin -es casi inconcebible que los entrenadores escriban dos nombres de un equipo con marca de 10-22 en sus boletas cuando escribir sólo uno ya sería una rareza. De todas maneras, quería notar su impresionante comienzo, uno que lo tiene empatado en el 11° puesto en el Oeste en EWA.

El hombre con el que está empatado es, Ellis, quien enfrenta una situación similar. Como Gordon, está jugando muchos minutos en un equipo malo (Golden State tiene marca de 12-18) y la profundidad en la posición de base en el Oeste y su aversión a defender conspiran contra él. Lo mismo sucede con su más/menos; aunque mejoró respecto al peor diferencial de la liga en la última temporada, todavía no se refleja que sea un jugador que marque la diferencia. Los Warriors solamente han sido 0.8 puntos mejores cada 100 posesiones cuando está en la cancha, comparado a cuando está en el banco.

Al igual que los jugadores antes mencionados, las fortalezas de Ellis -estelares 24.5 puntos cada 40 minutos y mejorados porcentajes de tiro- probablemente lo ayudarían a pasar el corte en el Este. En esta conferencia, sin embargo, enfrenta pocas chances de ser elegido, al igual que el resto de los nombres en esta lista de las regiones más bajas de las posiciones del Oeste.

martes, 28 de diciembre de 2010

Lakers visitan a Spurs

Por más infeliz que haya sonado Kobe Bryant en Navidad, podría resultarle difícil sentirse mucho mejor después de este partido.

Tras un par de derrotas vergonzosas, Los Angeles Lakers visitarán a los San Antonio Spurs, los líderes de la liga, el martes por la noche por primera vez en la campaña.

Mientras que ningún equipo tiene mejor marca que los Spurs (26-4), quienes ya sumaban 11 derrotas a esta altura de la temporada pasada, los Lakers (21-9) han tenido un comienzo decepcionante. Abrieron con una marca de 23-4 la temporada pasada en vías de compilar el mejor registro de la Conferencia Oeste y capturar un segundo campeonato consecutivo, pero ahora corren riesgo de perder 10 juegos para fines de diciembre por primera vez desde el 2007.

Los Angeles continuó una derrota local por 98-79 contra un conjunto de Milwaukee de -.500 con otra derrota ante Miami por 96-80 en un duelo de Navidad que no cumplió con las expectativas. Los Lakers se vieron limitados a 14 puntos en el primer cuarto y tuvieron un déficit de dos dígitos durante la mayor parte de la segunda mitad.

"Es como si estos juegos significaran más para nuestros rivales que para nosotros", dijo Bryant, quien se vio limitado a 17 puntos. "Creo que tenemos que corregir eso -- jugar con más concentración, poner más (énfasis) en estos juegos. No me gusta. ... Sabemos lo que somos capaces de hacer, y eso es parte del problema".

Bryant, promediando 16.8 puntos en los últimos cuatro partidos, destacó que el equipo debe hacer un mejor trabajo a la hora de resolver sus problemas en las prácticas -- algo que los Lakers intentaron hacer durante dos días de descanso entre el partido contra el Heat y éste.

"Individualmente, tienes que decidir qué es lo importante", dijo Bryant. "El juego tiene que ser lo más importante. ... Esto es algo serio. No es que tienes dos anillos y dices: 'Eso es suficiente. Estamos satisfechos con lo que tenemos'. No voy a dejar pasar esto".

Los Spurs no pudieron evitar anticiparse a este partido incluso antes de su juego más reciente, una victoria por 94-80 sobre Washington el domingo.

"Hablamos de ello esta mañana en la práctica, asegurarnos de respetarlos y de usar este partido para prepararnos para los Lakers", dijo el base Tony Parker. "Tenemos un juego importante contra ellos, obviamente, y vamos a tener que igualar su energía. Estoy seguro de que van a venir mentalizados a rebotar de su derrota contra Miami".

San Antonio, que se despidió de su racha ganadora de 10 partidos en su juego anterior en Orlando, ha ganado 10 en fila en casa, pero ahora se enfrenta a un conjunto de Lakers que ha ganado cinco partidos seguidos en calidad de visitante.

Los equipos dividieron cuatro encuentros la temporada pasada, con Bryant jugando tres y promediando 20.7 puntos -- su cuarta peor marca ante cualquier oponente.

La clave de la serie fue el duelo Tim Duncan-Lamar Odom. Los dos aleros veteranos alcanzaron dos dígitos en rebotes en cada encuentro, pero Duncan superó a Odom en promedio con 24.5 contra 9.5 en las dos victorias de los Spurs mientras que Odom tuvo una ventaja de 17.5 contra 11.0 en las dos victorias de los Lakers.

Duncan ha estado jugando minutos limitados últimamente, promediando 8.7 puntos en los últimos tres partidos. Odom ha promediado 12.3 en sus últimos tres después de anotar 19.1 por partido en los primeros nueve de diciembre.

Odom ha fallado 17 de sus últimos 20 intentos de triples y los Lakers están lanzando con una efectividad del 27.3 por ciento desde el arco en sus últimos cuatro partidos.

"Tenemos que volver atrás y resolver las cosas", dijo Odom después de la derrota ante Miami, "mirarnos al espejo, comprender lo que está pasando, y solucionarlo".

McGwire recibió su 2ª oportunidad como coach, pero no merece ir a Cooperstown

Cada año, a medida que los participantes de la era de los esteroides se siguen retirando y poniendo viejos, el llenar una papeleta de votación del Salón de la Fama sigue siendo más y más peligroso. El servir como juez y jurado en la votación del Salón de l;a Fama ya es suficientemente difícil, y el evaluar jugadores que participaron durante una de las eras más corruptas le añade el rol de investigador privado.

La pregunta de la candidatura de Mark McGwire se renueva solo a la luz de su admisión de; uso de esteroides durante su carrera y su subsecuente disculpa como condición para regresar al deporte como coach de bateo de los Cardenales de San Luis. Aún así, por cuarto año consecutive, yo no voy a emitir un voto por McGwire.

Mark McGwire
US PresswireMark McGwire se benefició grandemente de su producción de jonrones.

Desde que es elegible, McGwire nunca ha recibido más del 23.6 por ciento de los votos (se necesita el 75 por ciento para ser electo). Su disculpa no va a cambiar mi voto por él, ni debería hacerlo.

Un tema común en nuestra literatura colectiva es que EEUU se trata de las segundas oportunidades, y que esas segundas oportunidades pueden llevar a la redención y al perdón. McGwire mintió sobre su uso de esteroides, luego lo admitió, y ahora podemos seguir adelante.

Esa es su situación actual, y él se está beneficiando de ella. Su disculpa le dio exactamente eso una segunda oportunidad de volver al juego que lo hizo famoso, una oportunidad de rehabilitar su imagen pública luego de su desastrosa comparecencia ante el Congreso hace 5½ años, la oportunidad de respirar nuevamente sin la sombra de una gigantesca y obvia mentira que le agobia.

Él ha recibido todas estas cosas, pero no tiene que llegar a tenerlo todo. McGwire hizo una apuesta muy consciente: dinero y fama por encima de cualquier riesgo potencial a su reputación. Él tomó el dinero. El entrar al Salón de la Fama era parte del riesgo. McGwire está trabajando. Ha recibido su segunda oportunidad. Él ya no es más un paria. Puede quedarse con su dinero, y el precio es el Salón de la Fama.

Las disculpas no son motivo de y no deben conseguir una absolución. La hoja no queda limpia simplemente porque alguien dice que lo siente, y ahora McGwire puede reasumir su carrera como si nunca hubiese mentido, como si ahora fuera menos grave, menos degradante y menos hiriente a si mismo o a la gente que creyó en él.

Se ha hablado mucho acerca del costo de las mentiras de McGwire a McGwire, y de como todos debemos movernos hacia adelante simplemente por el hecho de que pidió disculpas, lo que por supuesto, era lo menos que podía hacer. McGwire recibió una gran compensación por su uso de esteroides. El riesgo le rindió frutos. Se ganó un estimado de $75 millones en salario, lo que no incluye los endosos comerciales. Jugó 16 temporadas en Grandes Ligas cuando las lesiones pudieron haber cortado su carrera a la mitad. Se benefició de la adulación de millones de fanáticos, coreando su nombre a medida que recorría las bases por un verano completo basados en una declaración ("Yo nunca he utilizado esteroides ") que él sabía que era falsa. Esto lo sabemos.

Pero algo que se ha discutido menos es el costo de sus mentiras a los otros, desde los fanáticos que miraron una mentira, a la gente dentro y fuera del juego que defendieron a McGwire con mucha más pasión que la que él utilizó para defenderse a si mismo. Sus mentiras los afectaron.

McGwire intercambió el poder de su nombre famoso, el nombre venerable de los Cardenales de San Luis y la reputación de su manager respetado, Tony La Russa, para intimidar a otros como Steve Wilstein, el reportero que le preguntó a McGwire por la botella de androestenediona que yacía a simple vista en el camerino en 1998. McGwire contó con el poder de ser celebridad para humillar a un reportero qeu no había hecho nada malo, para aplastar lo que podía decir de él porque él sabía que el público que lo adora le creerían. La Russa trató de que expulsaran a Wilstein del camerino. Otros escritores, atrapados por el aroma del cuadrangular de 1998, se volvieron contra Wilstein, y McGwire, quien naturalmente sabía su farsa mejor que nadie, permitió que su manager peleara su batalla por él mientras él seguía con su ilusión. Él dejó que todo eso sucediera para su propio beneficio.

Estados Unidos es un lugar de segundas oportunidades, redenciones y rehabilitaciones. Mark McGwire está disfrutando eso ahora. Él dijo que lo sentía. Él aceptó las preguntas. Él recibió el apoyo del comisionado de béisbol y uno de los equipos más respetados en el béisbol. Él no debería ser abacorado por preguntas de su pasado uso de esteroides, y no tiene que, según dijo en sus propias y famosas palabras, "hablar del pasado." Esa es su segunda oportunidad.

Él no creyó lo suficiente en si mismo para jugar béisbol sin el uso de drogas ilegales, y eso no debe ser recompensado con un boleto al Salón de la Fama.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Estados Unidos vibra con su selección y los Lakers

El título de Los Ángeles Lakers en la final de la NBA, la reconquista del campeonato en el Mundial de básquetbol en Turquía y el culebrón de las contrataciones de LeBron James y Chris Bosh por los Miami Heat dominaron el básquetbol estadounidense en el año 2010.

En cerrado duelo, los Lakers se titularon este año al derrotar en el último partido de la serie de siete (4-3), con apretada pizarra de 83-79, a los Boston Celtics. El quinteto angelino alcanzó por segunda vez consecutiva el anillo de la NBA, luego de haberlo ganado tres veces consecutivas entre 2000 y 2003, estableciendo clara supremacía en la primera década del siglo XXI. Con su quinto título en 11 temporadas, los Lakers se consolidaron en el segundo lugar del palmarés con 16 imposiciones, detrás de los Celtics (17).

Por su parte, Kobe Bryant, quien se llevó también el MVP (Jugador Más Valioso) de la serie (el segundo que logra en estos topes), capturó su quinto anillo con los Lakers, para igualar a ex jugadores leyendas del quinteto angelino como Magic Johnson, Jerry West, Wilt Chamberlain y Kareem Abdul-Jabbar.

En tanto, Phil Jackson, el entrenador principal de los Lakers y quien obtuvo dos títulos como jugador, alcanzó su anillo número 11 como DT, para mantenerse como el técnico más laureado en la NBA.

El triunfo alcanzado en septiembre en el Mundial de Turquía por el renovado 'Dream Team' (equipo de ensueño) fue ante todo fruto de la constancia de un grupo de jóvenes en los que muchos no confiaban y que rompieron finalmente una sequía de 16 años sin levantar el trofeo.

La selección del 'Tío Sam' también logró el boleto para disputar el torneo de básquetbol de los Juegos Olímpicos de Londres-2012, el único visado en disputa en Turquía. Guiados por la efectividad de la estrella de los Oklahoma City Thunder Kevin Durant, MVP del Mundial, la constancia y la capacidad de juego como bloque, con un eficaz sistema de rotaciones, cerraron invictos su actuación en el torneo mundial.

El escándalo de LeBron y Bosh
# Escándalo La novela escrita a partir de la contratación por Miami Heat de los astros del básquetbol de los Estados Unidos, LeBron y Bosh, que se unieron al no menos importante Wade, también derramó ríos de tinta. Los jugadores recibieron contratos multianuales y multimillonarios para convertir al conjunto miamense en equipo arrollador, pero la movida también trajo duras críticas de ex jugadores y directivos de la Liga estadounidense.


# Críticas Entre las leyendas que fustigaron duramente las contrataciones se encuentra Michael Jordan, para muchos el mejor jugador de todos los tiempos y quien lideró a los Chicago Bulls a seis títulos en la década de 1990. El legendario deportista dijo que “no existe manera, pensando en retrospectiva, de que hubiese llamado a Larry (Bird) o Magic (Johnson) para decir: ‘Hey, mira, juntémonos y juguemos en un equipo’”, dijo Jordan.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Mike Shanahan cometió el error de faltarle el respeto al mariscal Donovan McNabb


Antes que nada, el mariscal de campo de los Washington Redskins Donovan McNabb fue demasiado diplomático en su programa de radio semanal el pasado día martes. Aparte de decir que sentía "le habían faltado al respeto", por el modo en que el entrenador en jefe Mike Shanahan lo envió a la banca la semana pasada, pudo haber sido más hostil con sus opiniones. Como McNabb decidió no tomar ese camino, lo haré yo por él: Shanahan, según todas las indicaciones, ha perdido un paso como entrenador en jefe.

Aunque Rex Grossman jugó bien como reemplazo de McNabb en la derrota del pasado domingo por 33-30 ante Dallas, el mal manejo de todo el asunto por parte de Shanahan debe dejar a los observadores meneando la cabeza. Como lo reveló McNabb, no se enteró de que había sido degradado hasta tercer mariscal hasta que Shanahan informó a los reporteros el viernes.

Lo que debió haber sido doloroso para el mariscal de campo, es que fue la segunda vez en que Shanahan lo emboscaba. El primer incidente ocurrió cuando Shanahan reemplazó a McNabb con Grossman para los dos minutos finales de una derrota por 37-25 ante los Detroit Lions. Shanahan ofrecería más tarde dos explicaciones diferentes por la decisión.

Uno no comete esa clase de errores con jugadores tan distinguidos como McNabb. Pese a su nivel decepcionante este año --ha lanzado 14 pases de touchdown y 15 intercepciones a lo largo de 13 inicios-- aún merece el respeto de ser informado con oportunidad. Ha jugado 12 temporadas de NFL y jugado en seis Pro Bowls. No es como si Shanahan estuviera dándole la espalda a Heath Shuler.

Y sin embargo, aquí está el por qué es tan enigmática la conducta de Shanahan. Se trata de un hombre que supuestamente es reconocido por su habilidad para trabajar con mariscales de campo, ¿y así es como trata al estelar que los Redskins adquirieron en un canje sonado el pasado mes de abril? Shanahan demostró más atenciones con talentos menores como Brian Griese y Jake Plummer durante sus días en Denver. Por lo menos, pudo haber anticipado la situación vergonzosa que creaba para un mariscal de campo que ha lidiado con suficientes momentos incómodos a lo largo de su carrera.

De hecho, todo el episodio crea la impresión de que hay algo más tras bastidores. Por mucho que McNabb haya intentado asegurar que su relación con Shanahan no está permanentemente dañada, ese comentario debía haber estar acompañado por una efecto de risas en el fondo. No hay modo posible de que un mariscal de campo titular pueda confiar en un entrenador en jefe que: 1) lo ha enterrado dos veces en un periodo de tres meses, y 2) se rehúsa a garantizarle un lugar en la plantilla para la siguiente temporada. En este punto, es impensable suponer que ellos puedan intercambiar regalos navideños en los próximos días.

Como me dijo un ejecutivo de la liga a principios de la temporada, el peor error de Shanahan fue no aceptar a McNabb por lo que es. Andy Reid moldeó su ofensiva en Philadelphia alrededor del hecho de que McNabb era más habilidoso como pasador profundo y como un improvisador. McNabb nunca fue un mariscal de campo preciso que brillara en el sistema de la Costa Oeste, y eso parece ser lo que quiere Shanahan.

"Mike debió haber permitido a Donovan ser quien es", declaró el ejecutivo. "Eso funcionó en Philadelphia".

Lo que hace tan cuestionables las acciones de Shanahan es que vienen durante una temporada en la que ha estado en guerra con el tackle defensivo Albert Haynesworth. Claro está, Haynesworth ha hecho absolutamente nada para ayudar su imagen este año, pero el modo en que Shanahan ha lidiado con el problema desde el campamento de entrenamiento parece excesivo. Al obligar a Haynesworth pasar ocho días tratando de aprobar un examen de acondicionamiento físico, el entrenador hizo más para crear una distracción que corregir al niño problema. Todo el mensaje de Shanahan durante ese periodo de tiempo era para demostrar que podía hacer caer el martillo sobre quien fuera... y que no tenía problemas para usarlo maliciosamente.

Fue la clase de actitud que gana puntos con el público cuando se trata de un necio liniero defensivo con un historial problemático. Es un poco diferente cuando se habla de un mariscal de campo que fue adquirido para liderar a tu equipo. Al tratar a McNabb de esa manera, Shanahan generó toda clase de dudas respecto al nivel de confianza que otros jugadores deben tenerle. La creencia en ese vestidor debe ser que si puede sucederle a Donovan, entonces puede humillar a quien sea sin pensarlo dos veces.

No es el modo en que se administra a un equipo cuando tus dos anillos de Super Bowl llegaron gracias a un mariscal de campo del Salón de la Fama (John Elway) y un gran corredor (Terrell Davis). Podría hacer parecer a Shanahan como un tipo duro, pero la intimidación nunca fue su arma predilecta. Ganó partidos y se creó una reputación gracias a su intelecto. Fue el hombre que podía descubrir talentos escondidos como Ed McCaffrey y Rod Smith, y convertirlos en peligrosas armas en su ofensiva de alto octanaje.

Ahora Shanahan, quien está 5-9 en su primera campaña con los Redskins, es el tipo que intenta descifrar si Grossman aún tiene futuro. Ey, hay que reconocer al coach. Todos hemos visto suficiente fútbol americano como para saber un buen partido de Grossman (quien lanzó para 322 yardas y cuatro touchdowns ante los Cowboys) va a hacer olvidar a la gente del modo en que su carrera se cayó en Chicago, o que pasó un año como reserva en Houston antes de llegar a Washington. En todo caso, se convertirá en el nuevo pasador convertido a chivo expiatorio en una ciudad seguramente decepcionada de tantos fracasos bajo centro.

Shanahan no es el primer entrenador en jefe que piensa que puede hacer magia con la basura de alguien más. Sólo será el más reciente en descubrir que demasiado ego en el trabajo puede llevar a los entrenadores a lugares donde no quieren ir. Eso es porque McNabb probablemente estará jugando en algún otro lugar la próxima temporada. Y en ese punto, los aficionados de Washington se podrían estar preguntando si descubrir jugadores es realmente el único problema con el futuro de la franquicia.

Brown retirado como coach de Bobcats

Larry Brown fue despedido como coach de los Charlotte Bobcats.

El dueño Michael Jordan dijo en un comunicado el miércoles que por decisión mutua y luego del pobre inicio de Charlotte con marca de 9-19, Brown dejó el puesto de coach.

El veterano entrenador de 70 años estaba en su tercera temporada con los Bobcats y llevó al equipo a su primera aparición de playoffs en la historia de la franquicia durante la pasada temporada.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Milwaukee humilla en casa a los Lakers que recaen tras buena racha

Los Ángeles venían de 5 victorias en 6 partidos, pero a pesar de la buena actuación de Kobe Bryant cayeron por 98 a 79 ante los Bucks.


Los campeones defensores del baloncesto de la NBA, Los Angeles Lakers, fueron sorprendidos y humillados el martes en su casa por unos disminuidos Milwaukee Bucks, que los derrotaron por 98-79.

De regreso en un entorno familiar después de ganar cinco de sus últimos seis partidos como visitantes, los Lakers no pudieron mantener su consistencia contra un equipo que no contó con Brandon Jennings debido a una lesión.

Fue un desempeño inspirado del visitante, que disputó su segundo partido desde que se supo que Jennings estaría ausente al menos cuatro semanas con una fractura al pie izquierdo.

Con su triunfo sobre los Steelers, los Jets vuelven al grupo de los equipos contendientes

Existe una tenue línea divisoria entre los contendientes y los pretendientes.

A lo largo de las dos últimas semanas, los New York Jets parecían ser un fraude. Ningún equipo tenía mejor marca a finales de noviembre. Luego, un par de derrotas preocupantes y una controversia en las laterales sacó a los Jets de su camino.

Más rápido de lo que se pueda decir "Rich Kotite", los Jets pasaron de la tranquilidad a la crisis.

"La gente pensó que nos caíamos, y que éramos un fraude", declaró el ala defensiva de los Jets, Shaun Ellis. "Al final, sólo lo dejamos atrás en medio de todo lo que pasaba".

Los Jets regresaron a las filas de los contendientes este domingo, gracias a una victoria por 22-17 sobre los Pittsburgh Steelers en un nevado Heinz Field. Los Jets están prácticamente dentro de los playoffs con su décimo triunfo y dos partidos por jugarse.

Tantas cosas salieron tan bien para los Jets (10-4), que su actuación prácticamente sirvió para borrar las dos semanas anteriores.

El criticado coordinador ofensivo, Brian Schottenheimer, mandó un efectivo plan de juego ante la defensiva Nº 4 de la NFL. El inoperante ataque terrestre de los Jets encontró nueva vida. Al atormentado mariscal de campo Mark Sanchez fue preciso y eficiente, liderando a los Jets a su primer touchdown ofensivo en 12 periodos. Sus escandalosos equipos especiales produjeron un touchdown en la primer jugada. Su defensiva negó a Ben Roethlisberger en la serie final.

"Ustedes se cansan de ello, y no me importa", sentenció el entrenador en jefe de los Jets, Rex Ryan. "Se trata de un equipo de fútbol americano que no se da por vencido. Enfrentamos algo de adversidad, obviamente, pero estamos lidiando con ello. Nuestro equipo respondió.

"Los mismos Jets de siempre vinieron a Pittsburgh y obtuvieron un triunfo".

El comentario de Ryan fue una bofetada al refrán que los aficionados de los Jets han escuchado y recitado por años: justo cuando parece que harán algo especial...

Obviamente, no fueron los Jets de siempre, que nunca habían ganado un partido en el estado de Pennsylvania --ya ni hablemos de Pittsburgh (10-4)-- en la historia de la franquicia.

De haber perdido estos Jets en Pittsburgh, existía la posibilidad de que el descenso hubiera alcanzado velocidad terminal. Los Jets hubieran llevado una racha perdedora de tres partidos a su cita contra los Chicago Bears en Soldier Field. Entonces, hubiera restado la posibilidad de que los Jets llegaran a su enfrentamiento ante los Buffalo Bills, para cerrar la temporada regular, requiriendo un triunfo para meterse a los playoffs.

Los atletas no deben pensar en estos términos. Están entrenados para compartimentalizar --olvidar el último resultado y pensar sólo en el juego que viene-- sin pensar más allá.

Pero son seres humanos. Las mentes de los Jets se estaban divagando a lugares oscuros.

"Es natural", aceptó Ellis. "No queríamos ir por esa senda".

En lugar de eso, los Jets dieron una vuelta en "U".

Estaban conmocionados después de un par de derrotas ante rivales divisionales. Los New England Patriots los aplastaron 45 a 3 en la Semana 14. Los Miami Dolphins los vencieron por 10 a 6 en los Meadowlands en la Semana 15, siendo el tercer encuentro de los Jets sin un touchdown en su nueva casa de 1.6 millardos de dólares.

Luego estuvo el espectáculo creado por el entrenador de fuerza y acondicionamiento Sal Alosi en las laterales. Los Jets recibieron la visita de directivos de la NFL por tercera ocasión en la temporada, quizás una estadística en la que lideran al resto de la liga, porque Alosi formó un muro con jugadores desactivados y tropezó al jugador de los Dolphins, Nolan Carroll. ¿Pero cuánto sabía de ello el coordinador de equipos especiales Mike Westhoff? ¿ Cuándo se enteró?

"Había tantas razones", declaró el apoyador externo de los Jets, Jason Taylor, "por las que necesitábamos volver a ganar".

Brad Smith do a los Jets una chispa cuando devolvió la patada de salida inicial 97 yardas hasta el touchdown. Eso ciertamente ayudó a borrar la tensión.

En retrospectiva, quizás los titulares sobre Alosi quitaron algo de presión sobre Sanchez y Schottenheimer.

El receptor abierto de los Jets, Jerricho Cotchery, se maravilló de la ofensiva este domingo. Dijo que él y el guardia derecho Brandon Moore se miraron en algún momento en la reunión previa a la jugada, sorprendidos por las jugadas que estaba ordenando Schottenheimer y los paquetes de personal que estaba insertando. Había un ritmo palpable en la ofensiva, notó Cotchery.

"Fue el 'Show de Seis y Schotty'", declaró Cotchery. Sanchez porta el Nº 6.

Sanchez completó 19 de sus 29 intentos de pase para 170 yardas, números modestos. Pero corrió para anotación desde 7 yardas afuera, y administró una ofensiva que no cometió entregas de balón.

Sanchez conectó con Braylon Edwards ocho veces para 100 yardas, incluyendo un pase de 38 yardas por la línea de banda derecha que preparó un gol de campo de Nick Folk en el segundo periodo.

LaDainian Tomlinson y Shonn Greene se combinaron para 89 yardas en 23 acarreos, lo que fue suficiente para mantener a la defensiva terrestre Nº 1 de los Steelers honesta. Los Steelers habían permitido apenas 60.1 yardas por tierra entrando al partido del domingo.

Sanchez completó seis de sus siete pases con engaño de carrera, para 84 yardas.

"Fue una actuación tan valiente como la que sea que hallen", declaró Ryan de Sanchez. "Fue absolutamente sobresaliente. Sabía que respondería. Es más duro que los clavos".

Los Jets abordaron su vuelo charter de regreso a New Jersey de mucho mejor humor de lo que han vuelto a casa en semanas pasadas. El lastre se aligeró considerablemente. Ese codiciado boleto al torneo de la AFC está en su alcance nuevamente.

Los Jets, por esta semana, son contendientes otra vez.

"Fue un partido obligado para nosotros", aceptó Ellis. "Fue grandioso poder sacar este encuentro.

"¿Pero quién sabe qué sucederá ahora?".

No subestimen el impacto de Yao Ming


Es fácil olvidar, ahora que ha estado ausente durante los últimos dos años, que Yao Ming fue alguna vez un hombre de hierro. Los obituarios que detallan todos los juegos que se perdió en temporadas recientes gracias a las diversas lesiones en pies y piernas tienden a olvidarse de mencionar que Yao jugó los 82 partidos en su temporada de novato en la NBA, 82 partidos más en su segundo año y otros 80 en su tercera temporada. Su última lesión, la que lo forzará a permanecer fuera por el resto de la temporada y amenaza con terminar su carrera, ha generado más conversaciones sobre lo que hubiera sucedido si se mantenía saludable y, tristemente, no las suficientes sobre sus enormes contribuciones al básquetbol. Casi con certeza podríamos decir que Yao Ming ha introducido más gente al básquetbol profesional, y a la marca NBA, que cualquier otro hombre en la historia del deporte. Aunque es difícil conseguir los ratings exactos de los 39 partidos de la NBA que se emitían en la cadena china CCTV cada temporada, la evidencia más aproximada dice que alrededor de 200 millones de personas miraban frecuentemente los partidos de los Rockets, que se emitían un tercio del tiempo. Son entonces 195 millones más que las personas que ven un partido de playoff de la NBA, en promedio. Son casi dos Super Bowls en cualquier partido. O como diría el ex base de los Rockets, Sam Cassell, "Digamos, por el placer de discutir, que son 50 millones. Eso quiere decir que Yao atrae a un mercado grande por sí sólo. En realidad, son cinco mercados grandes. Y todos sabemos que es mucho más grande que eso el número. Son cientos de millones viendo los partidos todo el tiempo que estuvo en la liga". Eso despierta la pregunta sobre cuán popular seguirá siendo la NBA en China si Yao no vuelve a jugar otra vez. En los últimos años, aunque la NBA estaba perdiendo alrededor del 9 por ciento de su fuerza de trabajo, la liga anunciaba un masivo acuerdo de cooperación con AEG para diseñar, mercadear y operar estadios multideportivos en ciudades grandes de China. Según TrueHoop, NBA.com China es el sitio de Internet más popular en China. Aunque Kobe Bryant y LeBron James son tan populares en China como en Estados Unidos, pero el incremento de la popularidad del juego desde que Yao fue seleccionado en el 2002 es innegable. Los jugadores de los Rockets que podrían caminar sin ser reconocidos en cualquier shopping de California o Nueva York han firmado contratos de patrocinio en China debido a la popularidad de Yao. Cassell, quien nunca jugó con Yao pero lo llegó a conocer muy bien durante los veranos que pasaron juntos en Houston, dijo del fenómeno, "Todos comen de Yao& es simplemente una gran persona; nunca escucharán a nadie decir algo negativo sobre él". Literalmente, no hay. Shaquille O'Neal una vez me dijo que odiaba haber asediado a Yao en el comienzo de su carrera. Cuando la noticia de que se perdería el resto de la temporada se hizo pública, James dijo, "Es horrible que Yao se haya lastimado así& cualquier ocasión en la que se le quita la posibilidad de jugar a alguien que ama el juego, en el pico de su carrera, es terrible&". LeBron, buscando alguien con experiencias similares, lo comparó con su compañero Zydrunas Ilgauskas y su habilidad para jugar después de haberse lesionado, pero también resaltó que las lesiones de Ilgauskas fueron a mediados de sus 20s, cuando se sometió a la última de sus cirugías, no a los 30 como tiene Yao ahora. "Es lo mismo que con Greg Oden", dijo LeBron. "Sucede mucho con los jugadores altos. Todo lo que puedes pensar cuando eres un niño es si será posible llegar al profesionalismo y jugar al más alto nivel". Al menos Yao lo hizo. En su mejor momento, fue una potencia en ofensiva. Promedió 25 puntos por juego en 2006 y 22 por partido en 2007 y 2008. Embocó más del 50 por ciento de sus tiros durante la temporada seis veces al hilo y estuvo tercero en la liga en porcentaje de campo en 2005. Acertó el 83 por ciento de sus tiros libres. Mejoró cada temporada de forma obvia, a pesar de nunca haber tenido un verano para descansar y trabajar en su juego, algo que seguramente influyó en su ruptura física a los 30. Es como un toro que ha estado en demasiadas batallas. "Nunca tuvo un receso libre desde que entró en la liga", dijo Cassell. "Jugó para la selección China todos los veranos. Nuca tuvo tres meses de descanso. Necesitas tiempo para recuperarte. Yo me tomaba dos meses, y apenas tocaba el balón en el verano. Yao nunca pudo darse ese lujo. Cuando pienso en toda la presión a la que estaba sometido para jugar bien y ser grandioso todo el tiempo& tenía 30 cámaras en su cara cada noche porque los medios chinos lo seguían a todos lados. Y nunca lo vi quejarse. Bajaba la cabeza y hacía todo lo que tenía que hacer. Recuerdo cuando llegó a la liga y pensaba, '¿Cómo hace este muchacho para manejar todo esto?' Todavía estaba tratando de superar la barrera del lenguaje. No tenía paz nunca. Nunca tuvo tiempo para engranar; era imposible". El punto de Cassell es esencial para digerir en cualquier discusión sobre Yao. Los más grandes jugadores, particularmente en la era moderna desde el fin de los trabajos de verano, se han dedicado a mejorar su juego durante los recesos. En el verano Magic Johnson aprendió a tirar ese triple y cuando Bryant visitó a Hakeem Olajuwon para agregarle elemento de posteo a su juego. "Yao nunca pudo darse ese lujo", dijo Cassell. "Pienso en los jugadores a los que no les gusta la presión de acarrear una ciudad. Yao tuvo que arrastrar a un país todo el tiempo, durante su temporada en la NBA, en los Juegos Olímpicos o en el Mundial". Toni Kukoc fue una figura que tuvo un tremendo impacto a principios de los '90s, pero no pudo afectar el juego de la manera que lo hizo Yao. La visibilidad de Kukoc como miembros de los últimos tres equipos de los Chicago Bulls en los que jugó Michael Jordan, lo convirtieron en el primer europeo que tuvo un verdadero impacto. Yao fue el primer asiático con verdadero impacto y es una figura cultural tan importante que ayudó a la NBA a cambiar la forma que hace negocios. Además es un gigante, esencialmente de 2,29 metros, cuyo cuerpo es tan largo que es increíble que haya podido jugar tantos partidos como jugó, particularmente cuando consideramos que otros gigantes como Gheorghe Muresan y ahora Oden han sido incapaces de jugar tiempos sostenidos sin ausencias prolongadas. Cuando consideramos, históricamente, a otros talentos de 7 pies -Ralph Sampson y, obviamente, Bill Walton, cuyos cuerpos los traicionaron -- Yao se encuentra en una fraternidad de la que seguramente no quiere ser parte. Hay optimism en Houston de que la carrera de Yao no se ha terminado, y las observaciones de Yao respecto a que no está listo para su propio funeral dan algo de luz y proveen cierto contexto, si no es alivio. Pero sepan que los Houston Rockets están peor por la ausencia de Yao, al igual que la NBA, el básquetbol en China, y el producto general que es el básquetbol profesional. Alguien que nunca ganó un campeonato y ni siquiera llegó a unas finales de conferencia pero igualmente es enormemente extrañado, es una figura gigante y en su caso, largamente menospreciado.

martes, 21 de diciembre de 2010

Los jonrones de Rentería, los errores de Conrad, y el 'no-no' de Halladay




De nuevo este año, el incesantemente creativo deporte del béisbol fue más extraño que las canciones o los vestidos de Lady Gaga, incluso más extraño que (créanlo o no) la barba de Brian Wilson.

Así que antes que caiga la gran bola de aluminio en Times Square, echémosle una mirada a las Cosas Extrañas pero Ciertas del 2010 en el béisbol -- que llegan este año en cinco partes espectaculares, esparcidas a lo largo de esta semana. En la parte 1, exploraremos las Hazañas Más Extrañas pero Ciertas de la Postemporada de este año.

El Equipo Más Extraño pero Cierto del Año

¿Cuán extraño es el equipo que se proclamó campeón de la Serie Mundial, ah?

Edgar Rentería Serie Mundial 2010
Tim Heitman/US PresswireEdgar Rentería conectó dos HR en la Serie Mundial, luego de haber conseguido solo tres en la serie regular.

Esa alineación que tuvieron esos invencibles Gigantes de San Francisco en el Juego 1 de la Serie Mundial tuvo exactamente dos jugadores de posición que estuvieron jugando en el mismo lugar en el que estuvieron en el Día Inaugural. (Esos son Edgar Rentería, en el campocorto, y Aubrey Huff, en primera base.) Sin mencionar …

Un limpiabases (Pat Burrell) que fue dejado libre por los Rays de Tampa Bay.

Un quinto bateador (Cody Ross) que llegó como reclamo en el sistema de waivers.

Un tercer bateador (Buster Posey) que comenzó el año en las ligas menores.

Un primer bate (Andrés Torres) que había sido seis veces agente libre en ligas menores.

Y precisamente dos jugadores de posición que alguna vez llegaron al equipo Todos Estrellas. (Esos son Freddy Sánchez -- que lo logró tres veces en Pittsburgh -- y Rentería -- que bateó octavo.)

Así que naturalmente, fue este equipo el que ganó la Serie Mundial -- mienttas ganaban partidos comenzados por Cliff Lee, Roy Halladay, Roy Oswalt, C.J. Wilson, Cole Hamels, Derek Lowe y Tim Hudson (entre otros).

En la mitad de siglo previa en la historia de esta franquicia, los Gigantes tuvieron equipos tan talentosos, que produjeron nueve premios de JMV, tres Cy Youngs, cuatro Novatos del Año -- y ni una sola Serie Mundial.

Entonces esta colección de Gigantes vino y terminó con la tercera sequía de cetros más extensa en el béisbol.

Por supuesto que lo hicieron.

Cinco Extraños Pero Ciertos Hechos Legendarios de Octubre

Joe Mauer ha jugado en nueve partidos en postemporada -- y los ha perdido todos. Pero nunca ha sido parte de una racha perdedora de nueve juegos en la serie regular.

• Los Rojos anotaron la mayor cantidad de carreras y quedaron empatados con la menor cantidad de errores de cualquier equipo en la Liga Nacional en la temporada regular. ¿Cómo fue su postemporada? Tuvieron más errores (siete) que carreras anotadas (cuatro). Así fue.

Brooks Conrad
Conrad

• Solo en los primeros seis rodados bateados hacia él en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Nacional, el intermedista de los Bravos Brooks Conrad cometió tantos errores (tres) como Robinson Canó en toda la temporada -- en 1,393 entradas.

• Los Rays nunca habían permitido que un corredor anotara desde segunda base con un elevado dentro del cuadro en ningún partido en su historia -- pero si permitieron que dos Vigilantes lo hicieran en el mismo juego, un dato bastante importante del Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Americana.

• Y para más locura, miremos al relevista de los Bravos Peter Moylan. Gracias a debacles defensivas más allá de su control, tuvo exactamente los mismos números en su actuación en días consecutivos en los Juegos 3 y 4 de la Serie Divisional de la Liga Nacional: 0 EL, 0 H, 0 C, 0 CL, 0 BB, 0 K, 0 pelotazos, 0 lanzamientos salvajes, 0 balks. Solo para que sepan cuan difícil es eso, solo un relevista en los últimos 60 años tuvo todos ceros en juegos consecutivos en la serie regular: Dennys Reyes, el 20 y 23 de septiembre del 2001. Ahora eso es una muestra más de la locura de octubre.

Locuras Extrañas pero Ciertas en la Serie Mundial

• Cody Ross no fue cuarto bate en ningún juego en la serie regular. Así que naturalmente el manager de los Gigantes Bruce Bochy lo colocó en ese puesto durante el juego decisivo de la Serie Mundial.

• Aubrey Huff tuvo 6,112 turnos en la serie regular en su carrera sin jamás haber puesto un toque de sacrificio -- la segunda racha de su tipo más extensa de cualquier bateador activo. Así que, ¿quién puso un toque de sacrificio en el ramillete que le dió la victoria en el ultimo juego de la Serie Mundial? Acertaron: Aubrey Huff.

• ¿Adivinen cuantos juegos de tres carreras empujadas tuvo Edgar Rentería en toda la temporada? Ni uno. Por supuesto. Así que, ¿había alguna duda que el único Gigante con dos juegos de tres remolcadas en la Serie Mundial iba a ser … Edgar Rentería?

• ¿Y adivinen cuántos cuadrangulares conectó Rentería luego del 27 de abril? Dos. Y, ¿cuántos conectó en la Serie Mundial? Sí. Fueron dos. Pore so es que se le conoce ahora como el nuevo Sr. Noviembre.

• El primera base de los Vigilantes Mitch Moreland no logró conectar cuadrangulares en Grandes Ligas ante un lanzador zurdo en toda la temporada. Así que, ¿quién conectó el primer jonrón de la Serie Mundial? Mitch Moreland -- ante un zurdo (Jonathan Sánchez).

• Los Gigantes pasaron casi cuatro semanas (del 26 de septiembre al 20 de octubre) sin anotar más de cuatro carreras en un juego. Entonces (naturalmente) ellos se convirtieron en el primer equipo de la Liga Nacional en la historia en anotar nueve carreras o más en los Juegos 1 y 2 de una Serie Mundial.

Derek Holland
Holland

• Ningún lanzador de la Liga Americana en toda la temporada tuvo una salida en la que hiciera al menos 13 lanzamientos y que solo uno fuera cantado strike. Pero Derek Holland de los Vigilantes logró esa "hazaña" en el Juego 2 de la Serie Mundial: 13 lanzamientos, 1 strike. ¡Uf!

• Y el juego más loco de esta Serie Mundial fue el Juego 1 -- un partido que tuvo 18 carreras, 25 hits, 10 extrabases, seis errores y 12 lanzaodres. ¿Adivinen cuales fueron los dos lanzadores que lo comenzaron? Esos vagabundos notables, Tim Lincecum y Cliff Lee. Sí, ¿quiénes más?

Locura Extraña pero Cierta de los Playoffs

• El cuadrangular que puso a los Gigantes en la Serie Mundial fue un batazo hacia la banda contraria conectado por Juan Uribe. Así que, ¿cuántos batazos de esa forma conectó Uribe en toda la temporada? Por supuesto, ninguno.

• En el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, ambos equipos sacaron a sus lanzadores abridores (Joe Blanton y Madison Bumgarner) antes de la quinta entrada -- algo inusual porque ambos estaban liderando el partido cuando fueron sacados. ¿Cuántas veces había sucedido eso en un juego de postemporada? Ninguna.

• Cody Ross conectó cinco jonrones para los Gigantes en la postemporada. ¿Cuántos conectó para los Gigantes en la temporada regular (en 33 juegos)? Tres.

• Cuando John Jaso le recibió a Wade Davis en la victoria de los Rays en el Juego 4 en Texas, fue la primera vez en 63 años (de acuerdo con el Elias Sports Bureau) que un receptor novato estuvo detrás del plato con un lanzador novato en la lomita en una victoria en postemporada. ¿Y cuánto tiempo pasó para que volviera a suceder algo así? Solo un día más, cuando Buster Posey le recibió a Madison Bumgarner en la victoria de los Gigantes 3-2 sobre los Bravos en la Serie Divisional de la Liga Nacional.

Josh Hamilton recibió cuatro bases por bolas en el segundo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. ¿Cuántos juegos de cuatro boletos gratis ha tenido en su carrera en temporada reuglar? Sí, Cero en 468 juegos.

• Cole Hamels no tuvo blanqueadas en la temporada regular. Y, ¿qué hizo en su primera salida en la postemporada? Obviamente, lanzar una blanqueada.

Roy Halladay no hitter playoffs
AP Photo/Rob CarrRoy Halladay lanzó el segundo partido sin hits de la historia en playoffs el 6 de octubre, en su primera salida en postemporada.

• Los Rojos no habían sido dejado sin hits en un partido en la temporada regular desde el 23 de junio de 1971. Así que, ¿qué les sucedió en su primer partido de postemporada en 15 años? Roy Halladay los dejó sin hits. ¿Qué más?

• Y, ¿qué hicieron los Rojos en el partido posterior a haber sido dejados sin hits? Su primer bateador (Brandon Phillips) conectó un cuadrangular abriendo el partido. Ningún equipo ha hecho eso en un juego de serie regular desde 2003.

• En el primer partido de postemporada de su carrera, Posey se robó una base. ¿Cuántas bases se robó en la temporada regular? Ninguna.

• Lincecum ha hecho 122 aperturas en la serie regular -- y nunca ha tenido un juego en el que ponchara a 14 bateadores y permitido no más de tres corredores en base. Así que, ¿qué hizo en su primer juego de postemporada de su carrera? Ponchar a 14 contrarios y permitir solo tres corredores. Naturalmente.

• En los cuatro juegos de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en los que los Vigilantes vencieron a los Yankees, ellos ganaron cada uno de esos partidos por al menos cinco carreras. ¿Cuándo fue la última vez que los Vigilantes tuvieron un margen de victoria de al menos cinco carreras en cuatro juegos consecutivos en la serie regular? ¿Creerían que fue en septiembre del 2006 -- hace 664 juegos?

• Y CC Sabathia y C.J. Wilson se midieron a 391 bateadores zurdos esta temporada y permitieron cuatro jonrones de forma combinada. Entonces ambos permitieron uno en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Pero lo apreciamos. Sin cosas como esta, esta columna de las cosas Ciertas pero Extrañas no sería posible.

Bears son campeones de la NFC Norte


El regreso sorpresivo de Brett Favre acabó rápidamente y Devin Hester impuso una nueva marca de la NFL con su devolución Nº 14 de por vida para touchdown, liderando a los Chicago Bears a una victoria de 40-14 sobre los Minnesota Vikings en un nevado lunes por la noche en el TCF Bank Stadium.

Tras ser descartado el sábado por una lesión de hombro, Favre se recuperó a tiempo para salir de inicio. Completó cinco de siete pases para 63 yardas con un touchdown y una intercepción para los Vikings (5-9) antes de ser sacado del juego por un golpe en la cabeza en el segundo periodo.

Los Bears (10-4) amarraron la corona divisional de la NFC Norte gracias a Hester, quien devolvió una patada de despeje 64 yardas para la anotación en el tercer cuarto, y también atrapó un pase de touchdown de 15 yardas.

El partido se celebró en el estadio de la Universidad de Minnesota después de que el techo del Metrodome se colapsara el pasado fin de semana después de una tormenta de nieve en Minneapolis.

lunes, 20 de diciembre de 2010

MAVERICKS 98, HEAT 96

Dirk Nowitzki anotó el lunes 26 puntos, Jason Terry conectó dos triples importantes en los dos minutos y medio finales y los Mavericks de Dallas dejaron en 12 partidos la racha de triunfos del Heat de Miami al vencerlo por 98-96.

Fue la 14ta victoria de Dallas en la temporada regular contra Miami, aunque esa racha no incluye la consagración del Heat ante los Mavs en la final de la NBA en 2006.

Los Mavericks también habían sido el último equipo que había derrotado al Heat esta temporada. Dallas ya le cortó rachas ganadoras de al menos cinco partidos a seis rivales esta temporada, incluidas las de 12 encuentros del Heat y de los Spurs de San Antonio.

Terry terminó con 19 puntos y Caron Butler anotó 13 para Dallas, que ganó a pesar de haber permitido al Heat una racha de 17-0 en la primera mitad y otra de 13-0 en el tercer cuarto.

Dwyane Wade anotó 22 puntos para Miami, mientras que LeBron James y Chris Bosh convirtieron 19.

Terry pegó el golpe más duro al encestar un triple cuando quedaban 1:25 minutos, para poner a Dallas arriba por 89-85. Miami se acercó a 91-90 por una jugada de doble y falta de James cuando restaban 56 segundos, pero Shawn Marion conectó tres tiros libres en los siguientes 37 segundos y devolvió un margen cómodo a los Mavs.

Para cuando Wade conectó un triple con 0,8 segundos en el reloj, James ya se estaba sacando la casaca y saliendo de la cancha.

El puertorriqueño José Juan Barea anotó seis puntos, bajó cinco rebotes y dio dos asistencias al jugar 11:55 minutos para Dallas, mientras que su compatriota Carlos Arroyo jugó 18:14 para el Heat, sin puntos y con una sola asistencia.

Yankees acuerdan con Luis Vizcaíno

El relevista dominicano Luis Vizcaíno acordó un contrato de liga menor con los Yankees de Nueva York, de acuerdo a varias fuentes.

Vizcaíno
Vizcaíno
Vizcaino se ganaría un contrato de $750,000 por una temporada si logra ser añadido al roster de 40 peloteros y la oportunidad de ganarse otros $850,000 adicionales en bonos por actuación, de acuerdo con los reportes.

Para Vizcaíno, de 36 años, esta será su segunda estadía con los Yankees, con quienes lanzó en la temporada del 2007.

"Me siento muy contento de tener la oportunidad de volver a las Grandes Ligas y que mi trabajo en el invierno me haya ayudado a conseguir un contrato", expresó.

El dominicano no lanza en Grandes Ligas desde el 2009, cuando dividió tiempo entre los Cachorros de Chicago y los Indios de Cleveland y tuvo un récord combinado de 1-3 y 4.11 de efectividad en 15 partidos.

En la actualidad, Vizcaíno se desempeña como cerrador de las Aguilas Cibaeñas en el béisbol invernal dominicano y tiene cinco rescates y una efectividad de 1.38, además de una foja de 1-0.

Ravens arruinan la racha de Saints

Ray Rice corrió el domingo para un total de 153 yardas y anotó dos touchdowns, al tiempo que los Baltimore Ravens vencieron por 30-24 a los New Orleans Saints, para cortarles a los campeones defensores una racha de seis victorias seguidas.

Los Ravens llevaron su marca a 10-4 en la temporada, al resucitar su debilitado juego por tierra y arreglárselas para mantener la ventaja en el cuarto período.

Antes del partido, Rice no había logrado un acarreo de más de 30 yardas esta campaña, y sólo en un partido había terminado con 100 o más yardas por tierra. En el cuarto período corrió para 50 yardas en una jugada, y terminó con su mayor total desde que el año pasado sumó 154 yardas contra Cleveland.

Rice anotó en una acarreo de 10 yardas y atrapó un pase de 17 yardas de Joe Flacco.

Para los Saints, Drew Brees completó 29 de 46 pases para 267 yardas. Los campeones no perdían desde el 24 de octubre, y habían anotado al menos 30 puntos en cinco partidos seguidos.

Los Spurs se han reconstruido y ganan porque no dependen exclusivamente de Duncan


Para entender a estos nuevos Spurs, lo primero que hay que hacer es olvidarse de las épocas en que todas las posesiones tenían que pasar por las manos de Tim Duncan.

Años dorados por cierto, pero propietarios de una lógica que, en caso de extenderlos por un tiempo superior al de vencimiento, producirían una daga de doble filo: la dependencia en sólo dos manos termina siendo un calabozo sin grietas para escapar.

Los Spurs entendieron este mensaje. Mejor dicho, Gregg Popovich comprendió que no todas las manzanas pueden caer del mismo árbol, porque tarde o temprano la naturaleza del tiempo no perdona.

San Antonio es, quizás, el caso más emblemático de un equipo reconstruido en poco tiempo. Están jugando un básquetbol de altísimo vuelo en ofensiva (figuran primeros en la NBA con 110.3 en eficiencia ofensiva), ajustando en defensa sólo en momentos trascendentales de los encuentros. Parece un equipo salido del placard, como si fuera un joven que logra escaparse de las ataduras de sus padres para comprarse ropa, hacerse un peinado nuevo, alquilar un auto último modelo y hablar un idioma diferente para estar a la moda.

Lo más curioso de todo esto es que está funcionando a la perfección. Han abandonado el foco en Duncan para conseguir caras nuevas que apoyan en todos los sectores de la cancha, que revitalizan el equipo en pos de ganar más allá de un estilo determinado. Pero acá no se trata sólo de correr (figuran 13° en ritmo en toda la Liga). Los Spurs han levantado muchísimo su trabajo en los tableros tras estar en los puestos del fondo en la temporada pasada, y mucho tiene que ver con la predisposición a luchar por los rebotes ofensivos y relegar -al menos un poco- el balance.

A veces sufren con esto, pero es el precio que hay que pagar. Vimos como en el segundo cuarto del juego del sábado, los Grizzlies aprovecharon el retroceso flojo de SA para emparejar el juego con tres ataques en transición consecutivos, pero luego, tarde o temprano, el equipo texano logra acomodar siempre las fichas para que el marcador le sonría. ¿Cómo lo hace? Principalmente por la rotación.

No es algo menor: once jugadores de San Antonio pasan los 10 minutos por aparición y esto, además de gestar confianza en diferentes manos, lo que hace es que el equipo llegue entero en los partidos en que están punto a punto. Defenderé esta premisa con datos: en esta temporada, SA ganó los cinco partidos que tuvo en margen de cinco puntos de diferencia. Sólo el Jazz (4-0) y los Warriors (2-0) se mantienen invictos en una situación semejante. Hasta las definiciones en el último segundo de Manu Ginóbili ante Nuggets y Bucks, el argentino llevaba 6-33 en tiros de campo en situaciones de una posesión (24 segundos) en el cuarto definitivo de un partido. ¿Casualidad o causalidad? Déjenme quedarme con la segunda opción: no falla porque llega en mejores condiciones al cierre.

Pasa algo más con estos Spurs. Desde que comenzaron esta temporada, están yendo más a la línea de personales que en los últimos años, superando incluso la marca de 2003-04 (figuran entre los mejores diez de la Liga). Además, están forzando una gran cantidad de pérdidas por posesión, recuperando la insignia que habían tenido en los años de oro de Duncan, tienen 97 posesiones por encuentro (aquí superan cualquier época de Timmy D) y figuran segundos en asistencias en toda la Liga detrás de los Celtics, con 25.9 por aparición.

Cuando corren, Tony Parker y George Hill -quizás el hombre que más ha acelerado a estos Spurs, siendo también un eje defensivo estelar- son los que encabezan el rodeo. Cuando no lo hacen, la lectura de Popovich en ataque es rodear a Duncan de tiradores. En otras palabras, generar preocupaciones para que las defensas nunca estén estáticas doblando al interno. Liberar espacio a Duncan para que él lastime o generar descargas con lanzamientos desde la tercera dimensión, ya sea empezando con un pick and roll con Parker o Manu en el centro, para descargar al lado débil, o rotando el balón ante los doblajes o la zona. No sólo ha aumentado su volumen anotador Richard Jefferson, sino que la ofensiva 4-1 (cuatro tiradores, un interno) ha despertado gigantes dormidos. Así han aparecido anotadores como Gary Neal, Matt Bonner, Chris Quinn, etc. Y el equipo de Popovich mantiene un ridículo porcentaje de 41% desde detrás del arco (8.8 anotados por 21.3 intentados de promedio), liderando toda la NBA.

¿Quién es el líder de estos Spurs? Diría que Ginóbili tiene un paso al frente en las consideraciones, con un pie en el All-Star de Los Angeles y con chances de luchar por el premio al JMV (lidera al equipo en anotaciones con 19.8 por juego). De todos modos, no es un líder indiscutible. Digamos, lo que transforma la madera en hierro para este plantel es que no se puede reconocer a un único jefe. Es una estructura horizontal, hoy me toca a mí, mañana a tí. El sábado fue Parker, antes fue Manu, antes fue Duncan, antes Jefferson, antes Blair... y la lista es interminable. Un dato para contemplar: de los rubros tradicionales de estadísticas de NBA (puntos, asistencias, rebotes, robos), ningún jugador de SA figura entre los primeros cinco. Sin embargo, San Antonio es el mejor equipo de toda la Liga con 23 triunfos y tres derrotas.

¿Puede mantener esta consistencia? Todo depende de la salud y de lograr mantener esta rotación amplia, profunda, de sus jugadores. Es un equipo en el que todos toman decisiones. Es, para las defensas, un barco que a cada minuto desarrolla un hueco nuevo: cuando se intenta tapar el agua por un lado, el líquido se escapa por el otro.

Los Spurs son uno de los seis equipos que sólo han perdido tres de 26 juegos en los últimos 15 años. Dos de los cinco restantes terminaron con el título de campeonato en su poder (Celtics 2007-08 y Bulls 1995-96).

"Es diferente", dijo Duncan. "Toma algo de tiempo acostumbrarse. Soy un muchacho de ritmo, y pasar tanto tiempo sin tocar la pelota es un ajuste. Pero es lo que es. Manu está jugando increíble y Tony tiene un gran año hasta ahora. Richard (Jefferson) ha mostrado también gran nivel. Hemos encontrado caminos para ganar partidos al mover la pelota y mover la defensa, haciéndolos pagar de ese modo. Mientras ganemos partidos, seguiré feliz".

Bienvenidos Spurs -nuevamente- al lejano Oeste. La era del renacimiento ha comenzado.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Los Reales tenian que salir de Zack Greinke, y Milwaukee tenía las piezas apropiadas



Lo que obtuvo en recompensa el gerente de Kansas City Dayton Moore por Zack Greinke parece a primera vista algo escaso, dadas las expectativas que estuviese buscando un cambio del calibre de "Mark Teixeira'' para poder salir de su abridor No. 1. Esa es una referencia al acuerdo que hizo el gerente de los Vigilantes Jon Daniels que trajo a Neftalí Féliz, Elvis Andrus y otros tres peloteros a Texas desde Atlanta en el 2007 en intercambio por cierto cliente de Scott Boras que batea a ambas manos.

Si los reportes iniciales son ciertos, el paquete de cambio de Kansas City luce más como un pequeño Mark Teixeira. Moore obtieene un campocorto (Alcides Escobar) que tuvo porcentaje de embase de .288 la pasada temporada y un jardinero central (Lorenzo Cain) con alguna habilidad pero ninguna herramienta demasiado sobresaliente. Consiguió un lanzador joven (Jake Odorizzi) quien promete mucho pero que pasó el 2010 en la Liga del Medioeste Clase A y un cuarto jugador no identificado que podría ser o no el primer seleccionado en el sorteo Jeremy Jeffress.

Así que los Reales fallaron en conseguir una estrella "segura'' en intercambio por Greinke, un lanzador atlético y que puede encabezar una rotación con un premio Cy Young en sus manos y un gran futuro por delante.

Esa es la vision cínica, si eres un fanático a rabiar de los Reales o alguien al que le guste criticar a Dayton Moore. La realidad es, cuando los equipos cambian a un lanzador estelar con una pistola en su cabeza, que no hay nada seguro.

Grienke
Adam Jacobs/Icon SMIZack Greinke ganó el Cy Young de la Liga Americana en el 2009 con marca de 16-8 y ERA de 2.16, la mejor de la liga.
A medida que transcurría la temporada baja y se hacía más claro que los Reales iban a tener que cambiar a Greinke por una gran variedad de razones -- Moore sabía que iba a ser casi imposible obtener un valor similar en la transacción. Todo lo que tenía que hacer era mirar los otros acuerdos que involucraron a grandes abridores en años recientes:

• En febrero del 2008, Minnesota envió a Johan Santana a los Mets de Nueva York por Carlos Gómez, Phil Humber, Kevin Mulvey y Deolis Guerra. Ese paquete lucía bien si no fuera porque los problemas recientes en el hombro de Santana han destruído la carrera del venezolano. v • En julio del 2008, los Indios de Cleveland enviaron a CC Sabathia a Milwaukee y obtuvo a Matt LaPorta, Michael Brantley, Zach Jackson y Rob Bryson en cambio. LaPorta, quien se suponía que fuera un monstruo con el bate, tuvo un OPS de .694 en 162 juegos con Cleveland.

• Entre julio del 2009 y 2010, Cliff Lee fue la pieza central de tres cambios que trajeron un total de 11 prospectos a los Indios, Filis de Filadelfia y Marineros de Seattle . Si alguien allá afuera sabe de seguro que les esperan cosas grandes a Justin Smoak, Carlos Carrasco, Jason Knapp, Phillippe Aumont, Josh Lueke o Blake Beavan, por favor, que levante la mano.

El cambio más reciente por un lanzador élite fue el hecho por los Azulejos de Toronto, quienes enviaron a Roy Halladay a Filadelfia en diciembre pasado a cambio del receptor Travis D'Arnaud, el lanzador Kyle Drabek y el jardinero Michael Taylor, quien fue cambiado por el jardinero prospecto Anthony Gose luego de dos cambios adicionales.

A pesar de todo el alboroto que rodea a Greinke, él todavía no está al mismo nivel de un Halladay o un Sabathia. Él tuvo un año transcendental, cuando tuvo marca de 16-8 con efectividad de 2.16 para ganar el Cy Young de la Liga Americana en el 2009. Este año compiló record de 10-14 con efectividad de ERA de 4.17. El ERA+, de Greinke, que toma en cuenta el factor de los estadios, fue de 100 exactamente el promedio de la liga.

Pero para la gente de los Reales, y los escuchas que siguen el equipo, no sería sorpresa si Greinke se convierte en un perenne Todos Estrellas con su mudanza a la Liga Nacional y una nueva actitud mental.

"Él les uno de los mejores competidores y uno de los lanzadores más listos en el deporte,'' dijo recientemente un escucha de la Liga Americana. "Él fildea bien su posición, aguante los corredores, y puede manejar el bate. La gente puede decir lo que quiera, pero una vez ese tipo está en la lomita, él tiene la habilidad de controlar todo. Va a ser el mismo sin importar donde lance.''

A pesar que los Yankees expresaron de manera privada algunas preocupaciones acerca de la habilidad de Greinke para manejar la presión de Nueva York, un oficial de los Reales le dijo recientemente a ESPN.com que el enfoque en el historial de Greinke de su desorden de ansiedad es "exagerado.'' Greinke se alejó del deporte en el 2006, pero logró superar la condición con consejería y medicamentos, y no hay razones reales para pensar que podría resurgir. De cualquier manera, eso no va a ser un problema en Milwaukee.

Greinke está bajo contrato por dos temporadas más con un total de $27 millones, y entra a una rotación formidable en Milwaukee con Yovani Gallardo, Shaun Marcum, Randy Wolf y el ganador de 12 partidos Chris Narveson. Mientras tanto, Moore se deshizo de la novela que habría sido el mantener en la espectativa un posible cambio de Greinke hasta después del Año Nuevo, luego el Día de Martin Luther King y luego el Día de San Valentín.

Una noticia grande la semana pasada fue la reportada por AOL Fanhouse que informó que Greinke había despedido a la agencia SFX y se unió a Casey Close, Jeff Berry y CAA, y los medios noticiosos se obsesionaron con conseguir la identidad de los 15 equipos que Greinke había puesto en su lista de "no cambio''. En semanas recientes, hubo demasiados reportes de que Greinke estaba aburrido, infeliz y que había llegado a la conclusión que su salida de Kansas City vía cambio era inevitable.

En vez de buscar el mejor paquete, Moore se enfocó en los equipos con jugadores del medio que estuviesen listos para las Grandes Ligas. Los Reales tienen un talentoso inicialista en Eric Hosmer y otro prospecto en la antesala en Mike Moustakas, y muchos lanzadores jóvenes cotizados en su sistema de fincas, así que Moore estaba más pendiente a receptores, jugadores del medio del cuadro y jardineros centrales.

Por supuesto, la gran sorpresa fue conoce que Milwaukee tuviese el suficiente talento para cuadrar el acuerdo. Fuentes le dijeron a ESPN.com la semana pasada que los Yankees de Nueva York y los Vigilantes de Texas no pareaban bien con Kansas City. Pero Toronto y Washington aparentaban estar al frente de los Cerveceros en la puja por el lanzador.

El gerente de los Azulejos Alex Anthopoulos, a quien le interesaba mucho Greinke, aparentaba haber hecho una movida inspirada hace dos semanas cuando cambió a Marcum a los Cerveceros por el jardinero de liga menor Brett Lawrie.

El acuerdo parecía brillante en dos frentes: 1) Al enviar a Marcum a Milwaukee, Anthopoulos bajó la necesidad de los Cerveceros de salir a conseguir otro abridor; y 2) al adquirir a Lawrie, el principal prospecto de Milwaukee, Anthopoulos le había quitado al gerente de Milwaukee Doug Melvin una de sus principales fichas de cambio.

Poco sabíamos en ese entonces, que Melvin estaba pensando dos pasos más adelante, y Moore encontró su similar en Milwaukee.

Por supuesto, tomará algún tiempo el distribuir las notas para los dos equipos. Pero si Escobar y Cain lucen como regulares promedio en las Grandes Ligas, Moore probablemente estará bién. Y si Odorizzi muestra el potencial que mostró en el 2010, cuando fue el lanzador de liga menor del año para Milwaukee, Moore estará más que bién.

Los únicos seguros perdedores con esta transacción son los fanáticos y los escritores de Internet quienes creen que la temporada baja estará llena de comentarios hasta el inicio de los entrenamientos primaverales. Adrián González y Carl Crawford están en Boston. Jayson Werth firmó un contrato de nueve cifras con Washington. Cliff Lee es un Fili, y ahora Zack Greinke tiene un nuevo hogar. Además de las Olimpiadas de Scott Boras un ritual de Año Nuevo es posible que veamos un enero aburrido y sin mayores noticias para el béisbol.

"No soy psicópata", declara Vick

Tiene un nuevo patrocinio en televisión, menciona su deseo de tener un perro como mascota, y en una ciudad que idolatra a sus estrellas del deporte, Michael Vick se está convirtiendo en la más grande de todas.
Michael Vick

Vick

Es la comidilla de todos. Sea la actriz Whoopi Goldberg y las mujeres del programa "The View" o el locutor deportivo Chris Berman y los ex deportistas en ESPN, todo mundo opina de Vick en estos días.

Las noticias sobre el extraordinario regreso del estelar mariscal han capturado la atención general y trascendido el deporte.

En la semana en que se alista para su partido más importante en varios años --los Eagles visitan el domingo a los Giants, con el primer lugar de la división Este de la Conferencia Nacional en juego--, el ojo de los medios ha estado en el deseo de Vick de poseer un perro y en su primer contrato de promoción desde que salió de prisión por organizar peleas caninas.

Pero Vick se lo toma todo con calma.

"No puedo controlar de lo que la gente dice", comentó Vick, "pero puedo asegurarme de que hago todas las cosas correctas".

A decir de todos, desde compañeros de equipo y entrenadores hasta quienes lo acompañan a diario, Vick ha estado haciendo justamente eso. Ha trabajado con intensidad para recuperar su buena imagen al tiempo que se gana cada día el apoyo de más personas.

Ha pasado de ser vilipendiado a bien querido en Philadelphia, y también fuera de la ciudad. Vick encabeza la votación de los aficionados para el Pro Bowl, en un indicio de que numerosas personas lo han perdonado por las peleas de perros que lo enviaron 18 meses a la cárcel.

Ahora, Vick ha conseguido un patrocinio de Woodbury Nissan, una empresa distribuidora de vehículos en el cercano estado de Nueva Jersey. En el comercial de televisión surgió el lado ligero de Vick. Se lo muestra cuando "firma" el contrato con la empresa, y arroja las llaves tan fuerte a un vendedor que le lastima la mano.

Vick no es ajeno a los patrocinios. Cuando era una megaestrella con los Atlanta Falcons, los publicistas recurrían a Vick para vender videojuegos, zapatillas deportivas y otros productos. El nuevo comercial podría ser el primero de más contratos, una oportunidad que muchos consideraron perdida para Vick después de la prisión.

"Creo que hice muy bien", dijo de su actuación. "Eso no es lo que hago, pero puedo hacerlo si quiero. Uno puede hacer todo lo que pone en su mente".

A principios de semana, Vick atizó el debate cuando volvió a expresar la intención de tener un perro.

Vick cumplió 18 meses de cárcel después de ser condenado en el 2007. Un juez federal también lo sentenció a tres años de libertad condicional, que terminan en mayo del 2012. Uno de los términos era que no podría tener perros durante ese período. Pero desde que salió de la cárcel ha dicho que tiene un interés auténtico en los animales y que le gustaría llegar a tener una mascota algún día.

"No soy un psicópata por querer un perro. No estoy loco. Soy un ser humano", dijo Vick. "Lo que hice en mi pasado no define la persona que soy ahora. Lo dije antes, deseo poder tener un perro, y continuaré diciéndolo. No se me permite tener uno, pero lo que digo es que me gustaría poder, porque mis hijos me lo piden todos los días. Es más por ellos que por mí".

Vick guió el 21 de noviembre a los Eagles a la victoria 27-17 sobre Nueva York. Sabe de la importancia de vencer otra vez a los Giants, debido a que el perdedor posiblemente tenga que lidiar por un lugar como Comodín y jugar como visitante en los playoffs.

"Todos conocemos la magnitud del partido. Sabemos que es importante", concluyó Vick.

Magic adquiere a Gilbert Arenas



El Orlando Magic adquirió al escolta Gilbert Arenas de los Washington Wizards en el primer movimiento de una reestructuración significativa del plantel.

Orlando anunció el sábado que canjeó al alero Rashard Lewis por Arenas. Una persona enterada de la situación dijo que el Magic ultimaba también un acuerdo para recibir a Hedo Turkoglu y Jason Richardson de los Phoenix Suns a cambio de Vince Carter, Mickael Pietrus y Marcin Gortat.

El Magic recibirá igualmente a Earl Clark de Phoenix, dijo la persona a The Associated Press en forma anónima porque los acuerdos están en proceso de conclusión.

Todos los jugadores involucrados en los canjes son esperados en sus nuevos equipos dentro de 48 horas. El Magic jugará el sábado por la noche sin Carter, Lewis, Gortat y Pietrus contra los Filadelfia Sixers. Igualmente, los Wizards enfrentarán a Miami sin Arenas.

El movimiento realizado por el Magic fue una maniobra grande de una franquicia que creyó tener todas las piezas para su primer campeonato.

Por el contrario, Orlando ha perdido cinco de sus últimos seis juegos y ha caído del primero al cuarto sitio en la Conferencia del Este. La debacle fue magnificada aún más gracias a las rachas ganadoras de Miami y Boston de 11 y 12 triunfos en fila respectivamente, un efecto que fue suficiente para obligar a Orlando a reajustar su plantilla.

Después de perder ante Los Angeles Lakers en las finales de la NBA en la temporada 2008-09, el Magic dejó ir a Trukoglu -un favorito del público que fue a Toronto- y negoció con Nets para adquirir a Carter. La decisión resultó ser un desastre; Carter se quedó muy corto en la decepcionante salida del Magic en las finales del Este contra Boston.

El Magic y los Wizards habían estado discutiendo un acuerdo que incluyera a Arenas desde el verano pasado.

Arenas y los Wizards tenían la voluntad de tomar caminos separados desde que Washington obtuvo en el Draf a la selección número uno con el base armador John Wall, quien le trajo una nueva cara a la franquicia.

"Estamos en total reconstrucción", dijo el entrenador de los Wizards, Flip Saunders. "Ya hemos dicho eso. Estábamos en una situación en la que teníamos a tres de nuestros cuatro mejores jugadores en la misma posición de juego en John [Wall] y Gilbert y Kirk [Hinrich]".

Arenas fue suspendido la temporada pasada para los últimos 50 juegos por el comisionado de la NBA David Stern después que salió a la luz pública el 23 de diciembre del 2009 un incidente en los vestuarios con su ex compañero Javaris Crittenton.

Mieentras que los Wizards se contentaron con deshacerse del pesado contrato de Arenas a cambio del más ligero de Lewis, el base de cuatro años de Washington, Nick Young, dijo que Arenas también necesitaba recomenzar.

"Él es un buen tipo, un gran jugador, y todo lo que pasó aquí, fue algo difícil para su persona, como que le pegó duro", dijo Young. "No sabía su papel ni cómo iba a encajar de regreso."

Los cambios en Phoenix desataron una ola de especulación de que los Suns podrían continuar la reestructuración y finalmente empezar a aceptar propuestas para canjear a Steve Nash, aunque el propietario de los Suns, Robert Saver, rápidamente negó dicha noción.

"Este acuerdo no tiene nada qué ver con Nash", respondió Sarver a Marc Stein de ESPN.com. "No tenemos intención de cambiarlo".

Para los Suns, el canje fue el primer movimiento significativo efectuado por su nueva dirección, formada por el presidente Lon Babby y el gerente general Lance Blanks. El acuerdo busca cubrir un vacío de Phoenix: falta de estatura y defensa floja.

"Carter y Pietrus nos dan una gran presencia defensiva en el perímetro y han de ser muy dinámicos a la ofensiva. Y, por supuesto, creo que todos reconocemos que necesitábamos aquí una mayor presencia interior, en tamaño y en rebotes", dijo Babby. "Y Gortat es de verdad alguien a quien ya le habíamos echado el ojo".

Mellizos presentan a Nishioka



Los Mellizos de Minnesota presentaron el sábado a su flamante contratación, el japonés Tsuyoshi Nishioka, que firmó un contrato por tres temporadas y 9,25 millones de dólares con una opción adicional del equipo para la campaña del 2014.

Nishioka dijo por medio de un traductor durante la rueda de prensa que no le preocupa jugar como campocorto o segunda base, pues lo que le interesa es que los Mellizos ganen.

Nishioka, de 26 años, encabezó la Liga del Pacífico del Béisbol profesional de Japón la temporada pasada con un promedio al bate de .346.

En la conferencia, dijo que está dispuesto a enfrentar el reto de adecuarse a un nuevo tipo de lanzadores y a una nueva cultura.

El presidente de los Mellizos Dave St. Peter, el piloto Ron Gardenhire y el director general Bill Smith rodearon a Nishioka durante el anuncio, junto al agente del jugador, Rick Thurman.

Smith se refirió varias veces al clima familiar del equipo y el vestuario y de que los Mellizos quisieron que Nishioka y su esposa estuvieran cómodos durante el viaje.

Gardenhire incluso mostró un libro de bolsillo de "Japonés de Sobrevivencia" y dijo que sus hijas lo ayudaban a intentar aprender el idioma.

"Tenemos una gran química en este equipo", dijo Smith. "Al hablar con Gardy y con algunos de nuestros jugadores, estamos muy confiados de que nuestros jugadores van a recibir a Tsuyoshi como un nuevo pelotero y un nuevo compañero de equipo. Todos tenemos las mismas metas".

Nishioka pidió que lo dejaran presentarse en inglés y pronunció con dificultad una oración completa: "Estoy entusiasmado de ser parte de la familia de los Mellizos. Gracias", dijo, y luego sonrió.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Browns apuestan por Colt McCoy


Se sintió como un cambio de guardia en las instalaciones de los Cleveland Browns esta semana. Después de discutirlo con el presidente del equipo Mike Holmgren, y con el coordinador ofensivo Brian Daboll, el entrenador en jefe de los Browns Eric Mangini nombró al mariscal de campo novato Colt McCoy como titular para el resto de la campaña del 2010.

Mangini halagó la ética de trabajo de McCoy, su corta curva de aprendizaje y cómo el novato jamás aceptó cuando todos dentro de la organización --desde Holmgren hasta abajo-- declararon que no planeaban ver a McCoy sobre el campo en este año. En lugar de ello, McCoy proyecta para jugar ocho partidos, la mitad a de la temporada de los Browns.

McCoy consiguió su oportunidad inicial gracias a las lesiones, pero ha recuperado la titularidad con un juego sólido en cinco inicios. Lanzó para 975 yardas, completó el 63.8 por ciento de sus pases y registró un índice de pasador de 85.3. El novato probó ser el mejor pasador en la plantilla, y esencialmente forzó al equipo a tomar esta decisión.

"Realmente no lo miraba como estar lanzando a un joven para ver si lo puede lograr o no", declaró Mangini. "Pienso que Colt realmente hizo un buen trabajo con las oportunidades que tuvo. Pienso que se ha ganado el derecho de iniciar estos tres partidos".

¿Es McCoy la solución a largo plazo para Cleveland? Es demasiado prematuro decirlo.

Pero los Browns (5-8) y el resto de la NFL están a punto de averiguar más sobre McCoy en las siguientes tres semanas ante oponentes de la AFC Norte. La primera prueba llega el domingo, un partido de gira ante los Cincinnati Bengals (2-11) y luego vienen partidos consecutivos en casa ante los Baltimore Ravens (9-4) y Pittsburgh Steelers (10-3), ambos equipos con calibre de playoffs.

Las llantas entrenadores han sido retiradas oficialmente para McCoy.

"No es un día para conmemorar", declaró McCoy el jueves. "Hoy es el día que sé que soy el titular y debo salir a jugar. Debo salir y mejorar y ayudarnos a ganar".

El juego de McCoy en la recta final afectará mucho a los Browns, comenzando con lo que suceda en el día de draft. Mariscal de campo en la posición más importante de la liga, y Cleveland ha carecido de estabilidad desde que volvieron a la NFL en 1999.

Muchos pasadores han pasado por la puerta revolvente de Cleveland, incluyendo a Tim Couch, Kelly Holcomb, Jeff Garcia, Trent Dilfer, Charlie Frye, Derek Anderson, Brady Quinn y ahora Jake Delhomme. El pobre nivel de juego en la posición es una de las mayores razones por la cual Cleveland tiene apenas una aparición de temporada en más de una década.

McCoy mostró promesa, culminando con registro de 2-3 en cinco inicios. pero cinco partidos no hacen una campaña sólida. Tres partidos más proveerán media campaña de videos para evaluar al novato.

"El objetivo Nº 1 de los Cleveland Browns por ahora es descifrar lo que tienen en McCoy", declaró Matt Williamson de la consultora Scouts Inc. "Les gusta lo que han visto de él pero, ¿puede ser el indicado? ¿O necesitan los Browns reclutar a alguien o contratar a un agente libre? Pienso que los Browns necesitan tener un panorama más claro entrando en temporada baja".

Los Browns también requieren saber si McCoy puede jugar bajo el clima inclemente. Garcia, Frye y Quinn no tenían la suficiente potencia en el brazo para lanzar en las fuertes ventiscas que llegan desde el Lago Erie a Browns Stadium durante el invierno.

La mejor cualidad de McCoy es su precisión, no su potencia, lo que hizo sonar algunas sirenas de alarma cuando los Browns seleccionaron al producto de la Universidad de Texas en la tercera vuelta del draft. McCoy no se enfrentó demasiado a la intemperie como titular de cuatro años en la Big 12.

"He jugado en la nieve en Kansas un par de veces. Jugué en Nebraska", explicó McCoy. "Tuvimos algunos juegos muy mojados en casa [en Austin]".

McCoy cree que jugar en el clima malo es más mental que físico. Pero cuando fue presionado por los reporteros en la semana respecto a su potencia en el brazo, un confiado McCoy disparó de regreso.

"Supongo que lo averiguaremos, ¿no?", respondió McCoy.

Recorrer el carrusel de la AFC Norte también será de gran ayuda para McCoy. Si Cleveland ha de darle rumbo a la franquicia y alcanzar la postemporada, primero debe aprender a ganar dentro de su división.

En las tres campañas pasadas, los Browns tienen registro de apenas 3-12 ante oponentes de la AFC Norte. Es una de las razones principales por las que el entrenador en jefe Romeo Crennel fue despedido en Cleveland y Mangini actualmente se encuentra en la silla caliente. Si McCoy puede encenderse y ganar dos o tres partidos ante los principales rivales de Cleveland, todos en la organización se sentirán mejor de cara a la temporada baja.

Es obvio que los Browns tienen mucho invertido en el desempeño de McCoy para los tres últimos partidos.