Deportes americanos

martes, 4 de febrero de 2014

Los récords del Super Bowl

El Super Bowl XLVIII fue dominado por los Seattle Seahawks desde la primera jugada; sin embargo, los récords que se impusieron fueron varios, principalmente, Peyton Manning, quien se mete entre los mejores jugadores en la historia.

Peyton Manning perdió el segundo Super Bowl en su carrera; sin embargo, lo que le puede consolar es haber impuesto nuevas marcas o ponerse en los primeros puestos en estadísticas.

El quarterback de Denver comenzó la edición XLVIII con 56 pases completos en la historia del Super Bowl; y con sus 34 lanzamientos atrapados se colocó en la segunda posición con 90, sólo por detrás de Tom Brady (128); y por delante de Kurt Warner y Joe Montana (83).

Con sus 280 yardas contra Seattle, Peyton Manning saltó del décimo al sexto lugar en este rubro entre mariscales de campo, al tener un total de 860 yardas; por detrás de Tom Brady (1,284), Kurt Warner (1,156), Joe Montana (1,142), John Elway (1,128) y Terry Bradshaw (932); y dejando atrás los números de Jim Kelly (829), Roger Staubach (734), Troy Aikman (689) y Ben Roethlisberger (642).

Aunado a eso, Peyton Manning (34) estableció la marca en pases completos en sólo un partido, al rebasar los 32 acertados de Drew Brees (SB 44) y Tom Brady (SB 38).

El que le acompañó con este récord fue Demaryius Thomas, quien atrapó el ovoide en 13 ocasiones, dejando atrás los números de Wes Welker (SB 42), Jerry Rice (SB 23), Dan Ross (SB 16) y Deion Branch (SB 39), quienes tuvieron once recepciones en un solo partido.

Thomas (118 yardas), receptor de Broncos, se convirtió en el quinto jugador que al perder, haya rebasado las 100 yardas por aire, y ocupa la segunda posición con más yardas en este rubro; sólo por detrás de Thurman Thomas, quien tuvo 135 yardas en el Super Bowl XXV.

Por el lado de los triunfadores, Russell Wilson se unió a Joe Montana y Joe Namath en alzar el Trofeo Vince Lombardi a los 25 años edad como quarterback, sólo por detrás de Ben Roethlisberger (23 años) y Tom Brady (24 años).

Pete Carroll también se metió al selecto grupo de entrenadores en jefe en ganar el título nacional en el futbol americano colegial y coronarse en la NFL. El 'head coach' de Seahawks se unió a Jimmy Johnson (Universidad de Miami y Dallas Cowboys) y a Barry Switzer (Oklahoma y Dallas Cowboys) como los únicos en realizar la hazaña. Hay que recordar que Carroll ganó el título colegial con la Universidad del Sur de California (USC) en 2005 ante Oklahoma.

Este Super Bowl XLVIII se convirtió en el tercer partido con más diferencia de puntos con 35, igualando el de la edición 27 (Dallas 52-17 Buffalo); pero estando por detrás del SB 20 (36) (Chicago 46-10) y el SB 24 (45) (San Francisco 55-10 Denver).

Mientras tanto, los Denver Broncos se convirtieron en la franquicia más perdedora de los Super Bowl; al llegar a su quinto descalabro en su historia. Los equipos que le siguen son Buffalo Bills, Minnesota Vikings y New England Patriots; todos con cuatro derrotas.

NFL Twitter anota un 'touchdown' en el super bowl 2014

El Super Bowl XLVIII fue un éxito también para la red social Twitter, ya que superó el número de mensajes enviados en la edición del año pasado, al sumar 24,9 millones de tuits durante el encuentro entre los Broncos de Denver y los Halcones Marinos de Seattle.

Millones por minuto: La cadena de televisión Fox, que emitió el show, compró los derechos de transmisión por 54 millones de dólares. Para recuperar dicha cifra, la cadena vendió 34 spots de 30 segundos por 4,5 millones de dólares (150 mil dólares por segundo) cada uno.

Entre estas marcas destacaron Pepsi, Apple, Wolkswagen y Doritos. La influencia del evento es tan importante que estas publicidades captan al 50 por ciento de los espectadores en Estados Unidos. El show de medio tiempo: con la participación de Bruno Mars, esta rutina del deporte se ha convertido en una mina de oro para las grandes empresas.

Se estima que fue el punto de mayor sintonía en el evento, alcanzando los 110 millones alrededor del mundo. En Twitter alcanzó un total de 2,2 millones de tuits, en los 12 minutos que duró. En ese periodo, cada fanático invirtió cerca de 64,5 dólares en bebidas y alimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario