Deportes americanos

domingo, 31 de octubre de 2010

Magic 70 Heat 96


MIAMI -- Dwyane Wade anotó 26 puntos en el juego inaugural de Miami en casa, LeBron James tuvo 15 unidades y siete asistencias, y el Heat encestó el viernes los primeros 14 puntos de la segunda mitad en camino hacia una sorpresivamente fácil victoria por 96-70 sobre el Orlando Magic.

El Heat aplastó a Orlando por 28-10 en el tercer período al tiempo que James y Wade se combinaron para encestar desde la distancia de tres puntos al iniciar la segunda mitad, y Miami obtuvo un sexto triunfo sobre el Magic en sus últimos 21 encuentros.

Por supuesto, todos los juegos previos fueron antes de que Wade, James y Chris Bosh se juntaran en Miami.

Y si este juego fue la vara para medir cómo se está integrando el Heat, el resultado tendría que ser disfrutable para los tres astros de Miami: el Heat limitó a Orlando a su menor producción total de puntos desde el 2 de diciembre del 2005.

Cuando el Heat adquirió a James este verano, el presidente de operaciones de baloncesto del Magic, Otis Smith, pronunció una frase ahora deplorable: "Fue una sorpresa que él fuera (a jugar para Miami). Yo pensaba que era, supongo, más competitivo".

No tardó mucho para que el trío proporcionara su primera jugada brillante: Bosh ganó un rebote en un extremo de la cancha, le dio un pase hasta casi media cancha a James, quien se le escabulló a un rival y envió un pase alto. Wade lo tomó en el aire y realizó una clavada relampagueante.

Dwight Howard anotó todos sus 19 puntos en la primera mitad por Orlando, que sólo acertó 30 por ciento de sus disparos, incluido un pobre desempeño de dos canastas en 20 intentos en el tercer período. Howard salió del juego por acumulación de faltas cuando restaban 5:41 minutos en el reloj, y falló todos sus tres tiros en la segunda mitad.

El reserva Ryan Anderson encestó 12 puntos para el Magic, que obtuvo 10 de Jameer Nelson.

Los titulares de Miami --sin puntos de Joel Anthony-- superaron a los de Orlando por 59-37.

La primera mitad fue bastante equilibrada, con ocho cambios de liderazgo y siete marcadores empatados; con ningún equipo logrando más de nueve puntos de ventaja.

Eso cambió rápidamente en la segunda mitad.

Por el Heat, el puertorriqueño Carlos Arroyo jugó 25:01 minutos; encestó tres de siete tiros de campo y su único tiro libre para sumar siete puntos. Tuvo cuatro rebotes, cuatro asistencias y una falta.

-- AP

Vikings 18 Patriots 28

Tom Brady fue superior a Brett Favre y no le prestó el balón al mariscal de campo sustituto de los Vikings cuando Favre tuvo que abandonar el juego, y los Patriots de Nueva Inglaterra derrotaron el domingo por 28-18 a Minnesota.

Brady escapó a la presión defensiva para completar un pase de anotación de 65 yardas con el receptor abierto Brandon Tate y dar a los Patriots la ventaja en el tercer cuarto. El primer touchdown de BenJarvus Green-Ellis, en carrera de 13 yardas, puso el marcador en 21-10.

Favre, que amplió su récord a 292 partidos consecutivos en la NFL pese a dos fracturas en el pie izquierdo, condujo a Minnesota a la yarda tres de Nueva Inglaterra antes de ser aplastado por el liniero defensivo Myron Pryor.

Favre fue retirado del terreno de juego en un carrito a medio cuarto período con una cortada en el mentón que requirió 10 puntadas.

Jackson ocupó su lugar y lanzó un pase de una yarda para anotación a Naufahu Tahi en la primera jugada, después conectó con Percy Harvin en conversión de dos puntos para acercarse a 21-18.

Pero Brady orquestó una serie ofensiva de 13 jugadas y 80 yardas que consumió el tiempo, la cual culminó con anotación de Green-Ellis para lograr el marcador definitivo con apenas 1:56 minutos por jugar.

Hornets 99 Spurs 90


Chris Paul encestó 25 puntos y los Nueva Orleáns Hornets se mantuvieron el sábado como el único equipo invicto en la División del Suroeste al derrotar por 99-90 a los San Antonio Spurs.

David West agregó 18 puntos y los Hornets lograron que su entrenador novato Monty Williams tuviera un comienzo de temporada con foja de 3-0 después de derrotar a su ex técnico y mentor Gregg Popovich.

Por los Spurs, el argentino Manu Ginóbli fue el mejor a la ofensiva al anotar 23 puntos, Tuvo dos rebotes y repartió siete asistencias en casi 37 minutos de juego.

El francés Tony Parker agregó 13 unidades luego de firmar una extensión de contrato por cuatro años y 50 millones de dólares.

Sin embargo, los Spurs tuvieron un pobre desempeño al tirar a la canasta en el tercer período y jamás se recuperaron.

Heat 101 Nets 78

NEWARK, Nueva Jersey -- LeBron James anotó 20 puntos, Chris Bosh y Dwyane Wade estuvieron cerca de esa producción, y el Miami Heat terminó el domingo con el arranque invicto de temporada de los New Jersey Nets al vencerlos 101-78.

El puertorriqueño Carlos Arroyo aportó 12 puntos en el triunfo.

Bosh finalizó con 18 unidades y Wade sumó 17, logrando ambos la mayoría de éstas en la dominante primera mitad de Miami antes de descansar en la banca en el último cuarto. James jugó poco en el último período y agregó siete rebotes y siete asistencias.

Fue el más impresionante desempeño ofensivo hasta el momento del Heat, que ha ganado tres juegos consecutivos desde que comenzó su nueva era con una derrota en Boston en el juego inaugural de la temporada.

Miami acertó el 68 por ciento de sus disparos en la primera mitad, cuando sus tres astros se combinaron para conseguir 41 puntos --uno menos que Nueva Jersey--, y las estadísticas sólo bajaron cuando entraron a la cancha las reservas hacia el final del juego.

Arroyo jugó 26:52 minutos, en los que acertó cinco de siete tiros de campo y uno de dos tiros libres; tuvo cinco rebotes, cuatro asistencias y cuatro faltas personales.

jueves, 28 de octubre de 2010

No se arrepiente Washington


Ron Washington no está arrepentido de usar a Vladimir Guerrero como jardinero derecho ni aún después de que el dominicano cometiera dos errores y luciera rústico la mayor parte de la tarde durante el primer partido de la Serie Mundial de Grandes Ligas, que terminó en una victoria 11-7 de los Gigantes de San Francisco sobre los Rangers de Texas.

"No, no lo estoy", dijo Washington cuando le preguntaron si estaba arrepentido de usar a Guerrero a la defensa.
En el primer partido de su historia en el Clásico de Otoño, Texas cometió cuatro errores por primera vez en el año, facilitando el triunfo de San Francisco, que además pegó 14 imparables, incluyendo 8 en 4.2 entradas contra el estelar zurdo Cliff Lee.
Washington fue forzado a usar a Guerrero en el jardín derecho debido a la ausencia del bateador designado en los estadios de la Liga Nacional. Guerrero bateó .300 con 29 jonrones y 115 carreras impulsadas, pero solamente apareció en 18 juegos como jugador defensivo.
En la octava entrada el miércoles manejó mal batazos del colombiano Edgar Rentería y de Freddy Sánchez, facilitando que San Francisco anotara tres carreras. Al bate se fue de 4-1 con dos carreras impulsadas, alcanzando cinco producidas en sus últimos dos partidos.
"A veces uno comete errores, pero hay que mirar adelante. Traté de parar la bola en el batazo de Rentería, pero me dio un mal rebote", dijo Guerrero.
"Hicimos unos cuantos errores, pero lo que pasó, pasó. Ahora hay que enfocarse en ganar el segundo juego", agregó.
En el segundo partido, el jueves, el zurdo C.J. Wilson enfrentará al derecho Matt Cain. Washington no dijo definitivamente si sacrificaría ofensiva para mejorar defensa, dejando a Guerrero en la banca. El pelotero dijo que no estaría molesto si eso sucede.
"[Washington] no me ha dicho nada, no se sabe. Si estoy jugando o no, mi mente estará positiva. Tenemos otros muchachos que pueden jugar y yo aún podría salir a batear de emergente", dijo Guerrero.
Estando abajo 0-1 es impredecible si Washington, quien se caracteriza por apoyar sus peloteros, dejará fuera de la alineación a un jugador que batea .320 con 436 jonrones en 15 temporadas y tiene 41 partidos de experiencia en postemporada.

Knicks 98 Raptors 93


Wilson Chandler anotó 22 puntos, Amare Stoudemire totalizó 19 unidades y 10 rebotes, y los Knicks de Nueva York derrotaron el miércoles 98-93 a los Raptors de Toronto.

Chandler anotó ocho puntos en el último periodo y Stoudemire añadió siete a la causa de Nueva York, que tenía una ventaja de 74-72 después de tres periodos.

Andrea Bargnani anotó 18 unidades en la primera mitad pero sólo añadió cuatro en la segunda por Toronto, que había ganado ocho de sus últimos nueve duelos inaugurales de una campaña. Los Raptors disputaron su primer partido sin su astro Chris Bosh, contratado por Miami antes de esta campaña.

Bosh pasó siete años en Toronto.

Jarrett Jack anotó 16 puntos, mientras que el lituano Linas Kleiza y el brasileño Leandro Barbosa totalizaron 13 cada uno por los Raptors.

Barbosa logró seis encestes en 26 disparos en jugada. Sumó también dos rebotes y una asistencia en 24:25 minutos.

Vigilantes 7 Giants 11

Los Gigantes de San Francisco y sus modestos bates se encargaron de demostrar que Cliff Lee no es un extraterrestre.

Freddy Sánchez conectó el tercero de sus cuatro dobles ante el as de los Rangers dentro de un racimo de seis anotaciones en la quinta entrada, que enfiló el miércoles a San Francisco a la victoria 11-7 sobre Texas en el primer juego de la Serie Mundial. Juan Uribe también sacudió un jonrón de tres carreras en ese inning.

Modelo de excelencia e invicto en la postemporada, se suponía que Lee la iba a tener más fácil al enfrentar a los Gigantes, cuya ofensiva fue la 15ta en las mayores en cuanto a carreras anotadas. Después de todo, Lee había amansado a los Rays de Tampa Bay y los Yanquis, equipos más contundentes, en las dos anteriores rondas.

Al iniciar el partido, Lee se presentó con una efectividad de 1.26 y marca de 7-0 en ocho aperturas de postemporada. Pero no sobrevivió al quinto tras tolerar siete carreras _seis limpias, y ocho hits. Su efectividad se disparó a 1.96.

Tim Lincecum, su contraparte, tampoco tuvo una actuación brillante al trabajar cinco entradas y dos tercios. Pero salió victorioso en el duelo entre los ganadores del Cy Young de 2008.

Con la ventaja por 2-0, los antecedentes de Lee indicaban que eso iba a bastar para sentenciar el juego. Sin embargo, careció de su mejor curva y tampoco estuvo fino con su control. Su cuenta de pitcheos fue de 32 en el tercero, en el que imparables consecutivos de Sánchez y Buster Posey igualaron la pizarra.

Los Gigantes se fueron arriba 3-2 en el quinto inning, cuando Andrés Torres pegó un doble al saludar una curva que se quedó colgada y Sánchez mandó una recta al jardín izquierdo con su tercer doble de la noche.

Con dos outs, Pat Burrell negoció un boleto. Acto seguido, Cody Ross y Aubrey Huff conectaron sencillos remolcadores que pusieron el juego 5-2 y expulsaron a Lee.

Darren O'Day, un relevista que lanza al estilo submarino, no pudo frenar a los Gigantes. Después de lanzar dos bolas, Uribe la desapareció por el jardín izquierdo para poner las cosas 8-2.

Fue algo inusitado. San Francisco no había anotado más de ocho de carreras desde el 25 de septiembre en Colorado.

¿Quién se iba a creer que explotarían ante Lee, un hombre que sólo había permitido nueve carreras en 64 innings de postemporada?

Fue el segundo año sucesivo en el que el primer juego arrancó con una pulseada entre dos ganadores del Cy Young.

Los nervios marcaron los primeros compases del equipo local, ya que Lincecum lució desorientado cuando sorprendieron a un corredor entre la antesala y el plato, y Sánchez lo sacaron out cuando no pudo regresar a tiempo tras un elevado por el derecho.

Texas atacó de inmediato, cuando Elvis Andrus abrió con un sencillo al izquierdo que le sirvió para extender a 12 su racha de hits en la postemporada. Luego que Michael Young recibió boleto y Josh Hamilton avanzó a los corredores con una roleta por primera, Vladimir Guerrero remolcó a Andrus al dar un rodado que se desvió en la rodilla izquierda de Lincecum y la pelota se quedó en el cuadro interior.

Los Gigantes la sacaron barata, ya que Uribe fildeó una roleta dura de Ian Kinsler, pisó tercera y tiró a primera para ejecutar la doble matanza, con una magnífica atrapada de Huff.

Bengie Molina puso en marcha el segundo con un sencillo y tras un out avanzó a tercera con un doble de Lee entre el izquierdo y central. Un elevado de sacrificio de Andrus trajo a Molina con la segunda carrera.

¿Partido definido?

No, fue la respuesta enfática de los Gigantes, un equipo que ambiciona atrapar el primer campeonato en el Clásico de Otoño desde que la franquicia se fue de Nueva York y en 1957 se instaló en el norte de California.

Michael Young pifió una roleta de Edgar Rentería al abrir el tercero. Después que Lincecum fue retirado con un elevado al intentar un toque, Torres recibió un pelotazo en el brazo, Sánchez empalmó un doble por el izquierdo y Posey ligó sencillo al central.

Después que Lincecum sacó los dos primeros outs del sexto con ponches a Vladimir Guerrero y Nelson Cruz, Texas logró descontar a 8-4 mediante un doble remolcador de Molina y un sencillo de David Murphy. El dominicano Santiago Casilla entró en relevo y ponchó a Andrus para acabar con la rebelión.

Dobles de Travis Ishikawa y Sánchez, además de un sencillo de Nate Schierholtz ampliaron la ventaja.

Con el polémico rey de los jonrones Barry Bonds como otro aficionado más en las tribunas, la primera bola fue lanzada por Juan Marichal, Orlando Cepeda, Willie McCovey, Monte Irvin y Gaylord Perry, todos ex Gigantes que están en el Salón de la Fama. El único ausente fue Willie Mays, quien no pudo acudir tras sentirse enfermo.

Esta fue la primera vez desde 2001 que la serie arrancó en una estadio de la Liga Nacional.

Y haber ganado el primer juego es algo alentador para San Francisco, ya que 11 de los últimos 13 que lo hicieron terminaron proclamándose campeones.

En el segundo juego el jueves, Matt Cain abrirá para los Gigantes frente a C.J. Wilson.

Texas se resistió en el noveno y fabricó tres carreras, forzando el ingreso del cerrador Brian Wilson.

Un elevado de sacrificio de Guerrero produjo una, mientras que Cruz fletó dos con un doble. Todo terminó con un elevado de Kinsler al derecho.

Por los Rangers, el venezolano Andrus de 3-1 con dos anotadas y una producida. Los dominicanos Guerrero de 4-1 con dos empujadas, Cruz de 5-1 con dos remolcadas, Julio Borbón de 1-1 con una anotada. El puertorriqueño Molina de 4-2 con dos anotadas y una impulsada. El mexicano Jorge Cantú de 1-0.

Por los Gigantes, el puertorriqueño Torres de 4-1 con dos anotadas. El dominicano Uribe de 4-1 con una anotada y tres impulsadas. El colombiano Rentería de 3-1 con dos anotadas.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Rockets 110 Lakers 112

Kobe Bryant anotó 27 puntos y el recién llegado Steve Blake logró el triple de la ventaja con 18,8 segundos restantes de juego, llevando a los Lakers de Los Angeles a vencer el martes 112-110 a los Rockets de Houston, marcando el comienzo de la campaña.

El español Pau Gasol anotó 29 tantos y recuperó 11 rebotes para los Lakers, quienes desplegaron un emblema dorado en celebración de su decimosexto triunfo en el campeonato de la NBA y repartieron anillos durante una emotiva ceremonia previa al partido.

Luego, los campeones se quedaron atrás por 15 puntos antes de recuperarse y lograr ponerse arriba en un cuarto periodo gracias a los triples de Shannon Brown.

Los equipos se disputaron la delantera varias veces en el minuto final, pero el argentino Luis Scola, de Houston, no logró un complicado tiro a 3 segundos por jugarse.

Suns 92 Trail Blazers 106

Nicolás Batum anotó 19 puntos, logrando tres triples, y recuperó 11 rebotes para llevar a los Phoenix Suns a vencer el martes 106-92 a los Portland Trail Blazers en el comienzo de la campaña.

Brandon Roy anotó 24 puntos para los Blazers, que perdieron ante los Suns en la primera ronda de los playoffs la temporada pasada.

Steve Nash anotó 26 unidades para los Suns, que quedaron atrás en la mayor parte de la primera mitad antes de avanzar en el tercer periodo. Un salto de Nash para robar el balón forzó una ventaja de 76-71.

Portland empató al llegar a 86 anotaciones gracias al novato Armon Johnson cuando quedaban 8:15 minutos para terminar el partido. Tras un salto de Andre Miller, Batum logró un triple y otra anotación para poner los cartones en 97-91 con 3:14 minutos restantes de partido.

Batum añadió dos triples más, incluido uno final a tan sólo 22,9 segundos de finalizar el partido.

Los Suns y Nash ya no tienen consigo al alero estrella Amare Stoudemire, que se unió a los Knicks de Nueva York como agente libre fuera de temporada.

Stoudemire registró una media de 23,3 tantos, formando equipo con Nash y perfilando a ambos como la pareja perfecta de los Suns. Está claro que los Suns aún se están ajustando al cambio.

"Verán muchas cosas de nosotros distintas en el próximo mes hasta que logremos asentarnos", dijo el entrenador Alvin Gentry ante del partido.

-- AP

Heat 80 Celtics 88

LeBron James fue uno de los pocos jugadores de Miami con una buena actuación, al acumular 31 puntos, y los Celtics de Boston vencieron el martes 88-80 al Heat, en el comienzo de la campaña para ambos equipos, repletos de estrellas.

Boston tomó una gran ventaja de 45-30 al intermedio, pero Miami apretó el marcador a 63-57 después del tercer periodo, apoyado en 15 puntos de James durante ese lapso.

El público de Boston hizo su papel, e increpó durante todo el partido al Heat, gritándole a coro que se trata de un equipo "sobrevaluado".

Un enceste de James, al pie del aro puso los cartones en 83-80 cuando restaba 1:10 minuto del partido. Pero Boston, que llegó a tener una ventaja de 19 puntos, anotó las últimas cinco unidades, gracias a un triple de Ray Allen y a dos tiros libres de Paul Pierce.

Los otros dos miembros del trío temible de Miami tuvieron una noche discreta. Dwyane Wade anotó 13 puntos y Chris Bosh añadió ocho, además de ocho rebotes.

martes, 26 de octubre de 2010

Partido espectacular abre la NBA

Antes de salir el lunes hacia el aeropuerto para tomar el avión a Boston, Dwyane Wade habló con familiaridad de un amigo al que llama Larry.
Larry el del Trofeo Larry OBrien. El que recibieron por ganar un campeonato de la NBA.
"Le pregunté dónde ha estado", comentó Wade. "Me ha eludido. Hace tiempo que no lo veo".
Larry estará esperando a alguien en junio, y en la noche del martes el Heat de Miami dará lo que espera sean los primeros pasos para conseguirlo cuando comience finalmente en Boston una temporada con expectativas de lograr el título.
Miami se enfrentará a los Celtics, campeones reinantes de la Conferencia Este, en un juego cargado de datos históricos.
Es el primer juego de LeBron James con Miami después de siete temporadas en Cleveland. La primera ocasión en que Wade juega con James y Chris Bosh como compañeros. Shaquille O"Neal _alguna vez compañero de equipo de Wade y James_ juegan por primera vez con los Celtics. Paul Pierce, Ray Allen y Kevin Garnett motivados por una derrota en el séptimo juego contra los Lakers en la serie final de la temporada pasada. Los nuevos tres jugadores de altura de Miami contra los no tan nuevos tres grandes de Boston.
¡Ah!, y el pequeño factor de que Wade y James fueron eliminados de la postemporada por Boston en la primavera pasada, derrotas que ayudaron a su decisión de jugar juntos.
"Creo que la NBA realizó un trabajo increíble al escoger un tremendo primer partido", dijo Wade.
ONeal opina que se trata simplemente de un encuentro más, señalando que los únicos partidos grandes en los que ha participado son aquellos en los que se ha disputado una "joya" (un anillo de campeonato).

domingo, 24 de octubre de 2010

Patriots 23 Chargers 20



El nuevo pateador de San Diego, Kris Brown, falló este domingo un gol de campo de 50 yardas con 23 minutos restantes en el reloj, y los New England Patriots se escabulleron con un triunfo por 23-20 sobre los Chargers.

Brown se preparó para un gol de campo de 45 yardas que habría obligado al tiempo extra, pero el guardia Louis Vásquez fue castigado por movimiento ilegal en la línea. Los Chargers tuvieron que retroceder cinco yardas. El intento de Brown estuvo suficientemente largo, pero rebotó en el poste derecho. Brown fue contratado la semana pasada pues Nate Kaeding tiene una lesión en la ingle.

Con ventaja de 3 puntos y dos minutos por jugar, New Inglaterra apostó por avanzar una yarda en cuarta oportunidad desde su yarda 49, pero BenJarvus Green-Ellis perdió una yarda al ser detenido por Antwan Applewhite. El entrenador Bill Belichick había discutido la colocación del balón en la jugada anterior y perdió, por lo que eso le costó su último tiempo fuera. San Diego avanzó entonces a la yarda 27.

Los Patriots (5-1) lograron empatar con los New York Jets en el primer puesto de la AFC Este. Los Chargers cayeron a récord de 2-5.

Un mexicano de leyenda: Fernando Valenzuela

De pronto, todos querían ser Fernando. Aquel mexicano rechoncho, que miraba al cielo cuando lanzaba hacia el plato con movimientos poco ortodoxos, desató un furor que trascendió los límites del Dodger Stadium y se extendió a cada parque de las Grandes Ligas.

Fernando Valenzuela, el zurdo de Sonora, se robó el corazón de los fanáticos desde aquel 15 de septiembre de 1980, cuando debutó con triunfo de 1-0 como apagafuegos ante los Astros de Houston.

Era el anticipo de lo que le esperaba al mundo del béisbol para la temporada de 1981, cuando arrancó con toda su fuerza la Fernandomanía.
El sueño americano del entonces adolescente comenzó a tomar forma en 1979, cuando el cazatalentos cubano Corito Barona lo vio lanzar en la liga mexicana y se lo recomendó a su compatriota Mike Brito, quien trabajaba para los Dodgers de Los Angeles.
Después de una breve estancia en las Menores y apenas 15 días en Grandes Ligas en 1980, comenzó la campaña de 1981 ya como abridor titular en un staff que contaba con los estelares Burt Hooton, Bob Welch y Jerry Reuss.

Le tocaba a Valenzuela sustituir en la rotación nada menos que a Don Sutton, que ese año rompió los lazos de 15 campañas con los Dodgers y partió hacia Houston.

Fernando era el primer mexicano en la historia de la franquicia, a pesar de que el Dodger Stadium está enclavado en la barriada de Chavez Ravine, un área repleta de inmigrantes del país azteca en Los Angeles.

De hecho, el uso de los terrenos de la zona para construir el parque beisbolero fue motivo de fricciones entre la comunidad mexicana, las autoridades locales y la organización beisbolera.

Pero todo cambió con la llegada de Fernando.

Con apenas 20 años de edad, el joven que ganó el sobrenombre de "El Toro" se echó a la afición y a la prensa en un bolsillo, por sus ganas inagotables de entregarse al juego.

Sus números hablaron por él. De 25 aperturas completó 11 juegos, ocho de ellos por la vía de los nueve ceros, al tiempo que además encabezó la Liga Nacional en innings lanzados (192.1) y ponches propinados (180).

Valenzuela terminó con balance de 13-7 y efectividad de 2.28, para llevarse al mismo tiempo el premio Cy Young a mejor lanzador del viejo circuito y el de Novato del Año.

Por si fuera poco, mereció el Silver Slugger al mejor bateador entre los serpentineros y quedó quinto en la votación del Jugador Más Valioso.

Como colofón a tan sensacional temporada, logró tres victorias en los playoffs, incluida una ante los Yankees de Nueva York en la Serie Mundial y se ciñó el anillo de campeón.

De la noche a la mañana, Valenzuela se convirtió en héroe nacional de México y en la mayor celebridad de Los Angeles, con todo y las estrellas de cine que por allí pernoctan.

Sus camisas se vendían como pan caliente y los niños imitaban sus movimientos en la lomita. Sus hazañas incluso inspiraron canciones.

Aún más, la gente acudía a los estadios donde se presentaba como visitante para ver al fenómeno de Sonora, aún cuando venciera al equipo de casa.

Hoy Fernando sigue amando el béisbol y lo hace desde la cabina de transmisión de los juegos de los Dodgers.

Su legado en el terreno que aún perdura, su batalla por triunfar en el sueño americano y el Valenzuela humano inspiraron al director Cruz Angeles para realizar el documental "Fernando Nation", que forma parte de la selección 30 por 30, con la que ESPN celebra sus 30 años de creado.

Tres décadas después, la Fernandomanía aún vive.

viernes, 22 de octubre de 2010

Zapatos prohibidos en la NBA

La aplicación de la nueva tecnología para conseguir que las zapatillas de los jugadores de baloncesto de la NBA puedan saltar más alto no tendrá cabida en estos momentos dentro de la competición oficial.
La NBA está prohibiendo a sus jugadores utilizar una línea nueva de zapatillas deportivas que supuestamente incrementa la altura de los saltos.
“Bajo los reglamentos, los jugadores no pueden usar durante el partido ningún calzado que proporcione una ventaja competitiva indebida”, destacó la NBA en un comunicado ofrecido a los distintos medios.
La nueva zapatilla denominada Concept 1, de la compañía Athletic Propulsion Labs, con un precio de 300 dólares en el mercado, emplea un sistema de resorte diseñado para incrementar el impulso. La empresa con sede en Los Ángeles fue fundada por los mellizos Adam y Ryan Goldston, ambos jugadores de baloncesto de la Universidad del Sur de California, cuyo padre trabajaba en la industria del calzado./EFE

jueves, 21 de octubre de 2010

Red Bulls beat Revs, clinch Eastern Conference



HARRISON, N.J. – With great goals from Dane Richards and Joel Lindpere, the Red Bulls clinched the Eastern Conference title for just the second time in franchise history on Thursday night with a hard-fought 2-0 win over New England.

With the win, New York clinched homefield advantage through the Eastern Conference final.

The match lacked plenty in terms of on-the-field beauty, but was a battle in every meaning of the word, including five yellow cards. An effective and somewhat direct New York side looked far more motivated in the match then New England, who will be missing the playoffs for the first time since 2002.

It was Goal of the Week stuff that gave the Red Bulls the lead in the 17th minute. Winning the ball 30 yards in front of goal, Mehdi Ballouchy made a deft touch pass to Juan Pablo Angel to start a New York counterattack.

Quickly turning on the ball and heading towards the midfield line, Ángel looked up and played a ball into space for Richards on the right flank. The winger streaked onto the ball, took a couple of touches and then fired a laser of a shot over New England goalie Bobby Shuttleworth for the opening score.

For the Jamaican international, it was his fifth goal of the season, all scored over the course of his last seven MLS games.

The home side nearly doubled the lead 12 minutes later. Richards threaded a ball across the box to striker Salou Ibrahim, who timed the pass perfectly but sent his ensuing shot skimming across the grass just a foot wide of the post.

New England mustered little offense in the first half, with a well-taken Sainey Nyassi shot from the right edge of the penalty area the only chance of note. The Revolution had difficulty with the New York midfield and the high pressure being applied on the wings by Richards and Ballouchy, who were active all night long.

In the second half, however, the visitors perked up and showed a better, looser attack.

Just moments after the break, Revs' defender Darrius Barnes launched a deep throw-in that was bobbled by Red Bulls goalkeeper Bouna Coundoul. The ball bounced just yards in front of goal, but Shalrie Joseph was unable to connect with the bouncing ball and Ilija Stolica’s shot crashed into Coundoul's legs.

A few minutes later, in the 52nd, Kenny Mansally attempted a volley from the left side of the six-yard area, but his effort went well wide.

New England continued their onslaught in an attempt to find the equalizer against a New York side that had a much more subdued second 45.

Just 10 minutes from the end, the Revs would have another clear opportunity. Nyassi sent a ball into the right edge of the three-yard box to Joseph, who cut back and rolled a pass to Marko Perovic. The lefty, however, attempted a right-footed shot that went well above the frame.

New York would put the nail in the coffin in added time. Lindpere beat the offside trap and danced around Shuttleworth and a Revs defender to fire into an empty net for his third goal of the season.

The win completed an improbable season for the Red Bulls, who finish atop the Eastern Conference just a season removed from having the worst record in the league.

Scoring Summary:

NY -- Dane Richards 5 (Juan Pablo Angel 4) 17

NY -- Joel Lindpere 3 (Tony Tchani 3) 92+

Misconduct Summary:

NE -- Shalrie Joseph (caution; Reckless Tackle) 39

NE -- Jason Griffiths (caution; Reckless Tackle) 65

NE -- Kenny Mansally (caution; Reckless Foul) 71

NY -- Jeremy Hall (caution; Reckless Foul) 74

NY -- Rafael Marquez (caution; Reckless Foul) 87

Lineup:

New England Revolution -- Bobby Shuttleworth, Emmanuel Osei (Pat Phelan 80), Cory Gibbs, Darrius Barnes, Chris Tierney, Sainey Nyassi, Shalrie Joseph, Jason Griffiths, Kenny Mansally, Ilija Stolica (Zack Schilawski 77), Marko Perovic.
Substitutes Not Used: Nico Colaluca, Kheli Dube, Seth Sinovic, Khano Smith, Tim Murray.

New York Red Bulls -- Bouna Coundoul, Jeremy Hall, Carlos Mendes, Tim Ream, Roy Miller, Dane Richards, Mehdi Ballouchy, Rafael Marquez (Tony Tchani 88), Joel Lindpere, Salou Ibrahim, Juan Pablo Angel.
Substitutes Not Used: Juan Agudelo, Chris Albright, Mike Petke, Carl Robinson, Sinisa Ubiparipovic, Greg Sutton.

Referee: Michael Kennedy
Referee's Assistants: Adam Wienckowski; Brian Poeschel
4th Official: Jorge Gonzalez
Weather: Partly Cloudy and 57 degrees
Attendance: 15,866

THE RANGERS ARE A VICTORY FROM A WORLD SERIES


Infielders Young and Ian Kinsler have chafed for days at the idea that the Rangers would be frightened of the moment, unable to regain their composure after the bitter Game 1 loss, and now having won three straight games feel validated that the Yankee mystique did not wilt their resolve. Derek Holland, who pitched 3 2/3 innings of scoreless relief, admitted to the nerves of playing on the legendary stage. Bengie Molina hits the game-winning homer after beleaguered manager Joe Girardi walks David Murphy to face him. The Rangers' knees are not knocking in the Bronx. They are embarrassing the defending champions.

"Nobody cares about us," Molina said. "We're supposed to lose."

Surging toward the pennant, Chuck Greenberg reveals that he wanted to play the Yankees all along."I wanted to play the Yankees for completely separate reasons," Greenberg said. "I thought we had a compelling story to tell and I wanted to do it on the biggest stage. In hindsight, there's no question that Wash was correct, that to gradually prepare us for this environment was the proper course -- but being here and winning here was the only way people would ever recognize just what this organization has done."

The Yankees are stunned at the star turn they are witnessing, from the transcendent Hamilton (two more home runs), to the consistent, redeemed Young (a bases-loaded snare of a Lance Berkman hotshot that ended a Yankee threat in the eighth).

In the middle of it all there is Washington, who does not feel he is respected for his managing ability by the national press. He seeks peace in the results but suffers from the same complex as his ball club historically.

He is redeemed for his transgressions of last year -- he tested positive for cocaine -- and at times cannot help but wonder if his contract will not be renewed because of lingering hard feelings.

"I'm at peace. I really am. I understand if there are some people who cannot forgive. It was my fault. I did it," Washington said. "All I asked of Jon [Daniels] was that he gave me a chance to save my reputation, and he did. For that, I will always consider him a friend. I told him if there's a problem with me, not for him to get in the middle of it on my behalf. He's done enough and I'm grateful to him."

In victory, Greenberg says the organization is in agreement that Washington is valued and that when the Rangers -- Daniels and Ryan, especially -- supported the decision to retain the manager in 2009, the matter was closed.

Should the Rangers advance, Washington will not join Yogi Berra, Chuck Dressen and Dusty Baker as part of the select group of managers who took their clubs to the World Series only to be out of a job after the season.

Greenberg says Washington's contract is "done," just with final details being worked out.

"The ultimate hypocrisy would've been to make a decision you thought was right when no one knew about it and then reverse it when everyone found out," Greenberg said. "That would've been wrong. That would've been weak."

Wednesday, Oct. 20: Yankees 7, Rangers 2

A DAY EARLIER, Keith Olbermann, the television host for the MSNBC program "Hardball," shook Ron Washington's hand and the two had a friendly conversation. Olbermann reminded Washington that the Yankees, being the Yankees, can often only be defeated by the paranormal. "They're like vampires over there," he told Washington, the implication being championship teams unless properly vanquished find a way to rise and revive; the Rangers must not give the Yankees any form of momentum that will give them hope.

The energy at the Stadium is odd, uneven. This is an elimination game. The Yankees' season could end in a few hours. Joe Girardi says he sees in his players' eyes a certain determination that was lacking over the previous three consecutive losses. Chuck Greenberg is surrounded in a pregame scrum, conducting interviews that remind the veterans with the longest memories that the closer to the World Series a team gets the more the ground seems to give way.

Elvis Andrus
William Perlman/The Star Ledger/US PresswireThe magic of Games 3 and 4 didn't carry over to Game 5 for Elvis Andrus and the Rangers.

If Ryan two days earlier suggested that the Yankees would dictate the Cliff Lee free-agent market, Greenberg, emboldened by four triumphant days in New York, is unwilling to cede his assets easily.

"Well, we aren't going into negotiations with a pea shooter," he said.

The only way to beat the Yankees, Olbermann told Washington, was to drive a stake through their hearts. Washington, of course, knows this, having been the third-base coach on the 2001 Oakland A's club that won the first two games of the Division Series at Yankee Stadium only to lose three in a row.

In what could have been the final game of New York baseball in 2010, the Rangers for the first time at the Stadium are short, and the Yankees remind them what a championship pedigree actually looks like. CC Sabathia, the Yankees' ace, Tiant-style, surrenders 11 hits in just six innings. The Rangers record a hit in eight of nine innings, and are buried 7-2. The Yankees hit three home runs, C.J. Wilson gets buried early and the Yankees remain alive.

Sabathia pitched like an ace -- imperfect but resolute, determined that the season would not end on his watch.

"That's what you play for, to have the chance to win a championship," Sabathia said. "Our backs were up against the wall today and I just wanted to fight, no matter what the situation was, no matter how many runners were on base in any given inning."

The Rangers packed and left New York, having passed the midterm of proving they belonged in New York, in October, with the final exam -- winning one of the next two games -- awaiting them in Texas.

martes, 19 de octubre de 2010

NBA Los Celtics vuelven, con Shaq, en busca de otro título


Los Celtics alcanzaron la final de la NBA sin LeBron James y ahora quieren volver.

En vez de reducir salarios y ahorrar para fichar a James, como lo hicieron muchos de sus rivales en la Conferencia del Este, Boston disputó dos finales en tres años, aparte de conseguir su 17mo campeonato. La pasada campaña, se quedaron a sólo cuatro puntos de conquistar otro.

Ahora tienen seis meses para tratar de enderezar lo que se les fue de las manos en los últimos seis minutos del séptimo juego de la final contra los Lakers de Los Angeles.

"No se puede olvidar, ojalá pudiésemos", dijo el entrenador Doc Rivers, cuyo equipo abrirá la temporada contra James y el Heat de Miami. "Tenemos que superar todo esto otra vez para sólo volver (a la final). Es muy difícil. Ese es nuestro desafío".

James pasó de Cleveland a Miami, con lo que el Heat ahora asoma como el principal rival de Boston por el título de la Conferencia del Este.

Pero los campeones del Este se reforzaron con Shaquille ONeal y Delonte West, ex compañeros de James, que llegaron a un equipo que tenía a Rajon Rondo y al tridente de Paul Pierce, Kevin Garnett y Ray Allen.

"Este equipo no tiene techo y a nosotros nos corresponde cumplir con cada objetivo que nos fijemos", dijo O"Neal. "Lo único que puede interponerse a jugadores como Kevin y yo es la edad. Nadie más lo puede parar, y nadie a mí".

Jermaine ONeal, ex de Miami, también podrá servir de ayuda mientras Boston espera la recuperación de Kendrick Perkins tras la operación en la rodilla derecha a la que se sometió luego de lesionarse en la final.

Con cualquiera de los O"Neals bajo los tableros, los Celtics son un equipo viejo, con cuatro hombres que pasan los 30 años. Rondo tiene 24.

"Algunos dicen que es sapiencia de veteranía, otros hablan de viejos", dijo Allen. "Tenemos muchos años. Eso sin duda nos convierte en un grupo que sabe lo que busca".

Después de ganar el título en 2008 -el primer año con Pierce, Garnett y Allen- los Celtics no pudieron revalidar el título cuando una lesión dejó fuera a Garnett en los playoffs de 2009.

La pasada temporada, Rivers optó por darle mucho descanso a sus veteranos, sacrificando la ventaja de local en los playoffs a cambio de un equipo fresco y sano.

Pero eso implicó disputar tres partidos decisivos como visitantes. Eso pudo haberles costado cuando perdieron 83-79 ante los Lakers en el séptimo encuentro.

Rivers prefiere que eso no se repita.

"No podemos pensar que podemos hacer lo que hicimos el año pasado. No puedes apagar y prender (la intensidad) como si nada.

Así no salen las cosas y no funcionó el año pasado. Perdimos el séptimo partido fuera de casa. Si hubiésemos ganado más partidos, el séptimo habría sido en casa".

La clave podría ser Shaq, quien a sus 38 años aceptó un modesto contrato en procura de su quinto título y así consolidar las credenciales de Allen, Pierce y Garnett para entrar todos juntos el Salón de la Fama.

lunes, 18 de octubre de 2010

Oswalt lanzó gran juego y ganó duelo a Sánchez para que Filis iguale serie a Gigantes

Roy Oswalt lanzó de manera dominante durante ocho entradas el domingo y Jimmy Rollins produjo cuatro carreras para conducir a los Filis de Filadelfia a una victoria de 6-1 sobre los Gigantes de San Francisco en el segundo partido de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, empatando la misma a un triunfo por bando.

Un día después de que Tim Lincecum superó en duelo a Roy Halladay en un enfrentamiento de astros del montículo, Oswalt superó al puertorriqueño Jonathan Sánchez.

Halladay siguió a su juego sin hit contra los Rojos en la serie divisional con un rendimiento menor: recibió cuatro anotaciones y siete imparables.

La serie se muda a San Francisco para el tercer juego la tarde del martes. Por los Gigantes, Matt Cain enfrentará a Cole Hamels, Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2008.

Aunque no terminó la apertura, fue de seguro un juego completo para Oswalt. Permitió una carrera y tres imparables y ponchó a nueve bateadores. Además conectó un hit y anotó en una ocasión en el séptimo episodio, pasando sobre la señal del coach de tercera base de que se detuviera.

"No la vi hasta que estaba a medio camino", comentó Oswalt sobre la señal. "Estaba esperando poder entrar", agregó.

Cody Ross bateó su tercer cuadrangular solitario en dos juegos para los Gigantes.

Rollins salió de un bache ofensivo de un imparable en 15 oportunidades durante la postemporada, conectando de 3-2 con una base por bolas con casa llena y un doblete que limpió las almohadillas.

"Sabía que sólo era cuestión de tiempo", comentó Rollins.

Sánchez permitió tres anotaciones _dos de ellas limpias_ y cinco hits en poco más de seis entradas. El zurdo había dominado a los Filis en sus cinco aperturas previas contra ellos, no recibiendo más de cuatro imparables en cada una de ellas.

Oswalt expulsó del montículo a Sánchez con un sencillo de línea al inicio de la parte baja del séptimo capítulo. Avanzó a la segunda base con sacrificio de Shane Victorino contra el dominicano Ramón Ramírez.

Después de que Chase Utley recibió base por bolas intencional, el dominicano Plácido Polanco conectó un sencillo de línea al jardín central. Oswalt corrió haciendo caso omiso de la señal del coach Sam Perlozzo de que se detuviera y se deslizó a salvo sobre el plato para dar a los Filis una ventaja de 3-1 en la pizarra.

"Eso fue cómico", dijo Rollins. "Roy tiene caderas rígidas y parecía de cartón cuando corría por la línea, pero lo logró esta noche", agregó.

Jeremy Affeldt ingresó y ponchó a Ryan Howard después de un robo doble. Jayson Werth recibió pasaporte intencional antes de que el dominicano Santiago Casilla subiera a la lomita para enfrentar a Rollins. El ex Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, bajado del primer lugar en el orden al bate al sexto desde que comenzó la postemporada, conectó un cañonazo contra la cerca entre las praderas derecha y central para poner a los Filis arriba por 6-1.

Una multitud agradecida entonaba "¡J-Roll! ¡J-Roll!" mientras un sonriente Rollins estaba de pie sobre la segunda colchoneta.

Oswalt no permitió imparable hasta que Ross conectó su batazo de vuelta entera con un out en la quinta entrada para empatar la pizarra a 1-1.

Por los Gigantes, los puertorriqueños Andrés Torres de 4-0; y Sánchez de 2-0. El colombiano Edgar Rentería de 4-0.

Por los Filis, el dominicano Polanco de 3-1 con una carrera anotada y dos producidas. El panameño Carlos Ruiz de 4-0.

____

San Francisco 000 010 000_1 4 1

Filadelfia 100 010 40x_6 8 0

J.Sánchez, R.Ramírez (7), Affeldt (7), S.Casilla (7), Romo (8) y Posey; Oswalt, Madson (9) y C.Ruiz. G_Oswalt 1-0. P_J.Sánchez 0-1. Jrs_San Francisco, C.Ross (3).

domingo, 17 de octubre de 2010

LeBron James reaparecerá en Heat de Miami mañana

El alero de los Heat de Miami LeBron James regresó ayer, sábado a los entrenamientos después de haber estado ausente durante tres días debido a una lesión en el muslo derecho.
James tuvo que salir de la cancha el martes durante el tercer periodo del partido de los Heat contra el CSKA de Moscú y después dejó de jugar el miércoles en Nueva Orleans y el viernes, sólo hizo prácticas de tiro a canasta debido a las molestias que originó su lesión.
Ayer por la mañana, James dijo que la lesión ha ido desapareciendo y que si no tiene ninguna recaída durante este fin de semana, regresará a la acción mañana, lunes cuando los Heat se enfrenten a los Bobcats de Charlotte.

sábado, 16 de octubre de 2010

Yankees 2 Vigilantes 7


Elvis Andrus comenzó robándose el plato, los relevistas de los Rangers pudieron redimirse pronto y Texas ganó por primera vez un partido de postemporada en casa en sus 50 campañas de historia.

El venezolano Andrus encendió la ofensiva de los Rangers en la misma primera entrada, David Murphy encabezó una fiesta de extrabases y el bullpen, que falló la noche anterior, resistió el sábado cuando Texas venció 7-2 a los Yankees de Nueva York para empatar la serie de campeonato en la Liga Americana.

En el segundo partido de la serie, los Rangers volvieron a tener una ventaja temprana de 5-0 pero esta vez se mantuvieron al frente, a diferencia del primero en que los Yankees lograron su remontada más importante en playoffs en la séptima entrada o más adelante. Texas puso fin también a 10 derrotas seguidas en postemporada ante Nueva York.

La serie a siete partidos se traslada ahora al Yankee Stadium para el tercer partido el lunes, cuando Texas tendrá en la lomita al zurdo Cliff Lee. El as de Texas ha ganado sus últimas cuatro aperturas en Nueva York, incluyendo un partido completo por Filadelfia en la Serie Mundial del año pasado.

Colby Lewis limitó a Nueva York a dos carreras en cinco entradas y dos tercios. El bullpen se recuperó de la debacle en la octava entrada del juego uno que permitió a los Yankees, campeones defensores de la Serie Mundial, escapar con una victoria de 6-5 aunque CC Sabathia duró únicamente cuatro innings.

La racha ganadora de Nueva York sobre los Rangers en postemporada incluía haberlos eliminado de playoffs en sus únicas tres apariciones previas en postemporada (1996, 1998 y 1999).

Estos Rangers no planean ser fácilmente desechados por los bombarderos del Bronx, quienes han ganado 27 títulos de Serie Mundial y 40 campeonatos.

Andrus arremetió en la primera con un sencillo que salió apenas desviado del guante del abridor Phil Hughes. Andrus avanzó a segunda en un lanzamiento descontrolado y luego se robó la antesala antes de que Josh Hamilton recibiera pasaporte.

Con el dominicano Nelson Cruz al bate y dos outs, Hamilton corrió a segunda y Andrus se abalanzó hacia el plato cuando el receptor puertorriqueño Jorge Posada lanzó la pelota a la intermedia. El doble robo puso a Texas adelante por 1-0 antes que Cruz fuera ponchado y se acabara la entrada.

Murphy pegó un jonrón hasta las butacas superiores en el segundo inning para aumentar la ventaja a 2-0. Una entrada después, Murphy y el boricua Bengie Molina remolcaron carrera con dobles consecutivos que pusieron la pizarra en 5-0.

Texas había perdido sus primeros siete encuentros de postemporada, el mayor número para cualquier equipo hasta que por fin obtuvieron una victoria ante su afición, de acuerdo con las estadísticas de Elias Sports Bureau.

Cinco de esas derrotas fueron ante Nueva York, además de dos frente a Tampa Bay la semana pasada en la primera ronda de playoffs, cuando los Rangers tuvieron que regresar a Florida para un decisivo quinto partido con Lee en el montículo. Y ahí ganaron una serie de postemporada por primera vez en la historia.

Andy Pettite lanzará por los Yankees el lunes. El manager Joe Girardi decidió, antes de que esta serie comenzara, cambiar el orden de Hughes y Petitte en la rotación.

Por los Rangers, el venezolano Elvis Andrus de 4-2 con una anotada. Los dominicanos Nelson Cruz de 4-2, dos anotadas; y Vladimir Guerrero de 5-1. El puertorriqueño Bengie Molina de 4-1, una empujada.

Por los Yankees, el dominicano Robinson Canó de 5-2 con dos anotadas y una remolcada. El puertorriqueño Jorge Posada de 3-1.

___

Nueva York 000 101 000_2 7 0

Texas 122 020 00x_7 12 0

P.Hughes, Chamberlain (5), D.Robertson (6), Logan (7), Mitre (8) y Posada; C.Lewis, Rapada (6), Ogando (7), D.Oliver (8), O'Day (8), N.Feliz (9) y B.Molina. G_C.Lewis 1-0. P_P.Hughes 0-1. Jrs_Nueva York, Canó (2). Texas, Dav.Murphy (1).

-- AP

Aún hay opciones Cinco canjes que deberían consumarse dentro de la NFL antes de la fecha límite


BRISTOL -- Podría sonar como fútbol americano de fantasía, pero sería grandioso que en este caso, la fantasía se hiciera realidad.

Desde ahora, hasta la fecha límite para los canjes en la NFL --el próximo día martes-- habrá más llamadas telefónicas que propuestas legítimas. Pero eso no cambia el hecho de que estos canjes deben hacerse.

Aquí hay cinco movimientos que deben hacerse, pero que no serán realizados:

# El corredor Marion Barber de los Dallas Cowboys a los Green Bay Packers, por una selección de cuarta ronda: A Green Bay no le gustó la idea de deshacerse de una selección de cuarta ronda por Marshawn Lynch, pero siguen necesitando ayuda en la posición de corredor para ayudar a cargar a la ofensiva a lo largo de la campaña. La parte más atractiva del canje para los Cowboys no es la selección de draft que recibirían de regreso, sino deshacerse del contrato de siete temporadas y 45 millones de dólares de Barber.

# El guardia Logan Mankins de los New England Patriots a los Chicago Bears, por el tackle defensivo Tommie Harris y una selección de cuarta ronda: Chicago obtendría la ayuda en su línea ofensiva que necesita, y New England obtendría la ayuda que necesita en la línea defensiva, junto con la selección de cuarta ronda que pagó para obtener al receptor abierto Deion Branch.

# El mariscal de campo Marc Bulger de los Baltimore Ravens a los Arizona Cardinals, por una selección de tercera ronda y el mariscal de campo Derek Anderson: Arizona cometió el error de no firmar a Bulger durante la temporada baja. Ahora puede corregir su error a cambio de una selección de tercera vuelta, un movimiento que podría ser la clave para que Arizona gane su división. Anderson podría ser incluido en el paquete, ya que Baltimore lo conoce bien; los Ravens lo reclutaron en la sexta ronda del draft del 2005.

# El receptor abierto Vincent Jackson de los San Diego Chargers a los Seattle Seahawks, por selecciones de segunda y quinta ronda: Los Chargers han insistido en que desean selecciones de segunda y tercera vuelta a cambio de Jackson. Nadie ha ofrecido eso. San Diego ha demostrado que no necesitan de Jackson para mover el balón, ¿entonces por qué no obtener selecciones de segunda y quinta vuelta a cambio de él?

# El receptor abierto Steve Smith de los Carolina Panthers a los St. Louis Rams, a cambio de una selección de segunda ronda: Los Rams ya han perdido a sus dos mejores receptores, Mark Clayton y Donnie Avery, por lesiones que acabaron con sus temporadas. Smith sería algo más que un reemplazo, si es que Carolina estuviera dispuesto a negociarlo.

Predicciones 2010-11: Lakers


Obviamente, este es el equipo a vencer en el Oeste. Sin embargo, sospecho que los playoffs de la Conferencia Oeste serán más fácil para los Lakers que la temporada regular, al igual que el año pasado. L.A. encaja en el perfil: equipos con una alineación titular fuerte y una banca débil tienden a jugar mucho mejor en los playoffs que en la temporada regular. Además, hay que considerar que Bynum podría perderse una parte larga de la temporada regular. Al menos eso ha sucedido en las últimas tres temporadas.

En cuanto a mejoras dentro de la temporada, los Lakers tienen una carta bajo la manga: podrían mejorar significativamente la posición de base armador si están dispuestos a pagar más. Los bases de Los Angeles fueron, estadísticamente, los segundos peores en la liga la temporada pasada, por eso incorporar aunque sea a una estrella menor tendría implicaciones enormes para la ofensiva. Y aunque los Lakers parecen estar cómodos con su plantel, al menos tienen la opción en caso de que les vaya mal; pocos equipos tienen tanto la oportunidad como la capacidad financiera para decir lo mismo.

Con todo esto dicho, sin embargo, los Lakers deberían hacer lo suficiente para asegurarse la primera siembra en la conferencia. Han tenido suerte las últimas dos temporadas logrando jugar con ventaja ante los finalistas del Este porque los mejores no avanzaron a las Finales. Esta vez, espero que eso cambie, con el ascenso de Miami presentando la mayor amenaza para el tricampeonato de los Lakers. Los Angeles no ha cambiado mucho; y si lo han hecho, ha sido para mejor con las adiciones de Blake, Barnes y un Bryant más saludable. Desafortunadamente, los cambios drásticos en Miami podrían condenar a los Lakers al segundo lugar esta temporada.

También proyectaría a Oklahoma City con una peor performance si no realiza cambios a su rotación. Mejoré la proyección del Thunder por un par de partidos porque tienen tantas posibilidades de mejorar la rotación entre los jóvenes talentos, el espacio presupuestario y futuras selecciones de draft.

De todas maneras, en el panorama general, creo que esta podría ser una temporada difícil para el Thunder. Las expectativas son exponencialmente más altas, pero es básicamente el mismo equipo que la temporada pasada. A pesar de su talento joven, cualquier mejora por los muchachos jóvenes probablemente sea compensado con un patrón de lesión más normal. Así, mientras que el futuro del Thunder sigue siendo increíblemente brillante, creo que podrían necesitar una temporada más en su haber antes de ascender a la elite del Oeste.

Movidas de Temporada Baja

L.A. no necesitó reinventar la rueda este último verano y no lo intentó, optando por trabajar sobre los ejes más que hacer líos con la base.

Seleccionó a Devin Ebanks y Derrick Caracter. Los Lakers tenían dos selecciones en la segunda ronda y optaron por los aleros Caracter y Ebanks. Ambos tienen contratos para este año y parece que ambos quedarán en el plantel de 14 jugadores. Puede que Caracter sea el jugador con nombre más irónico de la liga -tuvo algunos problemas en la universidad- pero es enorme y puede agregar algo de carne en la pintura como alero de poder. Ebanks fue una buena selección en la segunda ronda y podría entrar en la rotación en un par de años.

Steve Blake
Dejaron ir a Jordan Farmar, firmaron a Steve Blake por cuatro años y $16 millones. No puedo discutir que hayan dejado ir a Farmar, dado que no encajaba en el sistema de Los Angeles y claramente iba a buscar una mejor opción a menos que los Lakers le ofrecieran una parva de dólares. Blake fue una opción razonable como reemplazo, dadas las necesidades de L.A. y la falta de bases de calidad en la agencia libre. L.A. le pide cosas muy distintas a un base armador que el resto de los equipos de la liga porque los Lakers necesitan básicamente un tirador en la posición. Por eso, el 39.3 por ciento de aciertos de triples de Blake en su carrera debería ayudar.

Con eso dicho, no aporta mucho más al plato, tiene 30 años y viene de una mala temporada. Aunque es un suplente ideal, esta movida no le cambia la vida a nadie, y los últimos dos años de este contrato podrían resultar dinero muerto.

Renovaron a Derek Fisher por tres años y $10.5 millones. La extensión y la cantidad de dinero en el acuerdo fue sorprendente dado que Fisher viene de una horrible temporada regular. Sin embargo, jugó mejor en los playoffs y tenía otras ofertas; además, uno puede defender el hecho de que L.A. quiera mantener la base. Si Fisher necesita ser reemplazado, pueden hacerlo tranquilamente durante la temporada. Mientras tanto, L.A. comenzará con Fisher como titular con la esperanza que el semidecente Fisher que apareció en los playoffs se muestra más temprano que tarde esta temporada regular.

Dejaron ir a Josh Powell, firmaron a Theo Ratliff por un año y el mínimo de veteranos. Esta fue una movida que pasó por lo bajo y sirve para mejorar el final de la rotación en el frente, dado que Ratliff jugó bien en limitados minutos la temporada pasada mientras que Powell tuvo serios problemas. Es improbable que Ratliff vea la luz en los playoffs pero podría resultar útil con el correr de los 82 partidos de temporada regular.

Firmaron a Matt Barnes por dos años y $3.6 millones. El cupo más importante fue dedicado en agregar a Barnes, quien cubrirá una de las debilidades más grandes saliendo de la banca detrás de Artest como alero pequeño. Barnes se convierte en alguien especialmente valioso si los problemas de espalda de Luke Walton complican su regreso, pero Barnes debería ayudar más allá de eso dado que puede manejar el balón, defender y tirar razonablemente bien. Su habilidad para jugar como 4 en alineaciones de baja estatura le agrega versatilidad a los Lakers y obviamente el precio que pagaron fue absolutamente una ganga.

Firmaron a Shannon Brown por dos años y $4.8 millones. L.A. obtuvo buen valor aquí dado que por un precio razonable se llevó un base combo servicial.

Mayor fortaleza: Tamaño

Obviamente, Bryant es increíble, pero lo que realmente vuelve loco a los entrenadores rivales es cómo marcar a los dos gigantes. La combinación Gasol-Bynum es única no sólo porque los jugadores son enormes, sino también porque son lo suficientemente móviles como para que los rivales no puedan encontrar debilidades por donde atacar.

Bynum estuvo limitado en la temporada, pero en promedio por-minuto, fue casi tan efectivo como las dos estrellas más grandes de L.A. en 2009-10. Es un definidor de alto porcentaje alrededor del aro gracias a su inmenso tamaño y suave toque, pero lo que ayuda mucho es su imponente defensa. Es una gran presencia alrededor del aro, incluso cuando su movilidad está comprometida como al final del año pasado. Las lesiones parecen ser lo único que puede evitar que participe todos los años del Juego de Estrellas.

En Gasol, Bynum tiene el complemento perfecto. La longitud de Gasol lo hace letal en el poste, pero además sabe tirar y puede manejar el balón en el poste alto, abriendo la pintura para Bynum. Jugar con Bynum disminuye los números de Gasol dado que saca a Gasol de la pintura, pero en un panorama más amplio, realmente ayuda. El torso flaco de Gasol no está preparado para ser castigado constantemente como centro y la presencia de Bynum limita la presencia de Gasol como 5 a pocos instantes.

Y encima, la ventaja de tamaño de los Lakers va más allá de ellos dos. Bryant es más alto y fuerte que la mayoría de los bases tiradores, una de las razones por la que es tan efectivo cuando se postea. Artest es uno de los jugadores más fuertes de la liga y utiliza su cuerpo en ambos costados para dominar a sus oponentes posteándose o empujándolos de un lado a otro en defensa. Y Fisher quizás es el jugador más fuerte en su posición.

Sumen todo eso y es el equipo anti-Showtime. Este es un equipo grande y físico que desgasta a sus rivales, especialmente cuando los titulares no están en la cancha. El combo Gasol-Bynum es la clave, pero el tamaño de los Lakers presenta dificultades en todos los costados de la cancha.

Mayor debilidad: Base armador

L.A. terminó 11° en eficiencia ofensiva la temporada pasada a pesar del monstruo de tres cabezas compuesto por Bryant, Gasol y Bynum. El problema estuvo en lo poco que recibieron los Lakers de parte de sus bases armadores. Fisher y Farmar se combinaron para quedar ranqueados en el puesto 67° y 50°, respectivamente, en PER entre los bases armadores. No sólo que ello fue la peor producción de un duo de bases armadores superando a Mike Bibby-Jeff Teague de Atlanta, sino que fue la segunda peor marca para cualquier equipo en cualquier posición. Sólo los aleros pequeños de New Jersey rindieron peor.

La incorporación de Blake podría no ayudar demasiado - su PER el año pasado fue peor que el de Farmar. Fisher entra a la temporada como titular, pero uno puede imaginar que perderá el puesto si juega tan mal como lo hizo el año pasado.

Afortunadamente, los Lakers pueden ser pacientes. Van a obtener el mejor récord del Oeste más allá de quién sea el base armador, lo cual les da media temporada para evaluar antes de decidir cambiar de rumbo en la fecha límite para intercambios. La temporada pasada mantuvieron el rumbo y les dio frutos; esta vez, considerando que podrían enfrentar a un tremendo equipo de Miami en las Finales, quizás deban ser más agresivos.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Por culpa de su agente

El comisionado de la NBA, David Stern, dio por concluida su gira promocional y de venta de imagen de su organización por España y nada más llegar a Nueva York, el departamento disciplinario informó de la multa de 50.000 dólares que le había sido impuesta al escolta mallorquín Rudy Fernández.

De acuerdo con la información oficial de la NBA, la multa a Fernández, quien juega con los Trail Blazers de Portland, se le impuso por los comentarios que su agente europeo hizo la pasada semana.

El agente de Fernández para Europa, Gerard Darnes, habló en un programa de una emisora de Portland y mandó un correo electrónico a los periodistas para defender a su cliente del deseo que tiene de volver a España y no seguir en la NBA.

Darnes calificó el deseo de Fernández de volver a España como algo que entra más en el apartado “humano” que deportivo y por lo tanto se le debía respetar aquello.

Fernández lo dijo públicamente en el primer día de la pretemporada que los Trail Blazers, que como el resto de los equipos de la NBA, dedican a presentarse a los distintos medios de comunicación locales.

El jugador internacional español manifestó que no tenía nada en contra de los Trail Blazers ni de sus aficionados, pero que no se sentía bien en la competición de la NBA, que extrañaba a su familia, amigos y pensaba que el estilo de baloncesto en Europa le iba mejor.

Fernández ya fue multado también con 25.000 el pasado agosto por los comentarios que entonces hizo su agente en Estados Unidos y también reclamaba el deseo del jugador español de salir de la organización de los Trail Blazers.

El internacional español entra en su tercera temporada desde que llegó a la NBA.

martes, 12 de octubre de 2010

Rays 5 Vigilantes 2

El piloto de los Rays, Joe Maddon, abordó en forma desapasionada las posibilidades que tiene Tampa Bay de consumar una remontada prácticamente inalcanzable contra los Rangers de Texas en la primera ronda de la postemporada en la Liga Americana.

Abajo por 2-0 luego de perder los dos primeros partidos de la serie en casa, los campeones de la división Este en la Americana se recuperaron y ganaron los dos siguientes de visita y forzaron el quinto y decisivo encuentro del martes en el Tropicana Field.

Cliff Lee abrirá por Texas con la esperanza de terminar lo que empezó con una actuación dominante en el primer encuentro.

Los Rangers empezaron con un triunfo de 5-1 y estaban a cinco outs de ganar su primera serie de postemporada cuando los balbucientes _en palabras de Maddon_ recuperaron el ánimo.

"La mentalidad de avanzar es un gran elemento en esta serie", dijo Maddon, quien pondrá en la lomita a David Price, que lleva 19 victorias, en una reproducción del enfrentamiento de los abridores del juego uno.

En los tres primeros encuentros simplemente no nos aparecimos. De pronto nos aparecemos, ¿para qué, un partido y medio? Definitivamente hay algo diferente en la caseta y dentro del equipo. Regresa adonde estaba, y es ahí donde necesitamos estar. Enfrentamos muy bien nuestras emociones internas, y no tuvimos ninguna".

Los Rays, que esta campaña tuvieron el mejor registro de la Americana, aspiran a ser el sexto equipo en la historia de las mayores que gana una serie de postemporada después de perder los dos primeros juegos en casa. Los Yanquis de Nueva York del 2001 fueron el anterior (y el único que remonta en una serie de playoffs a cinco partidos), al recuperarse ante Oakland.

Maddon está complacido con las posibilidades de Price de cumplir la misión, aunque el lanzador _de 25 años_ fue superado por Lee en el primer compromiso.

"No quedó satisfecho con lo que hizo en el primer partido. Lo conozco, asumió una gran parte de la responsabilidad por eso", señaló el piloto. "Pero sí creo que tiene la capacidad, mental y física, de corregir la situación, y eso es lo que veo en David. Veo una actuación muy, muy buena".

Los Rangers son a la fecha la única franquicia de las mayores que nunca ha ganado una serie de postemporada. Superaron en anotaciones por 11-1 a los Rays en los dos primeros encuentros y estuvieron al frente en la octava entrada del juego tres cuando Tampa Bay reaccionó.

Con un promedio de .123 (81-10) incluido un jonrón hasta el quinto inning del tercer partido, los Rays han bateado de .362 (58-21) con cuatro vuelacercas.

El manager de Texas, Ron Washington, tiene confianza en que Lee pueda volver a enfriar los bates.

"Mostraron que pueden derrotarnos en nuestro terreno; mostramos que podemos derrotarlos en su terreno. Ese es el meollo", dijo Washington al preguntársele si tenía un mensaje para su equipo.

Lee aseguró que no se siente muy presionado, pues tiene presente al historial adverso de los Rangers en los playoffs.

"He escuchado algo de eso, pero en realidad no me importa mucho, para ser honesto. Este es un equipo diferente", dijo. "Es un entorno de circunstancias muy diferente".

Price, por su parte, desea redimirse y espera hacerlo contra Lee.

"Con este tipo de situaciones se desarrolla uno, siendo niños que ven y crecen viendo todos los partidos, los partidos de postemporada y los partidos de Serie Mundial, y uno ve duelos como éste", expresó Price. "Ahora que llego a ser parte de uno, necesito aprovecharlo, controlarlo y darnos la oportunidad de ganar.

Filis 2 Rojos 0

Cole Hamels completó la obra que comenzó Roy Halladay con su partido sin hit, al llevar a los Filis de Filadelfia de regreso a la serie por el campeonato de la Liga Nacional.

Otro lanzador estelar de los Filis, otra actuación dominante.

Hamels ponchó a nueve rivales en un partido completo en el que espació cinco imparables, Chase Utley bateó de jonrón y los Filis derrotaron por 2-0 a los Rojos de Cincinnati para completar la primera barrida en postemporada para Filadelfia en su historia.

Filadelfia, que busca su tercer campeonato consecutivo de la Liga Nacional, recibirá al ganador de la serie entre los Gigantes de San Francisco y los Bravos de Atlanta en la serie de campeonato de la Liga Nacional a partir del sábado y a ganar cuatro de un máximo de siete partidos.

Los Gigantes vencieron el domingo por 3-2 a los Bravos para tomar ventaja de 2-1 en la serie divisional.

Halladay abrió la serie contra los Rojos con una actuación impecable sin permitir imparables. Con Hamels y Roy Oswalt también descansados y listos para la siguiente ronda, los Filis serán un rival muy difícil en la serie de campeonato.

"Tener tres abridores (estelares) definitivamente ayuda. La postemporada se basa en el pitcheo", explicó Hamels.

La ofensiva de los Rojos, la más poderosa de la Liga Nacional, sólo pudo conectar 11 imparables en tres partidos, la menor cifra de un equipo en postemporada, de acuerdo con la firma de estadísticas STATS LLC. La cifra más baja anterior había sido de los Vigilantes de Texas ante los Yankees de Nueva York en 1998.

Hamels obligó a Joey Votto a rodar la pelota para doble matanza después de que Brandon Phillips había abierto la parte baja de la novena entrada con sencillo y luego ponchó a Scott Rolen para ponerle fin al partido.

El zurdo hizo 119 lanzamientos al plato en su primer juego completo de la postemporada, de los cuales 82 fueron para strikes.

Después de que ponchó a Rolen por octava vez en la serie, Hamels apretó un puño y los Filis celebraron con algunos golpes en el pecho y una fila para intercambiar saludos antes de regresar al vestidor para un baño con champaña.

Ciertamente el resultado se vio bastante rutinario, pues el equipo de Charlie Manuel ha logrado dominar estos partidos en los dos últimos años.

"Creo que cuando ya tienes experiencia en postemporada y has tenido la oportunidad de jugar la Serie Mundial en los últimos dos años consecutivos, uno sabe lo que se necesita para llegar hasta esas instancias. No queremos dejarnos arrastrar, tenemos que avanzar y seguir exhibiendo el mejor béisbol que tengamos", agregó Hamels.

Utley, quien fue recibido con abucheos y gritos de "¡Tramposo, tramposo!" antes de cada turno al bate, conectó su cuadrangular al serpentinero dominicano Johnny Cueto en la quinta entrada para darle a los Filis una ventaja de 2-0. Fue su décimo cuadrangular de la postemporada, que lo colocó por delante de Jayson Werth en el primer lugar del equipo en la lista de jonrones en postemporada.

Utley inició la ofensiva del triunfo en el segundo partido de la serie cuando aparentemente fue golpeado por un lanzamiento del relevista cubano Aroldis Chapman en la séptima entrada.

El segunda base estelar de Filadelfia reconoció después del partido que no estaba seguro si la pelota lo había golpeado y por ello los 44.599 aficionados que atestaron el Great American Ball Park de Cincinnati lo abuchearon y le gritaron insultos.

Pero acá no hubo trampas, simplemente una ofensiva oportuna de los campeones actuales de la División Este y todavía campeones de la Liga Nacional.

Los Rojos nunca pudieron recuperarse desde que Halladay lanzó el segundo partido sin hit en la historia de las series de postemporada.

Para empeorar las cosas, los Rojos, campeones sorpresivos de la División Central de la Liga Nacional, tomaron ventaja de 4-0 en el segundo partido de la serie pero se derrumbaron al cometer cuatro errores y terminaron cayendo por 7-4 y eso los dejó a un paso de la eliminación.

Entones Hamels completó la obra.

Reconocido como el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2008, Hamels mejoró su foja a 7-0 en ocho aperturas en su carrera ante los Rojos de Cincinnati, y en 11 partidos de postemorada ostenta un balance de 6-3.

Hamels sólo permitió que dos corredores de los Rojos llegaran hasta la segunda base, pero ninguno de ellos pisó la antesala.

Por los Filis, el dominicano Plácido Polanco de 4-1, una anotada. El panameño Carlos Ruiz de 4-2.

Por los Rojos, los venezolanos Ramón Hernández de 3-1 y Miguel Cairo de 1-0. El colombiano Orlando Cabrera de 3-0. El dominicano Johnny Cueto, con el bate, de 1-0

Filis 2 Rojos 0

Cole Hamels completó la obra que comenzó Roy Halladay con su partido sin hit, al llevar a los Filis de Filadelfia de regreso a la serie por el campeonato de la Liga Nacional.

Otro lanzador estelar de los Filis, otra actuación dominante.

Hamels ponchó a nueve rivales en un partido completo en el que espació cinco imparables, Chase Utley bateó de jonrón y los Filis derrotaron por 2-0 a los Rojos de Cincinnati para completar la primera barrida en postemporada para Filadelfia en su historia.

Filadelfia, que busca su tercer campeonato consecutivo de la Liga Nacional, recibirá al ganador de la serie entre los Gigantes de San Francisco y los Bravos de Atlanta en la serie de campeonato de la Liga Nacional a partir del sábado y a ganar cuatro de un máximo de siete partidos.

Los Gigantes vencieron el domingo por 3-2 a los Bravos para tomar ventaja de 2-1 en la serie divisional.

Halladay abrió la serie contra los Rojos con una actuación impecable sin permitir imparables. Con Hamels y Roy Oswalt también descansados y listos para la siguiente ronda, los Filis serán un rival muy difícil en la serie de campeonato.

"Tener tres abridores (estelares) definitivamente ayuda. La postemporada se basa en el pitcheo", explicó Hamels.

La ofensiva de los Rojos, la más poderosa de la Liga Nacional, sólo pudo conectar 11 imparables en tres partidos, la menor cifra de un equipo en postemporada, de acuerdo con la firma de estadísticas STATS LLC. La cifra más baja anterior había sido de los Vigilantes de Texas ante los Yankees de Nueva York en 1998.

Hamels obligó a Joey Votto a rodar la pelota para doble matanza después de que Brandon Phillips había abierto la parte baja de la novena entrada con sencillo y luego ponchó a Scott Rolen para ponerle fin al partido.

El zurdo hizo 119 lanzamientos al plato en su primer juego completo de la postemporada, de los cuales 82 fueron para strikes.

Después de que ponchó a Rolen por octava vez en la serie, Hamels apretó un puño y los Filis celebraron con algunos golpes en el pecho y una fila para intercambiar saludos antes de regresar al vestidor para un baño con champaña.

Ciertamente el resultado se vio bastante rutinario, pues el equipo de Charlie Manuel ha logrado dominar estos partidos en los dos últimos años.

"Creo que cuando ya tienes experiencia en postemporada y has tenido la oportunidad de jugar la Serie Mundial en los últimos dos años consecutivos, uno sabe lo que se necesita para llegar hasta esas instancias. No queremos dejarnos arrastrar, tenemos que avanzar y seguir exhibiendo el mejor béisbol que tengamos", agregó Hamels.

Utley, quien fue recibido con abucheos y gritos de "¡Tramposo, tramposo!" antes de cada turno al bate, conectó su cuadrangular al serpentinero dominicano Johnny Cueto en la quinta entrada para darle a los Filis una ventaja de 2-0. Fue su décimo cuadrangular de la postemporada, que lo colocó por delante de Jayson Werth en el primer lugar del equipo en la lista de jonrones en postemporada.

Utley inició la ofensiva del triunfo en el segundo partido de la serie cuando aparentemente fue golpeado por un lanzamiento del relevista cubano Aroldis Chapman en la séptima entrada.

El segunda base estelar de Filadelfia reconoció después del partido que no estaba seguro si la pelota lo había golpeado y por ello los 44.599 aficionados que atestaron el Great American Ball Park de Cincinnati lo abuchearon y le gritaron insultos.

Pero acá no hubo trampas, simplemente una ofensiva oportuna de los campeones actuales de la División Este y todavía campeones de la Liga Nacional.

Los Rojos nunca pudieron recuperarse desde que Halladay lanzó el segundo partido sin hit en la historia de las series de postemporada.

Para empeorar las cosas, los Rojos, campeones sorpresivos de la División Central de la Liga Nacional, tomaron ventaja de 4-0 en el segundo partido de la serie pero se derrumbaron al cometer cuatro errores y terminaron cayendo por 7-4 y eso los dejó a un paso de la eliminación.

Entones Hamels completó la obra.

Reconocido como el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2008, Hamels mejoró su foja a 7-0 en ocho aperturas en su carrera ante los Rojos de Cincinnati, y en 11 partidos de postemorada ostenta un balance de 6-3.

Hamels sólo permitió que dos corredores de los Rojos llegaran hasta la segunda base, pero ninguno de ellos pisó la antesala.

Por los Filis, el dominicano Plácido Polanco de 4-1, una anotada. El panameño Carlos Ruiz de 4-2.

Por los Rojos, los venezolanos Ramón Hernández de 3-1 y Miguel Cairo de 1-0. El colombiano Orlando Cabrera de 3-0. El dominicano Johnny Cueto, con el bate, de 1-0

Giants 3 Bravos 2

Los Gigantes ganaron otro partido emotivo, de nuevo con ayuda de una endeble defensiva de los Bravos, y San Francisco llegó a la serie de campeonato de la Liga Nacional por primera vez desde el 2002.

Para el piloto de los Bravos, Bobby Cox, ya no habrá más partidos.

Cody Ross conectó de jonrón y empujó la carrera decisiva con un sencillo en la séptima entrada para guiar el lunes a los Gigantes a la victoria por 3-2 en el cuarto partido de la serie, y para terminar con una serie divisional que fue cerrada y tensa hasta el último out.

Cada encuentro fue decidido por una carrera, pero los Gigantes ganaron tres de los cinco posibles y consiguieron la posibilidad de enfrentar a Filadelfia, el dos veces campeón defensor de la Nacional. El primer partido es el sábado en Filadelfia.

Luego de que el dominicano Melky Cabrera, con dos corredores a bordo, bateó un rodado para el out que puso fin a la serie y a la carrera de Cox, los aficionados exclamaron "Bobby! Bobby! Bobby!"

El manager, que se retira esta temporada, salió por fin de la caseta y saludó con la mano en la gorra. Incluso los Gigantes detuvieron por un momento la celebración para aplaudirle a Cox y saludarlo tocándose la guerra con la mano desde el lado de los triunfadores en el terreno de juego.

"Gracias, Bobby Cox", se leía en una pantalla gigante mientras en el estadio resonaba la melodía de "Georgia On My Mind".

Cox se conmovió al mencionar que por última vez se quitaría su uniforme con el número 6.

"Ya no me lo pondré", dijo.

Cuando le preguntaron si le había hablado a sus jugadores, dijo con la voz entrecortada: "Lo hice lo mejor que pude. Les dije que estaba muy orgulloso de ellos".

El abridor Derek Lowe de Atlanta tuvo un intento de partido sin hit hasta la sexta entrada, pero no fue suficiente.

Los Bravos no han conocido la victoria en el Turner Field con una serie de por medio, pues perdieron por octava vez consecutiva en esa situación desde que el estadio fue inaugurado para el béisbol en 1997. Cox ya no tendrá la posibilidad de acabar con ese maleficio debido a que hace más de un año decidió suspender su carrera a los 69 años.

Ahora se dirige al retiro como el cuarto manager con más triunfos en la historia de las mayores (2.504 victorias en temporada regular), lo que seguramente lo llevara al Salón de la Fama de Cooperstown, pese a una deficiencia significativa: en 16 viajes a la postemporada --uno con Toronto, 15 con los Bravos-- los equipos de Cox capturaron sólo un título de Serie Mundial, en 1995.

Un aficionado de los Bravos sostenía un cartel implorando al equipo "Gánenlo por Bobby", pero Ross y los Gigantes no andaban de ánimo para sentimentalismos. Ni siquiera con la conveniencia de saber que el quinto juego regresaría a San Francisco y que el astro Tim Lincecum estaba descansado y preparado para trabajar después de un desempeño de dos imparables y 14 ponches en el primer juego.

Ahora, Lincecum está listo para abrir el primer juego de la serie de campeonato de la Nacional contra Roy Halladay, quien lanzó un juego sin hit la semana pasada en su debut en postemporada. Filis y Gigantes dividieron honores en seis juegos esta temporada.

Los Bravos no pudieron culpar de esta derrota a Brooks Conrad. El campocorto venezolano Alex González tuvo dos errores, incluyendo un lanzamiento alto en la decisiva séptima que le permitió a Ross anotar con dos outs. Ross conectó por la izquierda un sencillo con la casa llena que remolcó la carrera del desempate.

Conrad no jugó como titular después de cometer tres errores en el juego tres, en el que los Bravos estuvieron a un out de ganar para tomar la delantera en la serie.

Los Gigantes resistieron luego de estar dos veces abajo en el cuarto partido, con su novato Madison Bumgarner en la lomita. El zurdo, de 21 años, lanzó como un veterano, al tolerar seis imparables y dos carreras en seis entradas.

Por los Gigantes, el puertorriqueño Andrés Torres de 4-0. El dominicano Juan Uribe de 3-0 con una carrera producida. El colombiano Edgar Rentería de 1-1.

Por los Bravos, los venezolanos Omar Infante de 5-1 con una carrera anotada; y Alex González de 4-1. Los dominicanos Melky Cabrera de 2-0; y Diory Hernández de 1-0.

domingo, 10 de octubre de 2010

David Moss Lo acusan de violación

Una azafata de vuelo ha presentado una denuncia por violación contra el jugador de baloncesto estadounidense David Moss, alero del Montepaschi Mens Sana de Siena.

El Mens Sana ha informado, a través de un comunicado, que conoció la noticia de la denuncia a través del propio jugador, que ha manifestado su "sorpresa" por lo sucedido.

La noticia de la denuncia fue publicada ayer por el diario italiano "La Nazione", que revela que los hechos tuvieron lugar el pasado 5 de octubre.

Ambos, según la azafata, se conocieron en un vuelo de regreso a Italia desde Polonia, en el que Moss la invitó a salir.

La joven asegura que durante la cita, Moss la obligó a mantener relaciones sexuales en su coche, mientras que el jugador dice que las relaciones fueron consentidas.

viernes, 8 de octubre de 2010

Moss vuelve a los Vikings como el gran "deseado"

El receptor abierto Randy Moss nunca se pudo imaginar que después de haber sido traspasado hace cinco años por los Vikings de Minnesota, ahora esté de nuevo con el equipo que comenzó su brillante carrera en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Pero no sólo que haya vuelto sino que además lo haga como el gran "deseado" por aficionados, jugadores, entrenadores, directivos y dueños del equipo.

Moss dijo que el traspaso que le permitió dejar a los Patriots de Nueva Inglaterra para volver a Minnesota también le ha dado la oportunidad única de sentirse de nuevo como en su casa.

"Soy muy afortunado por volver a casa, donde todo empezó", declaró Moss, que se refirió a Minnesota como su hogar en siete ocasiones distintas durante la rueda de prensa de su presentación oficial. "Las últimas 48 horas han sido agitadas. No sabía qué esperar. Estoy de regreso en casa".

Después de cumplir con la presentación llegó la hora del primer entrenamiento y Moss llevó puesta la camiseta morada con el número 84, el mismo que siempre tuvo en la etapa inicial de su carrera.

Los Vikings tienen todas las esperanzas que con la llegada de Moss el equipo recupere el potencial de estar entre los que pueden aspirar al título del Super Bowl.

"A todos los aficionados de los Vikings que vayan al Metrodome les digo que se pongan el jersey con el 84", pidió Moss. "Creo que esto será divertido".

Mientras los dueños de los Vikings, Zygi y Mark Wilf, observaban desde un costado del campo de entrenamiento como Moss completaba las primeras atrapadas de pases que le había enviado el veterano mariscal de campo Brett Favre.

Luego también habló con el coordinador ofensivo Darrell Bevell para preparar al máximo todo lo relacionado con su integración en el equipo y el que pueda debutar el lunes cuando los Vikings (1-2) se enfrenten a los Jets de Nueva York (3-1).

Favre ha sido el más beneficiado con la llegada de un receptor abierto estelar de la clase y trayectoria de Moss, de ahí, que el veterano mariscal de campo no pudiese evitar la expresión de "¿Quién lo hubiera pensado?".

Moss pasó sus primeras siete temporadas en Minnesota, donde se reveló como una amenaza para las defensivas secundarias de la liga, en uno de los ataques más poderosos que se hayan integrado jamás.

Pero el comportamiento y la actitud del receptor abierto no fue siempre la mejor y los Vikings decidieron traspasarlo a los Raiders de Oakland en el 2005, donde jugó dos años sin tener a penas protagonismo, por el contrario, perdió presencia en la NFL.

Sin embargo, los Patriots y en especial Bellichick confiaron en su clase y junto con el mariscal de campo Tom Brady vio renacer su carrera para conseguir ganar un Super Bowl, objetivo que también quiere alcanzar con los Vikings.

"La gente con la que hablo me recuerda con la camiseta morada y con el número 84", admitió Moss. "Todavía amo a los Vikings. Afortunadamente me traspasaron aquí. Aun no sé por qué razón. Pero estoy de regreso y ahora eso es lo único que importa".

Los Vikings esperan ver triunfar de nuevo al receptor, el primero es el entrenador en jefe de los Vikings, Brad Childress, que junto a otro mariscal legendario como Favre, considera que va a seguir siendo un receptor productivo y espectacular.

"Lo mejor de este deporte es que uno juega cada semana", comentó Childress, nada más conocer el traspaso. "Si cualquiera dice algo malo de Randy Moss, él tiene la oportunidad de demostrar que ese alguien está equivocado y eso es lo mejor que le puede pasar a un profesional con clase".

Moss se convirtió en una estrella en el fútbol colegial, donde terminó jugando en Marshall, después de que una serie de problemas extradeportivos le costó perder una beca que le había concedido el prestigioso programa de la Universidad de Nostre Dame.

El receptor estelar de los Vikings jugó dos temporadas brillantes con el equipo de Marshall, pero sólo pudo conseguir que los Vikings lo seleccionasen con el número 21 en el sorteo universitario de 1998, ante las dudas que había sobre su carácter.

Moss ha aprendido las lecciones que le ha dado la vida y a sus 33 años ha conseguido que los antes tenían dudas ahora lo consideren un "salvador".

miércoles, 6 de octubre de 2010

Los Lakers ante el Regal Barça

En tres días, la maquinaria publicitaria de la NBA, con su máximo estandarte, Los Ángeles Lakers, el actual campeón, se pondrá a la máxima potencia en Barcelona, donde los angelinos se medirán al Regal Barça en el segundo partido del equipo de Pau Gasol en la pretemporada europea.
El partido será de alto riesgo para los norteamericanos, faltos de rodaje y con su principal estrella (Kobe Bryant) en plena recuperación de una operación de rodilla a la que se sometió al término de la pasada temporada.
En Londres, los Lakers perdieron ante Minesota Timberwolves (111-92) y el jueves, los de Xavi Pascual, actuales campeones europeos, tienen una buena oportunidad para derrotar a los angelinos.
De hecho, el Barça es uno de los pocos equipos europeos que han conseguido ganar a un conjunto de la NBA. Lo consiguieron el 5 de octubre de 2006, cuando ganaron a Filadelfia 76ers. en el Palau Sant Jordi (104-99).
Con el partido como excusa, la NBA organizará diferentes actos en Barcelona, el más atractivo un concurso de lanzadores en una pista callejera que ha sido tuneada específicamente para el acto en el barrio del Raval.
Kobe Bryant y Pau Gasol, por un lado; y Ricky Rubio y Juan Carlos Navarro, por el otro, harán de maestros de ceremonias en un concurso de baloncesto callejero que tendrá lugar hoy, miércoles.
Participarán ocho parejas y las dos finalistas serán entrenados por los cuatro jugadores profesionales, quienes ofrecerán un cursillo a los presentes.
Desde hoy también estará abierta una 'Fan zone' en la Avenida Reina María Cristina. Se trata de un festival gratuito para aficionados, por el que pasarán los jugadores de los Lakers, viejas glorias como James Worthy y Robert Horry. El trofeo Larry O'Brien, que recibe el campeón de la NBA, presidirá los diferentes actos.

sábado, 2 de octubre de 2010

Jugadores de la NBA con militares

Los jugadores de Miami Heat Anthony Mason Jr. y LeBron James posan junto a un grupo de militares durante una visita sorpresa del equipo NBA a un campo de entrenamiento militar en Florida. Los Miami Heat se preparan para el campeonato de básquet de la NBA en un lugar próximo a esa base militar.