Deportes americanos

viernes, 22 de febrero de 2013

China está todavía a años-luz del buen béisbol

China podría convertirse en breve -- si no lo es ya -- en la primera economía del mundo y cada vez más juega un papel preponderante en la geopolítica del planeta.

Pero si de béisbol se trata, aún está a años-luz de ser una verdadera potencia, con todo y que tienen mucho material humano de donde escoger para impulsar el deporte de las bolas y los strikes.

Ray Chang WBC China
AP PhotosRay Chang es el único con experiencia en el béisbol de EEUU en el plantel chino.
Hace apenas diez años que cuenta con una liga profesional, en la que juegan siete equipos, de donde salió casi la totalidad de sus peloteros que representarán al país en el venidero III Clásico Mundial.

Sólo el campocorto Ray Chang, nacido en Estados Unidos, tiene experiencia más allá de las fronteras chinas, al pasar ocho temporadas en Ligas Menores con las organizaciones de los Padres de San Diego, los Piratas de Pittsburgh, los Medias Rojas de Boston y los Mellizos de Minnesota.

En su carrera, Chang promedia .272, con 119 dobles, cinco triples y 22 jonrones en 1,829 turnos al bate y 220 carreras impulsadas.

La esperanza de los asiáticos era poder contar con el zurdo panameño Bruce Chen, de abuelos chinos, pero el serpentinero, en su último año de contrato con los Reales de Kansas City , prefirió concentrarse en su preparación para la próxima campaña en las Mayores.

Nueve de los jugadores que estarán en este Clásico pertenecen a los Tigres de Beijing, la franquicia más representada en la selección china.

Del resto, tres de los escogidos pertenecen a los Leones de Tianjin, dos militan en las Aguilas Doradas de Shanghai y otros tantos en los Elefantes de Henan.

También figuran cuatro de las Estrellas de Esperanza de Jiangsu, tres de los Dragones de Sichuan y dos de los Leopardos de Guangdong.

Todos son unos perfectos desconocidos para la afición beisbolera mundial.

Los chinos, dirigidos por el estadounidense Terry Collins, estarán en su tercera participación en estos eventos, tras finalizar en el lugar 15 en el 2006 y mejorar hasta el undécimo puesto en el 2009, quedando siempre eliminados en la primera ronda.

A pesar de su corto andar por lides internacionales, ya tienen algunos triunfos de los cuales enorgullecerse.

En el 2005, los chinos se alzaron con las medallas de bronce en el campeonato de Asia, al vencer a la más experimentada selección de Sudcorea en el partido por el tercer puesto.

Pero quizás la victoria más saboreada llegó en el II Clásico, hace cuatro años, cuando derrotaron cuatro carreras por una a Taipei de China en un partido de fuerte carga política.

En esta ocasión aparecen ubicados en el grupo A, que iniciará sus actividades en la ciudad japonesa de Fukuoka, donde enfrentará a la selección anfitriona, además de los equipos de Cuba y Brasil.

Y como en sus participaciones anteriores, parece imposible que puedan pasar de la primera etapa, que deben dominar las selecciones de Japón y Cuba, países de tradición centenaria en este deporte.

Si China consigue avanzar a la segunda ronda, podría considerarse como una de las mayores sorpresas no en el evento, sino de toda la historia del béisbol internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario