Deportes americanos

domingo, 2 de febrero de 2014

Broncos y Seahawks en la final

a incógnita de la caída de una fuerte nevada en el MetLife de East Rutherdford (Nueva Jersey), durante la celebración del partido de la 48 edición del Super Bowl, que se disputará hoy, desapareció por completo y ahora los Broncos de Denver y los Seahawks de Seattle solo piensan en proclamarse campeones.

Los dos mejores equipos durante toda la temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) completaron su preparación de cara al gran partido y lo único que dejaron claro a través de sus respectivos entrenadores, John Fox de los Broncos, y Pete Carroll de los Seattle, es que han realizado una gran labor de preparación.

"La experiencia ha sido única, por la gran organización que hemos disfrutado, los jugadores están mentalizados para el partido y ahora lo único que falta es salir el campo y hacer nuestro mejor trabajo", declaró Carroll. "Nadie es favorito, será muy difícil e igualado".

Carroll, que hace su debut en el Super Bowl, está convencido que la clave que decidirá al ganador no será otro que el que haya realizado el partido más completo, en ataque, defensa y equipos especiales.

Por su parte, Fox, que llega a su segundo Super Bowl, después que en el 2004 perdió su primero como entrenador en jefe de los Panthers de Carolina, que disputaron en el Reliant Stadium, dijo que su gran triunfo había sido superar el problema de corazón que lo apartó durante semanas de la competición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario