Deportes americanos

lunes, 2 de marzo de 2015

Muere el legendario exbeisbolista cubano 'Minnie' Miñoso

El cubano Oreste 'Minnie' Miñoso, exjardinero estrella de los Medias Blancas y primer jugador negro en debutar en las Grandes Ligas en Chicago, falleció la noche del sábado a los 90 años de edad, informó ese equipo este domingo.

Los Medias Blancas no dieron a conocer los detalles de la muerte de Miñoso, pero en un comunicado informaron que falleció el sábado por la noche en Chicago.

"Nuestra organización y nuestra ciudad han sufrido hoy una pérdida desgarradora. Hemos perdido a nuestro querido amigo y un gran hombre. Muchas lágrimas derramamos", dijo el presidente de los Medias Blancas, Jerry Reinsdorf.

Oriundo de la localidad de Perico en la provincia de Matanzas, Miñoso jugó primero en las Ligas Negras hasta que en el 1949 fue firmado por los Indios de Cleveland y se convirtió en el primer jugador negro cubano en las Grandes Ligas.

El equipo de Chicago lo adquirió de los Indios en 1951 y pasó a ser el primer jugador negro en la historia de los Medias Blancas.

Miñoso, cuyo nombre completo era Saturnino Orestes Miñoso Armas, fue apodado el 'Cometa Cubano' y fue uno de los pioneros en abrir el camino a los jugadores latinoamericanos en las Grandes Ligas.

Jugó 17 campañas en las Mayores y ha sido el único en la historia de las Grandes Ligas en haber participado como jugador en cinco décadas distintas, desde su debut el 19 de abril de 1949 y su partido de despedida el 5 de octubre de 1980.

Empujó 100 o más carreras cuatro veces para los Medias Blancas y bateó .300 o más en seis ocasiones.

Seleccionado 9 veces al Juego de Estrellas, Miñoso jugó la mayor parte de su carrera en los jardines, y se retiró con un promedio de bateo de por vida de .298 bateador, con 336 dobles, 83 triples, 186 jonrones y 1.023 carreras impulsadas.

También ganó tres Guante de Oro y lideró la Liga Americana en triples y bases robadas tres veces.

Miñoso se retiró en 1964, pero volvió a la acción en 1976 y bateó un hit en ocho turnos al bate en tres juegos con los Medias Blancas.

Cuatro años después intentó otro regreso, pero se fue en blanco en dos más apariciones en el plato, lo que le permitió jugar en cinco décadas diferentes.



Los Medias Blancas retiraron el número 9 en homenaje a Miñoso en 1983, y develaron una estatua suya a la entrada del U.S. Cellular Field de Chicago.

Sin embargo, todos sus números no le sirvieron para ser elevado al Salón de la Fama del béisbol, una de las grandes injusticias del deporte moderno.

En diciembre pasado estuvo a sólo cuatro votos de ser exaltado al Templo de los Inmortales en Cooperstown, Nueva York, a través del Comité de la Era Dorada. Miñoso recibió entonces ocho de los 12 votos que se necesitaban para ingresar.

"Nunca entendí por qué Minnie no fue elegido", dijo Reinsdorf en 2011, cuando se le negó la entrada a Cooperstown.

"Él hacía de todo. Podía correr, podía jugar bien a la defensa, podía batear con poder, tocar la bola y robar bases. Fue uno de los más emocionantes jugadores que he visto", añadió el dueño de los 'patiblancos'.

En compensación, los periodistas cubanos residentes en Estados Unidos le eligieron en 1983 al Salón de la Fama del béisbol cubano en la ciudad de Miami, mientras en su isla natal ingresó al mismo 'templo' en noviembre de 2014.

El domingo, los Medias Blancas decidieron nombrarlo como "Míster White Sox".

"Cuando yo me muera, quiero estar jugando béisbol", dijo Miñoso una vez. "En verdad. Ellos no me enterrarán sin mi uniforme. Si muero, muero feliz porque yo llevaba el número 9 para los Medias Blancas."

No hay comentarios:

Publicar un comentario