Deportes americanos

viernes, 31 de enero de 2014

El Super Bowl del domingo será un negocio multimillonario

El Super Bowl que se disputará este domingo, desde las 19:00, hora boliviana, entre los Seattle Seahawks y los Denver Broncos en New Jersey, es el choque más esperado del año para los fanáticos del fútbol americano, además será la cita más seguida del mundo y un negocio multimillonario.
Este espectáculo deportivo es sin duda un gran negocio que congrega a 100 millones de telespectadores y las agencias de publicitad no dudan en pagar cantidades astronómicas para que sus anuncios aparezcan durante el evento.
Este año se juega en un ambiente de frío invernal y debido a las nevadas, que probablemente se encuentren los espectadores, se servirán unas 50.000 tazas de café y chocolate caliente.
Además se esperan unas 10.000 personas a la fiesta previa que la NFL organiza. La Fox, propietaria de los derechos de retransmisión, se frota las manos. El precio de un anuncio de 30 segundos en la Super Bowl de 2013 fue de cuatro millones de dólares. Para este 2014 se espera que un anuncio de la misma duración cueste 4,5 millones de dólares.
Pero eso no es todo, pues además las marcas que se publicitan deben afrontar una fuerte inversión para crear contenidos exclusivos y con los personajes más reconocidos del momento.
Así, este año la marca de ropa H&M tendrá como protagonista de su anuncio a David Beckham que aparecerá corriendo en ropa interior haciendo acrobacias, por lo que el exfutbolista se embolsará un millón de dólares.
Entre tanto, Arnold Schwarzenegger jugará al ping pong con peluca para anunciar Bud Light, Carmen Electra bailará al lado de Volkswagen e Ibrahimovic, el delantero del PSG, prestará su imagen a la marca de coches Volvo. Por si esto fuera poco, Pepsi desembolsará más de siete millones de dólares para patrocinar el espectáculo que darán Bruno Mars y los Red Hot Chili Peppers.
Este año se espera que el Super Bowl supere los 292 millones de dólares en inversión publicitaria registrados el año pasado.
Y si de billetes se trata, Halcones Marinos no tiene competencia en la NFL, pues el cofundador de Microsoft, Paul Allen, cuya fortuna asciende a unos 15.000 millones de dólares, es el dueño del equipo de Seattle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario