Deportes americanos

lunes, 13 de julio de 2015

MLS ¿Liga de Estrellas o viejos a la baja?

¿Vale la pena pagar más de 5 millones de dólares por futbolistas con más de 33 años de edad? Para la MLS, sí. Desde su nacimiento, la Liga de Estados Unidos ha apostado por fichajes de grandes figuras que alguna vez brillaron, pero que llegaron más cerca del retiro.

Desde Carlos "Pibe" Valderrama hasta Andrea Pirlo, nuevo refuerzo del New York City FC, la MLS ha sido destino de futbolistas mayores de edad, en términos de la vida de un deportista en cancha. Algunos de ellos sólo cobraron y pasaron de noche.

Los salarios de estas "estrellas" han ido en aumento, sobre todo desde el arribo de David Beckham al LA Galaxy en 2007, cuando se impuso la norma del Jugador Franquicia. A partir de ahí, cada equipo puede contratar tres elementos que no entren en el tope salarial del club.

En ese entonces, Beckham era el mejor pagado con un sueldo de 6.5 millones de dólares anuales. Le seguía el mexicano Cuauhtémoc Blanco (Chicago Fire), con ganancias estimadas entre 2.6 y 2.9 mdd.

Los casos de Beckham y Blanco fueron de éxito. El inglés ayudó al Galaxy a ganar dos títulos de Liga y fue un impulso en cuestiones de marketing e imagen, mientras que el mexicano no pudo llevar a su equipo a la gloria, pero sí destacó a nivel individual.

Para la Temporada 2015, se sumaron a esa lista David Villa, Kaká, Steven Gerrard, Frank Lampard y Andrea Pirlo, con sueldos que no bajan de los 6 millones de dólares. Ellos aún tienen que probar si el dinero valió la pena.

Sin embargo, la historia indica que no todos marcaron diferencia. Figuras como Hugo Sánchez (Dallas Burn), Lothar Matthäus (NY MetroStars), Alessandro Nesta (Montreal Impact), Juninho Pernambucano (NY Red Bulls) y Roberto Donadoni (NY MetroStars) tuvieron estancias cortas y pasaron desapercibidos.

Por su parte, el mexicano Rafael Márquez llegó con gran cartel y un salario de 4.6 mdd, después de ganar todo con el Barcelona en Europa, y dio más de qué hablar por las críticas a sus compañeros y sus desplantes en la cancha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario