Deportes americanos

martes, 9 de febrero de 2016

La revancha de Von Miller: De suspendido por dopaje a ser el más valioso del Super Bowl

La figura del apoyador externo Von Miller brilló de manera especial en el partido del Super Bowl 50 que su equipo de los Broncos de Denver ganaron por 24-10 a los Panthers de Carolina y que le hizo merecedor al premio de Jugador Más Valioso (MVP).


"Es algo que todavía no me puedo creer, pero que le dedico a toda mi familia, mis hijos, a todos los compañeros y a la organización de los Broncos", declaró Miller emocionado tras recibir el trofeo.


La gran labor de Miller y sus compañeros DeMarcus Ware, también apoyador externo, y el profundo fuerte T.J. Ward, fue la base del juego de equipo de los Broncos que siempre estuvieron en control del marcador y del ritmo de las acciones.


"Sabíamos que si hacíamos el mismo trabajo que ante los Patriots de Nueva Inglaterra íbamos a conseguir la victoria y eso ha sido lo que ha sucedido", explicó Miller. "Estudiamos bien a nuestros rivales y la manera como actúa Newton al que no hay que darle un segundo de respiro y mucho menos espacios para correr".


Miller forzó a Newton a dos fumbles que le costaron a los Panthers anotaciones por parte de los Broncos, además de derribarlo dos veces y ayudar en otra tercera.


Cinco años atrás, Miller fue el segundo seleccionado en el sorteo universitario sólo detrás del propio Newton. El domingo incomodó al mariscal de campo de principio a fin y de alguna manera se vengó de lo había sucedido con la elección.


"Al contrario, no era nada personal, pero si reivindicar el gran valor que tiene el trabajo defensivo, aunque no es tan brillante y espectacular como el que hacen los pasadores y los que participan en la ofensiva", valoró Miller, de 26 años, un nativo de Dallas (Texas), que se formó en la Universidad de Texas A&M.


El primer touchdown de Denver llegó cuando Miller despojó del balón a Newton y fue recuperado en la zona de anotación por el ala defensiva Malik Johnson, para dar la delantera por 10-0 a los Broncos, cuando habían transcurrido los primeros ocho minutos y medio del partido.


"Creo que fue la jugada clave para nosotros ya que pudimos ponernos con la ventaja en el marcador y la presión estuvo siempre de su lado", destacó Miller. "Todavía no me puedo creer que tenemos el título en nuestro poder y además el trofeo de MVP conmigo".


La otra anotación y la que selló la victoria de los Broncos se produjo en un acarreo de cuatro yardas, después de que Miller volvió a quitarle el balón a Newton, esta vez con cuatro minutos restantes en el cuarto periodo.


"Cuando vi que el balón estaba de nuevo en nuestro poder ya no tuve ninguna duda que el triunfo sería nuestro porque estaba convencido que íbamos a anotar y a los Panthers ya no les quedaba tiempo material para reaccionar", agregó Miller. "Ahora es el momento de disfrutar al máximo lo conseguido".EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario