Deportes americanos

sábado, 27 de agosto de 2016

La ridícula multa para un participante de lucha libre que le abrió la cabeza a un rival

Brock Lesnar se extralimitó y comenzó a golpear realmente a su rival. Un show que pasó los límites y una sanción increíble

Breck Lesnar no se detuvo. Quiso impactar al público de la WWE y se pasó de la raya. Su castigo contra Randy Orton fue tan ridículo como la multa que la organización le impuso por extralimitarse.

Lesnar, quien además participa en combates (verdaderos) de UFC, aplicó un terrible codazo a su contrincante cuando éste estaba tendido en el suelo sin reacción. Alentado por el público, el mastodonte continuó y creyó que todo era parte del show, hasta que, al ver la sangre que brotaba de la cabeza de Orton, las autoridades decidieron frenar la "pelea".

Stephanie McMahon, quien maneja la marca WWE, decidió aplicarle una multa insólita al luchador descontrolado: apenas 500 dólares por extralimitarse en un evento en el cual se ven muchas acrobacias pero ningún golpe real. Como consecuencia de los tremendos golpes fuera de libreto, Orton fue trasladado a un hospital, donde recibió diez puntos en la cabeza.

Algunos medios estadounidenses indicaron, sin embargo, que la pelea había sido planificada así por los organizadores, aunque no hay pruebas de ello. Creen que el próximo combate entre ambos "luchadores" será el 11 de septiembre, lo cual atraerá mayor audiencia a la marca.

Además de la brutalidad contra su compañero, Lesnar también aplicó una toma contra Shane McMahon, comisionado del evento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario