Deportes americanos

lunes, 1 de abril de 2013

Donovan cree poder lidiar con su 'cansancio'

Desde que Landon Donovan decidió tomar un descanso prolongado del fútbol profesional, han abundado las preguntas sin respuesta.

Muchas tienen qué ver acerca de cuándo volvería a la cancha y qué nivel mostraría cuando eso ocurriera. Otros se centraron en su relación con sus compañeros y entrenadores a nivel club y a nivel internacional.

La esperanza con todo esto era que un Donovan recargado de energía volviera tan bueno como siempre, con su pasión por el juego reestablecida.

Aún, otras preguntas, menos obvias, surgieron. Las demandas de ser un futbolista profesional mejor dicho, ser Landon Donovan, el futbolista profesional-, persisten.

Y si esa carga fue lo que lo orilló a sentirse así, ¿qué ha cambiado ahora que regresó? ¿Y qué evitará que se sienta con el mismo estado mental como estaba el pasado diciembre?

Ahora que Donovan charló con la prensa por primera vez desde volver a los entrenamientos la semana pasada, fue igual de honesto, y abundó al intentar responder esos cuestionamientos.

"Cuando te alejas por tanto tiempo y tienes oportunidad de reflexionar, encuentras ese tipo de respuestas", afirmó Donovan en una conferencia con la prensa. "Estoy mejor preparado luego de estos últimos dos años, y al tener este tiempo libre, para lidiar con prácticamente cualquier cosa. Si esos sentimientos vuelven, ya sé cómo manejarlos.

"Como lo expresé, estaba muy agotado. En retrospectiva, hubo algunas situaciones que quisiera haber manejado mejor. Si esos sentimientos vuelven ahora, creo que he aprendido de ellos. Aprendí mucho de este proceso, y voy a lidiar mejor con ellos. La esperanza es que me sienta así mientras me mantenga jugando. Es un escenario más probable, ahora que he descansado".

Una teoría, murmurada y especulativa respecto al descanso de Donovan, era que estaba deprimido, lo que de inmediato llevó a pensar en Robert Enke, el ex portero del Hannover 96, quien se suicidó en 2009.

Más reciente es el caso de Yohan Cabaye, mediocampista del Newcastle United, quien habló abiertamente de sus batallas con la depresión. Cuando se le preguntó qué tan obscuro era el lugar donde se encontraba a finales del año pasado, Donovan indicó que el uso de la palabra "obscuro" no era la apropiada para describir lo que estaba ocurriéndole.

"Estaba agotado, mental y físicamente", explicó. "Voy a mantenerlo muy vago en ese sentido. Necesitaba descansar y no uso la palabra 'necesitaba' de manera ligera. Requería esa pausa, así que debía escucharme y hacer lo que fuera mejor para mí".

Donovan dio pistas de que la falta de comprensión de algunas personas acerca de su decisión le pareció extraña. Indicó que si él hubiera lidiado con alguna lesión física, nadie hubiera tenido problemas porque se perdiera el inicio de la temporada.

"Desafortunadamente, en esta y en otras sociedades, tenemos el estigma de que estar en un sitio mental complicado es inaceptable", dijo. "Debemos levantarnos y pelear. Eso no significa que todos deban ser holgazanes y tomar el tiempo que requieran y hacer lo que quieran en la vida. Hay periodos en tu vida que son difíciles. Pero si estás en una situación mental complicada, debes de ser más compasivo con la gente de todas las clases sociales, y entender que también necesitan tiempo libre".

"Fue mi caso. Tenía además el aspecto físico, donde mi cuerpo estaba exhausto, y si no descansaba, hubiera sido inútil para todos en un ambiente profesional y personal. Lo necesitaba totalmente, y me agrada que lo hice".

Donovan está 100 por ciento correcto, aunque no ha ayudado mucho su causa por hablar en términos tan ambiguos. Por supuesto, es su decisión divagar cuanto quiera respecto a los motivos por los que se alejó del juego. Los motivos son, a fin de cuentas, privados. Pero palabras como "agotado" y "exhausto" quizá no generen sentimiento de apoyo, mientras que "depresión" ciertamente lo haría.

A final de cuentas, Donovan está de vuelta en la cancha y estos primeros días darán paso a una carga de entrenamientos, partidos, viajes, obligaciones con la prensa, y sí, crítica por sus actuaciones. Donovan insiste que cuatro meses han sido suficientes para "purgar" su cuerpo y, lo más importante, su mente, de todo lo que le afectaba y que pueda lidiar con todo lo que viene.

Todos en su círculo cercano esperan que ése sea el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario