Deportes americanos

miércoles, 14 de agosto de 2013

Lakers: La misión veraniega de Jordan Hill

Jordan Hill se perdió casi dos tercios de la temporada 2012-13 de Los Ángeles Lakers, 53 partidos para ser exactos, principalmente debido a problemas con su espalda y cadera. Pero Hill también estuvo ausente de otros partidos cuando a la fuerza energética de 6'10 y 235 libras no le dieron la oportunidad.

Mientras que Hill no fue capaz de participar de una porción significativa del itinerario por culpa de una hernia discal en su espalda baja y una cirugía en su cadera izquierda, ¿qué pasó con aquellos tres partidos consecutivos en diciembre en los cuales no jugó aún estando perfectamente saludable?

Esto apenas recibió la misma atención que cuando el dirigente Mike D'Antoni no puso a jugar a Antawn Jamison por siete partidos en línea más adentrada la temporada y Jamison habló al respecto. Hill, quien empataría con Steve Nash por el no-oficial, pero muy importante, premio por el Compañero de Equipo Más Solidario, se mantuvo callado.

Sin embargo, cuando finalizó la temporada, Hill le preguntó a D'Antoni, quien fue su dirigente en Nueva York antes de que la octava selección fue dejado ir a solo unos meses del comienzo de su temporada como novato, qué era lo que tenía que hacer para tener tiempo en la cancha la temporada siguiente.

"Él habló acerca de lo que yo necesito trabajar durante el verano", Hill le comentó a ESPNLosAngeles.com. "Mi tiro brincado, definitivamente quería que trabajase en mi tiro brincado desde afuera".

El experimento de convertir a Pau Gasol en un hombre grande orientado a jugar fuera le explotó en la cara a D'Antoni la temporada pasada. Pero en Hill, quien ha jugado ocho temporadas menos en la liga que Gasol, el piloto encontró un sujeto mucho más maleable.


Más sobre los Lakers

Para más noticias, notas y análisis de los Lakers, échale un ojo al blog de los Lakers. Blog
"Eso es, más que nada, en lo que me he estado enfocando este verano, no mucho en el trabajo de poste porque sé que puedo bajar al bloque y fácilmente conseguir un rebote ofensivo y anotar", explicó Hill, quien clasificó sexto en la NBA la temporada pasada en rebotes por 36 minutos (entre jugadores que jugaron 25 partidos o más), según BasketballReference.com. "Tenemos a Pau Gasol que puede enfocarse en la pintura y tenemos a Chris Kaman que se puede enfocar en el bloque. Así que quiero poder jugar la 4.

Simplemente intentar abrir la cancha un poco, mostrar un poco de alcance. He estado trabajando en ello durante todo el verano, tratando de enfocarme en ello, en mi tiro de tres puntos (3-ball). Mejoré mucho. Estoy listo para agruparlo todo y mostrarlo".

A Hill, quien disparó para un 61.8 por ciento desde dentro de los cinco pies en ruta a la mejor marca de su carrera con un promedio de 6.7 puntos por partido, no le fue bien mientras más se alejaba del canasto. Según el NBA.com Stats Cube, Hill disparó para un 35.7 por ciento desde los 5-9 pies la pasada temporada y un 30.8 por ciento desde los 15-19 pies. Falló los únicos dos intentos de tiros de tres puntos (de hecho, lleva de 9-0 en tiros de tres puntos en su carrera). Sin embargo, habían señales de promesa. Disparó para un 50 por ciento desde los 10-14 pies y un 42.9 por ciento desde los 20-24 pies, pero las oportunidades estaban limitadas (menos de 10 intentos durante la temporada desde cada una de esas distancias).

Hill ha intercambiado el "ejercicio de Mikan" alrededor del canasto por ejercicios para ayudarlo a desarrollar una ofensiva que comience con un solo dribleo y termine con un tiro. También ha practicado el trabajo de pies requerido para los pick-and-rolls. No solamente jugando el rol del jugador armando la cortina y lanzándose hacia el aro, sino también manejarse en escenarios de pick-and-pop, y hasta trabajando en ser el hombre al que se le coloque la cortina en vez del que la arma.

"Solamente estoy tratando de hacer una variedad de cosas que me ayudarán a abrir la cancha y conseguir buenas oportunidades para tirar", expresó Hill.

La localidad de la casa de Hill para el receso de temporada está ayudando a la mejoría de su juego de afuera. Al parecer, Hill pasa sus veranos en Atlanta, el mismo lugar que su compañero de equipo Jodie Meeks. Meeks y su excelente puntería, quien era el tercero en los Lakers la temporada pasada con 122 tiros de tres (detrás de los 141 de Metta World Peace y los 132 de Kobe Bryant), no necesariamente entrena a Hill para su tiro, pero sí lo motiva.

"Jodie no me está diciendo que necesito marcar el movimiento, pero siempre tenemos una competencia de tiros", compartió Hill. "Definitivamente va a ganar muchas, pero yo gané algunas cuentas. Así que cuando hago una competencia de tiros con él y gano, me da la confianza de que 'OK, mis tiros están entrando. Tiro mejor ahora'".

La clave de la sobrevivencia es la adaptación. Hill no está solamente tratando de armarse un nicho dentro del sistema de D'Antoni, sino también expandir su juego con la esperanza de extender su carrera.

"Ahora, en mi cabeza, estoy como que 'tengo que tratar de mantener mi cuerpo saludable'", comentó Hill, quien ha aparecido solamente en 187 partidos de unos posibles 312 en los cuatro años de su carrera.

Después de regresar para un breve lapso en los playoffs a menos de cuatro meses de haberse sometido a la cirugía de cadera que su supone que lo dejase fuera por seis meses, Hill expresó que se sentía al 100 por ciento mientras intentaba enseñarle al cuerpo trucos nuevos en la ofensiva.

"Me siento genial", expresó Hill. "Me siento bien de la cadera. Estoy caminando por ahí sin dolor. Estoy brincando. Me siento fuerte. Estoy haciendo movimientos giratorios. Estoy haciendo ahora mismo todo lo que envuelve el usar la cadera y no he tenido problemas".

Tampoco Hill tiene problemas con reconocer el verdadero valor de lo que le aporta a los Lakers. Ningún nivel de ascensión ofensiva que Hill adquiera le causaría tener que sacrificar su dedicación a la defensa. Permanece siendo la prioridad.

"Oh, vaya", balbuceó Hill entre dos fuertes suspiros cuando le preguntaron acerca de qué fue lo que falló en la lamentable defensa de pick-and-roll de los Lakers en el 2012-13.

Para Hill, el primer paso para neutralizar al oponente es reconocer dónde yace la verdadera amenaza. El plantel de armadores controlando el balón en la NBA de hoy en día puede ser la mejor colección de talento que la liga haya visto en ese posición. Al mismo tiempo, uno puede contar con los dedos de una mano el número de centros que hacen cambiar la situación del partido. Es la responsabilidad de los hombres grandes el ayudar a sus defensas.

Redes Sociales

Facebook: Únete al Equipo
Twitter: Síguenos

"Ellos se tienen que enfrentar a armadores como Chris Paul todas las noches, así que definitivamente será una dura batalla", explicó Hill. "Definitivamente habrán tobillos rotos, yendo hacia el aro, así que definitivamente necesitamos contener a nuestros jugadores y ayudar mucho más en la defensa. A los jugadores les atemoriza dejar a su hombre libre por un momento. Siempre estamos abrazando a nuestro hombre, en lugar de quedarnos en el medio de la cancha, y entonces ellos se van directamente al canasto. Definitivamente fue difícil ver eso, especialmente cuando no podía hacer nada al respecto".

Por más que la mala química envenenó la atmósfera que rodeaba a los Lakers de la temporada pasada, su falta de ejecución en la defensa deletreó su final tanto como cualquier otra cosa. Hill está detrás de lo que los Lakers han hecho en su intento de mejorar eso.

"Ahora tenemos a Kurt Rambis, así que eso es un A+ muy grande", opinó Hill acerca de la contratación de L.A. del asistente de dirigente que se enfoca mucho en la defensa. "Tenemos a Mike D'Antoni para la ofensiva. Tenemos jugadores para que sumen los puntos en el pizarrón. Solamente necesitamos a un jugador que nos ayude a detener a nuestros oponentes de sumar puntos en el mismo pizarrón, y ahora lo tenemos. Siento que va a estar bueno. Simplemente tenemos que salir a la cancha y hacer lo que tenemos que hacer".

De igual forma estaría en las manos de D'Antoni el decidir quién tendrá la oportunidad de salir a la cancha y con cuánta frecuencia. El dirigente recientemente compartió con ESPNLA 710 que tiene planificado expandir su rotación, la cual fue solamente de ocho jugadores de profundidad por la mayor parte de la temporada pasada, y utilizar 11 jugadores.

"Le da a mucha gente la confianza de que uno podría jugar", Hill contestó cuando le preguntaron acerca del plan de D'Antoni. "Tenemos a jugadores mayores que tienen mucha edad y años acumulados sobre ellos y definitivamente necesitan descansar. Steve y obviamente Kobe, viniendo de su lesión, estos jugadores de seguro que necesitarán descansar y espero que funcione. Si eso es lo que quiere hacer, tenemos que hacer que funcione".

Y mientras que una rotación más profunda debería ayudar a mantener en buen estado a los miembros más grandes de la plantilla de los Lakers, Hill y el resto de los jugadores jóvenes de los Lakers pueden aprender el arte de la longevidad en la liga de los mayores.

"La edad no significa nada para mí, no me enfoco en eso", aclaró Hill, quien cumplió 26 años en julio. "Me refiero a que... miren a Steve [Nash]", Hill bromeó. "Steve tiene casi 50 años y está en la cancha haciendo lo suyo. Se trata de cuidar tu cuerpo. Eso es lo que tengo que hacer por el resto de mi carrera, y pienso que me sentiré genial".

No hay comentarios:

Publicar un comentario