Deportes americanos

domingo, 13 de enero de 2013

NFL Seahawks 28 Falcons 30

Matt Bryant convirtió un gol de campo de 49 yardas con ocho segundos por jugar y los Atlanta Falcons vinieron de atrás, después de desperdiciar una ventaja de 20 puntos en el último cuarto, para vencer a Russell Wilson y los Seattle Seahawks, 30-28, en la Ronda Divisional de los playoffs de la NFC.

Parecía que los Falcons (14-3) permitirían la mayor remontada de último cuarto en la historia de los playoffs de la NFL cuando Marshawn Lynch anotó en un acarreo de dos yardas con 31 segundos por jugar.

Sin embargo Matt Ryan completó dos pases largos después del regreso de patada, dejando la mesa puesta para el gol de campo de la victoria de Bryant, enviando a los Falcons al Juego por el Campeonato de la NFC por tercera ocasión en la historia de la franquicia. Atlanta recibirá a los San Francisco 49ers el próximo domingo.

Wilson lanzó dos pases de touchdown y anotó otro por tierra, pero no fue suficiente para los Seahawks (12-6).

"¡Vaya!", expresó el entrenador en jefe de los Falcons, Mike Smith.

Wilson terminó con 385 yardas aéreas e hizo todo lo que pudo para ayudar a los Seahawks a recuperarse de una desventaja, 27-7, al inicio del último cuarto. Cuando Lynch anotó en el último minuto, una jugada precedida por una brillante escapada del mariscal de campo novato, Seattle celebro como si fuera a avanzar a la siguiente ronda.

No tan rápido.

Ryan y Bryant pusieron a los Falcons de vuelta.

"Nuestro mariscal de campo es un jugador especial", declaró Smith. "Le dicen Matty Ice, pero siento que tenemos a dos Matty Ice con nosotros. Esta Matty "Ice" Ryan y Matty "Ice" Bryant".

Ryan, quien había tenido problemas en sus primeras tres apariciones en los playoffs, tuvo tiempo suficiente para recuperar terreno con los Falcons. Se conectó con Harry Douglas en un pase de 29 yardas frente a la banca de los Falcons, y Smith rápidamente pidió un tiempo fuera. Después, Ryan fue por el centro con su blanco preferido, el ala cerrada, Tony Gonzalez, un futuro miembro del Salón de la Fama que podía haber estado en su último partido.

Gonzalez atrapó el pase de 19 yardas y Smith pidió su último tiempo fuera con 13 segundos por jugar. En lugar de arriesgarse con otra jugada y que el reloj se agotara, envió a Bryant para intentar el gol de campo.

Los Seahawks solicitaron un tiempo fuera justo antes de que el balón fuera centrado, y la patada de Bryant se desvió a la derecha de los postes. El siguiente intento pasó justo entre los postes, dándole a los Falcons una sorprendente victoria.

El último pase de Wilson, un intento desesperado a la zona de anotación, fue interceptado por el receptor abierto de los Falcons, Julio Jones.

Gonzalez, quien nunca había ganado un partido de playoffs en sus 16 años de carrera, rompió en llanto después de que Bryant convirtió su patada.

"Nunca lloro después de una victoria", señaló Gonzalez, quien ha declarado en repetidas ocasiones que está "95 por ciento" seguro de que este es su último año. "Estaba pensando, 'Aquí vamos de nuevo. Supongo que no estaba destinado a suceder'".

Pero lo estaba.

Los Falcons ganaron su primer partido de playoffs en la era Ryan, después de haber quedado eliminados en el primer partido en sus apariciones previas, lo que le dio al equipo --y su mariscal-- la reputación de jugar bien en la temporada regular y caerse en la postemporada. Ya no es así. Atlanta está a una victoria de distancia de su segunda aparición en un Super Bowl en la historia de la franquicia.

Ryan lanzó tres pases de touchdown y se sobrepuso a dos intercepciones, terminando con 24 pases completos en 35 intentos para 250 yardas, su mejor marca en la postemporada. Lanzó un pase de touchdown de una yarda a Gonzalez, uno de 47 yardas a Roddy White y un de cinco yardas a Snelling.

-- AP

No hay comentarios:

Publicar un comentario