Deportes americanos

viernes, 21 de junio de 2013

Ginóbili reconoce que para Spurs dejar escapar el campeonato fue "muy duro".



Los Spurs perdieron la oportunidad de ganar su quinto campeonato al caer en el 7º juego de la final contra el Heat (95-88), la noche del jueves en Miami, para perder la serie 4-3.

"Por supuesto, siento gran decepción", dijo Ginóbili. "En mi caso todavía tengo el Juego 6 en mi cabeza. El estar tan cerca y sentir que estás a punto de agarrar el trofeo, y luego ver que se desvanece, es muy duro".

En el último partido del campeonato Ginóbili aportó 18 puntos, 3 rebotes y 5 asistencias en 35 minutos sobre la duela, pero cometió 4 de las 7 costosas pérdidas de balón de los Spurs en el último cuarto, las que prácticamente le abrieron la senda del triunfo a Miami.

Es infrecuente ver a Ginóbili cometer tantos errores en un partido. En el 6º, que terminó en derrota de los Spurs (103-100), realizó 8 'turnovers', la mayor cantidad de su carrera en un partido de la NBA.

El argentino reconoce que una de las causas de su errático juego fue la defensa a presión que le impuso el Miami Heat a él y el armador francés Tony Parker.

"Buscamos siempre desbalancearlos, pero ellos impusieron un 5 contra 5 y fue muy difícil debido a su longitud y capacidad atlética", añadió.

Acerca de su eventual retiro, que llegó a sugerir a mediados de ésta serie, Ginóbili aclaró, a una pregunta de la prensa, que aún no ha tomado una decisión.

"No, no es el momento", indicó. "Ahora estoy muy decepcionado, muy molesto. Realmente no puedo decir nada".

Reconoció que al equipo de los Spurs, y a él personalmente, le fue dificil recuperarse de la derrota del 6º encuentro, aunque dijo que durante el juego de este jueves no pensaron más que en conseguir el triunfo.

"Durante el juego no creo no afectó nada. Antes del partido, sí, por supuesto", declaró. "Todos hemos trabajado duro para olvidarnos de él, pero no era una meta facil".

"Estuvimos a cinco segundos de levantar ese trofeo. Estoy tratando de poner ésto en perspectiva, pero es muy duro", puntualizó Ginóbili, que en 11 temporadas con los Spurs ha ganado tres anillos de campeón.

"Hay como una línea fina. Como una línea fina entre estar celebrando y tener un buen verano, y sentirse una mierda y estar decepcionado", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario