Deportes americanos

domingo, 5 de febrero de 2017

El Super Bowl 51

El mayor espectáculo deportivo del año en Estados Unidos, el Super Bowl LI, tiene ya listos a los Patriots de Nueva Inglaterra y a los Falcons de Atlanta para decidir al nuevo campeón de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) sin que haya un claro favorito en el mundo de las apuestas y expertos.

No importa que los Patriots, actuales campeones de la Conferencia Americana (AFC), vayan a disputar su noveno Super Bowl y busquen el quinto título de campeones, además de tener al frente del equipo la combinación ganadora y legendaria del entrenador en jefe Bill Belichick y el mariscal de campo Tom Brady.

Los Falcons se presentan como campeones de la Conferencia Nacional (NFC), pero sólo por segunda vez en su historia en la búsqueda del primer título que pueden darle una ofensiva arrolladora con el mariscal de campo Matt Ryan, máximo aspirante al premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la NFL y un receptor abierto demoledor como es Julio Jones, completamente recuperado.

Por experiencia, todo lo que significa el método de Belichick, hacer siempre lo que él piensa y es lo mejor para el equipo, sin importar nombres, los Patriots con marca de 16-2 tendrán algo de ventaja cuando hoy salten al césped artificial del NRG Stadium de Houston, donde se va a disputar el partido.

Nada menos que 17 temporadas de éxito deportivo continuado es lo que llevan los Patriots bajo la dirección de Belichick, de 64 años, junto a Brady, de 39, y ambos están a las puertas de ser los mejores de todos los tiempos en sus respectivas posiciones. Belichick ha logrado, con una habilidad asombrosa, que sus equipos acaten el método de los Patriots y el que ha formado esta temporada está también en posición de alcanzar un nuevo título. Brady lanzó 28 pases de touchdown y los Patriots fijaron un récord con apenas dos interceptaciones en la temporada regular.

Cierto que suma dos interceptaciones en los playoffs, pero que pasan inadvertidas con las cinco anotaciones y 671 yardas que ha logrado en la fase final.

Ante esta realidad, el entrenador en jefe de los Falcons, Dan Quinn, que triunfó con los Seahawks de Seattle de coordinador defensivo antes llegar al equipo de Atlanta hace dos temporadas, es consciente que la clave para lograr el triunfo el domingo está en encontrar la manera de frenar a la ofensiva rival.

Todo el mundo espera que se dé un marcador abultado con la gran ofensiva que poseen los Falcons, pero la mejor arma que pueden tener los Falcons para derrotar a los Patriots es que la defensa brille sobre el césped artificial del NRG Stadium de Houston.



Breves

CIFRAS Y DATOS DE LA FINAL

El quarterback New England, Tom Brady, y el entrenador de ese equipo, Bill Belichick, son los primeros en jugar siete Super Bowls. Brady puede convertirse a sus 39 años en el primer mariscal de campo en ganar el título supremo de la NFL en cinco ocasiones.

- Los Patriots aventajan siete victorias a seis a los Falcons en sus enfrentamientos de por vida en la NFL.

- New England jugará por novena vez en su historia el Super Bowl, un nuevo récord de participación.

- Los Patriots ganaron cuatro veces el trofeo de campeón, mientras Atlanta, que participará por segunda vez en el Super Bowl, nunca se ha titulado, al igual que otros 12 equipos de la NFL.

- El mariscal de campo de Atlanta, Matt Ryan, es el tercer jugador mejor pagado en la NFL con 23.7 millones de dólares en el año 2016. Su colega, Tom Brady, está en el puesto 27º con 13,8 millones de dólares.

- Según la revista Forbes, desde su inicio en la NFL, Brady se ha embolsado 196 millones de dólares en salarios.

- El precio medio de un billete para el Super Bowl es 5.216 dólares. Los asientos mejor clasificados se cotizan a más de 70.000 dólares.

- El NRG Estadio, que opera normalmente el equipo Houston Texas de la NFL, tiene una capacidad de 70.000 asientos.

- Unos 111,9 millones de espectadores vieron el Superbowl de 2016, la tercera mejor audiencia de televisión en la historia del evento.

- El anuncio de 30 segundos de publicidad en la televisión costará 5 millones de dólares y un total de 400 millones se destinarán a la publicidad durante el día del partido.

- 1,23 millones de alitas de pollo, las famosas "chicken wings", y 51,7 millones de cajas de cerveza se consumirán el domingo en todo Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario