Deportes americanos

martes, 10 de diciembre de 2013

La mamba negra

“Es extraño. La última vez que estuve parado ocho meses, estaba en el vientre de mi madre”. Kobe Bryant encajó con ironía su regreso a la competición después de haberse roto el tendón de Aquiles el 12 de abril ante Golden State, una lesión que hizo incluso temer por su carrera. “Todavía me siento un poco fuera. Mi ritmo de juego está completamente falto de sincronización”, añadió.

Con 35 años y en su 18ª temporada en la NBA, Kobe sigue mostrándose tan ambicioso y exigente consigo mismo como siempre. Perdieron los Lakers por 94-106 ante Toronto, el equipo contra el que la estrella de la NBA alcanzó la mejor anotación de su carrera, 81 puntos, en enero de 2006.

Es bueno haber reaparecido pero este partido ha sido un fracaso completo”

Los nueve puntos, ocho rebotes, cuatro asistencias, dos robos de balón y ocho pérdidas, con una serie de dos de nueve en tiros de campo durante los 28 minutos que estuvo en la cancha, no dejaron satisfecho al 24 de los Lakers, en evidencia en alguno de sus tiros que ni siquiera tocaron el aro. “Es bueno haber reaparecido pero este partido ha sido un fracaso completo”, confesó Kobe. “Quiero volver a casa y ver el vídeo del partido. He trabajado mucho durante este verano para intentar regresar. Mi tiro ha sido extraño y también físicamente debo volver a encontrar las mejores sensaciones de mis piernas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario