Deportes americanos

sábado, 12 de febrero de 2011

NBA Los últimos rumores de intercambio en nuestra entrega habitual del fin de semana


El interminable Melo drama ha limitado los movimientos de intercambio en las diferentes ciudades del mapa de la NBA. O...

Los equipos que se han metido en las carreras de postemporada que antes estaban ansiosos por canjear, como Philadelphia con Andre Iguodala, ya no están buscando limpiar la casa. O...

Los recientes temores acerca de lo restrictivo que será el próximo convenio colectivo de trabajo de la NBA han impulsado a numerosos clubes a guardar sus cartas rechazando cualquier otra cosa que no sean contratos de corto plazo para preservar la máxima flexibilidad salarial posible por si llegan a verse atrapados bajo un duro tope salarial.

No faltan teorías para explicar el porqué de la cantidad de rumores intercambio que estás escuchando -- a menos de dos semanas de la fecha límite de cambios el 24 de febrero, no es tan robusta como muchos equipos esperaban a esta altura. Serios rumores de intercambio fueron un clásico diario desde mediados de septiembre hasta fines de enero -- en gran parte gracias a los intentos de New Jersey de incorporar a Carmelo Anthony -- pero un ejecutivo de la Conferencia Este se manifestó ominoso esta semana cuando dijo: "Pienso que hay menos rumores de lo que crees".

Sin embargo, hemos decidido seguir los pasos de otro ejecutivo del Este quien está convencido de que las cosas "cobrarán fuerza" y tendremos algunos rumores frescos de varios directivos, entrenadores, jugadores y agentes conectados a la vid de la NBA.



El respeto de toda la liga hacia el Utah Jazz y la longevidad sin precedentes de Jerry Sloan es tal que casi seguramente habrá un período de gracia antes de que los equipos empiecen a llamar al Jazz para indagar sobre la disponibilidad de Deron Williams.

Y la sensación que tengo es que nadie ahí afuera, aún cuando comiencen las llamadas, realmente cree que el Jazz se tomará en serio la idea de cambiar a su jugador de franquicia durante las próximas dos semanas, lo que representaría otra sacudida sísmica para una franquicia que no se conoce exactamente por sus sacudones.

La reacción de los fans a la supuesta implicación de Williams en la salida de Sloan tendría que ser inéditamente dura para que el Jazz cambie su postura... y aún así tal empuje probablemente tendría que venir del lado de Williams. Ambos escenarios son bastante inverosímiles.

Es cierto que Williams se ha sentido tan frustrado por los movimientos de la gerencia este último año, empezando por las salidas regaladas de Eric Maynor y Ronnie Brewer a raíz del impuesto al lujo, como por el carácter difícil de Sloan, pero la perspectiva más segura es que Utah se pase el resto de la temporada tratando de venderle a Williams la idea de que pueden rearmarse a su alrededor. Clave para esta estrategia, claro, es que Williams tenga una buena química con su nuevo entrenador, Ty Corbin, quien obviamente va a ser mucho más flexible, colaborador y, bueno, moderno que Sloan.

El Jazz también estaría motivado a esperar por ver lo que sucede con el próximo acuerdo laboral antes de precipitarse en sus decisiones con D-Will, con tantos equipos de mercado pequeño como Utah orando por una etiqueta de franquicia como la de la NFL o alguna clase de nuevo mecanismo que mejore sus probabilidades de incorporar agentes libres de primera.

Dijo un ejecutivo de la Conferencia Este: "Tan pronto como sepamos cuándo será la próxima temporada [después de un cierre patronal], vamos a estar hablando de D-Will como lo hemos estado haciendo toda esta campaña con Melo... D-Will, CP3 [Chris Paul] y Dwight [Howard]".



El Weekend Dime de la semana pasada expuso los diversos factores para explicar por qué los Suns están decididos a conservar a Steve Nash, sin importar cuántos fans de Nash le rueguen a Phoenix que intercambie al jugador de 37 años a un equipo contendiente antes de que se le acabe el tiempo para hacer un último intento de alcanzar el escurridizo campeonato.

Sin embargo, al menos un hombre estrechamente vinculado con lo que está sucediendo en el desierto cree -- tan firmemente como el presidente del equipo Lon Babby cuando afirmó que la directiva de los Suns no está para nada entusiasmada con la idea de echar todo por la borda y tratar de reconstruir con jugadores jóvenes -- que los Suns tienen la intención de explorar cuánto pueden obtener por Nash durante la temporada baja.

Cuando sea que la NBA tenga otra temporada baja después de las negociaciones laborales.

"Steve es un Phoenix Sun y no creo que sea una exageración decir que es la cara de la franquicia", afirmó Bill Duffy, viejo agente de Nash, para ESPN.com esta semana. "Pero la lógica dicta que sería prudente que los Suns empiecen a pensar en su futuro a largo plazo durante el verano, por lo que creemos que evaluarán la posibilidad de moverlo durante el verano. Estamos listos para eso y esperamos un proceso muy respetuoso si es que deciden empezar a pensar en reconstruir con un núcleo joven".



Minnesota fue uno de los equipos identificados en la historia de la semana pasada -- junto con Atlanta, Orlando, Portland, Toronto y Dallas (viejo amigo de Nash) -- como un serio pretendiente del veterano.

Según las fuentes, los Wolves han llamado a Phoenix tanto como cualquiera, aunque saben que Nash tiene sólo un año más de contrato después de esta temporada y deben suponer que él tendría poco interés en una estancia prolongada en Minnesota.

El hecho de no poder contar con tener a Nash más de una temporada, como ya hemos señalado, es la razón por la que los Wolves no pueden darse el lujo de construir una oferta por Nash en torno al base español Ricky Rubio. A pesar de todos sus problemas con el Barcelona esta temporada, Rubio sigue siendo una mercancía demasiado preciada para los Wolves como para entregarlo a cambio de Nash y luego verlo partir una temporada más tarde.

Sin embargo, debo aplaudir a Minnesota por su ambición. Asimismo, he escuchado (a pesar de todos los factores que nos hacen preguntarnos porqué los Wolves siquiera se toman la molestia de perseguir a Nash) que Minnesota no les ha ofrecido a Rubio a los Suns por una razón diferente. En la fantasía de los Wolves con Nash, según me dicen, sueñan con construir un intercambio de múltiples equipos que lleve a Nash a Minnesota como mentor de Rubio.

Al menos un miembro prominente de la organización cree que vamos a empezar a escuchar más acerca de Rubio, quien cumplirá 21 años en octubre y tiene a los Wolves convencidos de que su magia será mucho más magnífica en la NBA que en la Liga Española cuando esté rodeado de atletas de elite y operando en un entorno menos rígido.

"Un factor importante en nuestro futuro es Ricky Rubio", escribió el alero Kevin Love, recientemente nombrado All-Star, en una entrada reciente de su blog regular para la revista GQ. "Vendrá a jugar para nosotros y tendrá un verdadero impacto en nuestro equipo, o bien tendrá un importante valor [de intercambio] en la liga. De una forma u otra, es una pieza vital para nosotros. Y para que nos movamos 100 por ciento hacia adelante, algo debe suceder con él pronto".


La última vez que chequeamos, los Wolves siguen entusiasmados con Anthony Randolph (New York) y tienen la esperanza de adquirirlo antes del 24 de febrero, aunque eso signifique tratar directamente con los Knicks en lugar de operar en un acuerdo de tres equipos con Denver que conduciría a Anthony al Madison Square Garden. El costo primario para los Wolves, en un intercambio directo con los Knicks, sería un futuro pick de primera ronda.



Cuenta a Antawn Jamison entre aquellos que están convencidos de que seguirá con los Cavaliers después de la fecha límite de intercambios -- en gran parte por los salarios que Cleveland tendría que asumir para moverlo, con una temporada completa de 15.1 millones de dólares por delante en su contrato.

"Tenemos que suponer que nadie va a venir y nadie va a cambiar las cosas", dijo Jamison.

Idealmente, los Cavs desearían un pick de primera ronda de un contendiente interesado en llevarse al base-alero Anthony Parker y su contrato a expirar de 2.9 millones de dólares por el resto de la temporada, pero se dice que un pick de segunda ronda alcanzaría. Chicago sigue siendo el principal pretendiente de Parker.

En cuanto a la excepción de intercambio 14.5 millones de dólares que posee Cleveland como principal forma de indemnización por la deserción de LeBron James en la agencia libre, no es demasiado temprano para empezar a preguntarse qué pasaría si los Cavs, como era de esperar, optan por la flexibilidad de cara a la nueva frontera financiera de la NBA y deciden no hacer uso de su excepción antes de esta fecha límite de intercambios.

El riesgo existente, sin embargo, es que la excepción desaparezca para siempre si los Cavs no la utilizan durante las próximas semanas.

Aunque la excepción recién está estipulada a caducar el 11 de julio -- que es el primer día hábil de la NBA tras un año de la salida de James -- Cleveland no puede suponer que ésta simplemente se transferirá a los primeros 10 días (más o menos) de la próxima temporada de la NBA si es que la actividad del verano se congela por un paro. Como a varios ejecutivos les gusta decir estos días cuando les preguntan acerca de estas cuestiones, ¿qué pasa si las excepciones no existen en la NBA bajo el nuevo convenio colectivo? Es sólo un ejemplo de las frustrantes incógnitas con las que deben lidiar los equipos hoy por hoy.



Sé de al menos un ex compañero de Michael Jordan que está convencido de que Jordan quiere regresar a la NBA a los 50 años.

Si eso es cierto, MJ tiene dos años para encontrar un comprador para los Charlotte Bobcats para ser elegible como jugador nuevamente.

Jordan practicó el jueves con los Bobcats -- una semana antes de su 48° cumpleaños -- y parecía estar en buena forma según el co-capitán Stephen Jackson.

"Deberíamos ficharlo", me dijo Jackson, y añadió que Jordan clavó una volcada "sin esfuerzo", y citó un dulce acabado de izquierda en un posteo como la contribución más memorable de MJ en el entrenamiento.

No olvides, sin embargo, que las normas de la liga prohíben que los propietarios de la NBA jueguen para sus propios equipos sin vender sus acciones. Y tampoco olvides que Jordan (con los Wizards en el 2001) y Magic Johnson (con los Lakers en 1996 y con quien escribe como escritor de primera año de los Lakers) eran propietarios minoritarios cuando regresaron de la suite ejecutiva, de modo que les resultó mucho más fácil encontrar compradores.

Calcula que le tomaría a Jordan al menos dos años encontrar a alguien dispuesto a asumir el control mayoritario de los Bobcats, teniendo en cuenta el tiempo que le llevó a MJ llegar a un acuerdo para relevar al dueño fundador Bob Johnson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario