Deportes americanos

viernes, 12 de febrero de 2016

Lluvia de celebridades en Súpel Bowl

La Super Bowl 2016, celebrada en su 50 edición, reunió a celebridades y estrellas de la música en las gradas del estadio, quienes aplaudieron y se emocionaron con la interpretación del Himno Nacional por parte de Lady Gaga, que fue uno de los mejores de toda la historia.

Entre ellos estuvieron el exfutbolista David Beckham y su hijo mayor Brooklyn, que presumían de sus entradas para el gran espectáculo de camino al Levi’s Stadium de Santa Clara, en California, donde se celebró el encuentro en esta ocasión.

Alessandra Ambrosio, Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas nunca fallan a la Super Bowl

Alessandra Ambrosio, Amy Adams, Taraji P. Henson, Hailee Steinfeld, el matrimonio formado por Catherine Zeta-Jones y Michael Douglas y los hermanos Oliver y Kate Hudson también se dieron cita en las gradas del estadio para vibrar con cada uno de los puntos del partido y para bailar en el descanso con la actuación de Beyoncé, Bruno Mars y Coldplay.

Actuación de la que disfrutó especialmente Lady Gaga. Después de haberse metido al público en el bolsillo con su brillante interpretación, la artista -que cambió su traje rojo brillante por un pantalón y un top negro- utilizó su snapchat para mostrar a sus seguidores lo bien que lo estaba pasando.

El guiño de Beyoncé a Michael Jackson Junto a Coldplay y Bruno Mars, Beyoncé fue la encargada de protagonizar la actuación del intermedio de la Super Bowl 2016. Un espectáculo de luz y color en el que la cantante quiso hacer un guiño a Michael Jackson.

Con un body negro de cuero y una chaqueta también de cuero con un cinturón metalizado, la artista lució un look que mucho recordó al del cantante Michael Jackson durante los conciertos de su ‘Dangerous World Tour’ allá por el año 1992.

Eso sí, la artista optó por lucir piernas con un body de Dsquared2 en lugar de los míticos pantalones negros de cuero que se convirtieron en una seña de identidad del Rey del Pop. Eso sí, la chaqueta de inspiración militar era prácticamente la misma.

Pero ese look no fue el único guiño que tuvo Beyoncé a lo largo de su actuación, en la que deleitó a las 70.000 personas que se dieron cita en el estadio.

Beyoncé se une a la reivindicación por los derechos de las personas de color.

Y es que en un momento de su espectáculo, la legión de bailarinas que seguían todos y cada uno de sus pasos formaron una X gigante y subieron su brazo hacia el cielo (un gesto del Partido Panteras Negras) como en su día lo hicieron Tommie Smith y John Carlos en los Juegos Olímpicos de 1968 en defensa de los derechos civiles negros en Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario