Deportes americanos

martes, 22 de febrero de 2011

NFL Siguen las negociaciones

Por lo menos se puede decir ésto acerca de la NFL y el sindicato de jugadores: están hablando en este instante. NFLPA

Las partes se reunieron con un mediador federal mediator por cuarto día consecutivo este lunes, intentando conseguir algo de progreso hacia el acuerdo respecto a un nuevo contrato colectivo de trabajo antes de que el convenio actual expire en marzo.

Después de meses de infrecuentes --y a menudo belicosas-- sesiones, la liga y el gremio estuvieron cara a cara este viernes, sábado y domingo para un total superior a 20 horas de reuniones. Las sesiones se llevan a cabo en la oficina de George Cohen, director del Federal Mediation and Conciliation Service, una agencia gubernamental de los Estados Unidos de América.

"Conversación", explicó el fullback de los New York Jets, Tony Richardson, este domingo, "es bueno".

El actual convenio laboral de la NFL expira al final del 3 de marzo. El sindicato dijo creer que los propietarios desean realizar un paro patronal al siguiente día, que pondría en riesgo la campaña del 2011.

Miembros del equipo de negociadores de la NFL empezaron a arribar al Federal Mediation and Conciliation Service a las 8 a.m. del lunes. El comisionado Roger Goodell entró caminando solo poco tiempo después de las 9 a.m. El grupo de la NFL incluyó al consejero general y negociador líder para asuntos laborales Jeff Pash, y al abogado externo Bob Batterman.

Batterman representó a la NHL cuando perdió toda la campaña del 2004-05 por un paro patronal.

El director ejecutivo de la NFL Players Association, DeMaurice Smith, llegó a la oficina de Cohen cerca de las 11 a.m., entrando con el apoyador de los New Orleans Saints Scott Fujita. Richardson y el mariscal de campo de los Pittsburgh Steelers Charlie Batch, fueron otros de los jugadores actuales presentes en las reuniones; cargaban equipaje, pero no especificaron el por qué.

Los ex jugadores Pete Kendall y Sean Morey también fueron parte del contingente del gremio este lunes, junto con los abogados Richard Berthelsen y Jeffrey Kessler.

Las partes se reunieron por cerca de seis horas en viernes y en sábado. Cohen anunció el jueves que los grupos habían accedido a la mediación, que no es obligatoria legalmente, pero que es un modo de promover el progreso. El plan preve varios días de negociaciones en la presencia de Cohen.

"Estamos trabajando duro", dijo Pash el domingo, "y seguimos el libro de jugadas del director, y veremos con qué terminamos".

La liga y el gremio pasaron dos meses sin una reunión formal hasta el 5 de febrero, el día antes del Super Bowl. Las partes se juntaron nuevamente la semana pasada, y luego cancelaron una segunda reunión que había sido programada para el día siguiente.

El contrato colectivo de trabajo más reciente fue firmado en el 2006, pero los propietarios ejercitaron una cláusula de salida anticipada en el 2008.

El mayor obstáculo que separa a ambas partes es cómo dividir los cerca de 9 mil millones de dólares en ganancias anuales. Entre otros puntos significativos de las negociaciones: la iniciativa de los propietarios de ampliar la temporada regular de 16 a 18 partidos, reduciendo la pretemporada por dos juegos; una escala salarial para novatos; y los beneficios para jugadores retirados.

No se ha visto a ningún dueño de franquicia en las sesiones con mediador, pero seguramente están al tanto de lo que acontece, y al menos uno de ellos expresó algún optimismo disfrazado respecto a la campaña del 2011.

El propietario de los Indianapolis Colts, Jim Irsay, publicó vía Tweeter este domingo: "Restan 351 días para el Super Bowl en Indy... ¿predicciones tempranas para los equipos participantes?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario