Deportes americanos

domingo, 20 de febrero de 2011

MLB Ricketts quiere mejorar a Cubs

El presidente de los Cachorros de Chicago Tom Ricketts ha estado ocupado en los últimos 16 meses desde que su familia tomó el control del legendario equipo que no gana una Serie Mundial desde 1908.

Bajo su mando, los Cachorros han buscado nuevas vías de obtener ingresos, solicitaron fondos estatales para efectuarle mejoras a su venerable estadio Wrigley Field, ganaron aprobación financiera para la instalación de un nuevo complejo para sus entrenamientos de primavera en Mesa, Arizona y andaban en busca de un nuevo terreno en la República Dominicana para instalar su nueva academia.

"Necesitamos tener una organización que cuente con la gente adecuada, pero que además tenga el lugar adecuado para entrenar y el lugar exacto para mejorar", dijo Ricketts el sábado, antes de que los Cachorros efectuaran su primer entrenamiento de la pretemporada.

"Obviamente el año pasado fue un año decepcionante en el campo, pero fuera de él logramos hacer algunas cosas... que nos pagarán dividendos con el tiempo", agregó.

Ricketts dijo que estaba complacido con las contrataciones que hizo en el receso de la campaña el gerente general Jim Hendry quien operó con un presupuesto austero. Chicago hizo un canje para obtener al serpentinero Matt Garza y firmó al dominicano agente libre Carlos Peña por un año y 10 millones de dólares y al serpentinero Kerry Wood por una temporada y 1,5 millones de dólares.

Los Cachorros tuvieron una nómina aproximada de 145 millones de dólares al comienzo de la temporada pasada y quedaron en el quinto lugar de la División Central de la Liga Nacional. Este año, la nómina será menor entre 10 y 12 millones de dólares.

"Cada año se debe ganar, sin importar si se tiene una nómina alta o baja. Ustedes reciben el mismo mensaje de nuestra parte... para que estos tipos tengan esos salarios, es decir que es algo maravilloso para ellos, pero ellos están aquí para ganar y lo saben", agregó.

Ricketts dijo que está buscando elaborar un plan financiero para mejorar el Wrigley Field, el segundo estadio más antiguo de las Grandes Ligas, que fue construido en 1914.

Su propuesta de emplear 20 millones de dólares en bonos estatales para renovar el vecindario del estadio ha enfrentado la oposición del gobernador Pat Quinn y de otros.

"Continuaremos conversando con nuestros funcionarios electos. Vamos a trabajar en esto juntos, para lograr una gran solución y para cuando esto ocurra podremos anunciar que esto es la mejor respuesta, entonces todo el mundo nos apoyará", agregó Ricketts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario