Deportes americanos

lunes, 10 de julio de 2017

James Harden destronó a Stephen Curry y tendrá el mejor contrato de la NBA

A una semana del récord alcanzado por la estrella de los Golden State Warriors, Stephen Curry, Jame Harden pasó a convertirse en el mejor pagado de la historia de la NBA. Tras una increíble temporada, el base de los Houston Rockets destronó a Curry, quien había sido noticia pocos días atrás al confirmarse los 201 millones de dólares de salario, hasta ese momento, el más importante de la historia. Sin embargo, la franquicia tejana tenía guardado un contrato demencial para su máxima figura.

James Harden, a quien aún le quedaba un vínculo de dos años, renovó por cuatro y cobrará 228 millones de dólares hasta la temporada 2022-23, siendo el mejor contrato en la historia del básquetbol.

"Houston es un hogar para mí. El propietario Leslie Alexander ha demostrado que está totalmente comprometido a ganar y mis compañeros y yo vamos a seguir poniendo empeño en el trabajo para mejorar y competir por el título", expresó el Barba en un comunicado.

El valor exacto del acuerdo que mantendrá por estos seis años dependerá de las futuras cifras de salarios de la liga, informó el diario Houston Chronicle. El Barba, quien aún contaba con dos años de contrato por un total de 59 millones de dólares, logró la extensión de cuatro temporadas por 169 millones de dólares, dejando un monto total para las próximas seis temporadas de alrededor de 228 millones.

De esta manera, el líder de Houston tendrá un salario promedio de más de 42 millones de dólares por año (más de US$ 570.000 por cada uno de los 82 partidos de la temporada regular). Su extensión del vínculo entrará en vigencia en la temporada 2019-2020 y recibirá un salario de 37,8 millones de dólares y las siguientes campañas el incremento será de 40,8, 43,8 y 46,8 millones de dólares respectivamente.

Como sucedió con Stephen Curry, el primero en alcanzar una mejora récord en su contrato, Harden logró una disposición especial en los convenios colectivos que regulan extensiones de contrato, la cual unas pocas superestrellas pueden beneficiarse.

Este convenio colectivo alcanzado entre los dueños de los equipos y los representantes de los jugadores define un tope salarial por equipo estimada en 99 millones y es impulsada por la entrada en vigor de los nuevos derechos de televisión.

"Es un placer para mí anunciar que llegamos a un acuerdo con James Harden para realizar una extensión del contrato. Desde que llegó a Houston, James exhibió su increíble trabajo, su deseo de ganar, su pasión para ser el mejor lo que lo convirtió en uno de las más talentosas súper estrellas en la historia de este juego", aseguró Leslie Alexander, dueño de la franquicia.

Harden tuvo un gran cierre en la temporada pasada, en la que finalizó segundo en la votación del MVP de la NBA, detrás de Russell Westbrook. El Barba lideró los números en asistencias (11.2 de promedio por juego) y fue el segundo mejor anotador (29,1 de promedio por partido).

También logró las mejores marcas de su carrera en puntos, asistencias y rebotes (8.1) por tercera campaña consecutiva, además de convertirse en el único jugador en la historia de la NBA en alcanzar al menos 2.000 puntos, 900 asistencias y 600 rebotes en la misma temporada.

Con el blindaje de James Harden, los Houston Rockets aseguran una pieza clave en su búsqueda de armar un gran equipo con vistas a la próxima temporada. Luego de la contratación del base All-Stars Chris Paul, la franquicia tejana se encuentra en plena búsqueda de lograr un acuerdo con los New York Knicks por su estrella Carmelo Anthony.


No hay comentarios:

Publicar un comentario