Deportes americanos

lunes, 3 de junio de 2013

Quieren que MLS desapruebe a Chivas USA

En el día en que Chivas USA se convirtió, raramente, en noticia nacional e internacional por las razones incorrectas, el equipo procedió al despido de su director técnico, el popular José Luis Sánchez Solá, mejor conocido como 'Chelís', mediante un comunicado divulgado la noche del miércoles.

El mismo día se había dado a conocer una demanda legal de dos entrenadores de fuerzas básicas que acusan al club de haberles despedido recientemente por no ser mexicanos o latinos, ante lo cual el equipo fundado en 2004 guardó silencio.

A primera vista, el despido de 'Chelís' es una casualidad. El entrenador ya estaba en la cuerda floja por pobres resultados (el equipo ocupa el último lugar de la Conferencia Oeste de la MLS) y él venía manifestando inconformidad por falta de apoyo del club, específicamente por no contratar mejores futbolistas. Pero la noticia podría generar sospechas por haber ocurrido justamente en ese día. Por supuesto, Sánchez Solá es mexicano.

En el comunicado del cese, Chivas USA dice que Sánchez Solá "no siempre siguió los lineamientos de respeto que se rigen en la MLS, así como la filosofía de Chivas USA".

Los lineamientos de respeto y la filosofía de Chivas USA fueron severamente pasados por alto por el propio equipo si es que es cierto lo que dice la demanda interpuesta el martes en Los Ángeles por Daniel Calichman y Theothoros Chronopoulos, dos entrenadores de la llamada Academia de Chivas USA desde agosto de 2011, contratados siete meses después de que Robin Fraser fuera presentado como nuevo director técnico del primer equipo.

En el fútbol, como en otros deportes, es común que cuando un entrenador en jefe llega a un nuevo cargo, también son contratados sus colaboradores de confianza. Calichman y Chronopoulos, ex jugadores de la MLS y ex seleccionados nacionales de Estados Unidos, fueron parte de la gente que llegó en la gestión de Fraser, quien actualmente es entrenador asistente de los New York Red Bulls.

Fraser fue cesado por Chivas USA en noviembre pasado luego de otra mala temporada de los rojiblancos. Ya para entonces, Jorge Vergara, el controvertido dueño de las Chivas del Guadalajara, había adquirido a Chivas USA en su totalidad, tras haber sido socio de Antonio Cué desde el nacimiento del equipo.

Calichman y Chronopoulos fueron despedidos por Chivas USA el pasado 8 de marzo tras varios meses de suspenso y algunas semanas de suspensión, lo cual llevó a la demanda del martes ante la Corte Superior del Estado de California del Condado de Los Ángeles, cuyo contenido describe que ellos fueron humillados, acosados, discriminados y ultimadamente despedidos por no ser mexicanos o latinos, o simplemente por no hablar español.

"Español o al Galaxy"
Todo habría comenzado, de acuerdo con la demanda, el 8 de noviembre de 2012, cuando Chronopoulos, director de la Academia y entrenador del equipo categoría de menores de 11 años (U11) tuvo una reunión con José David, originario de México y recién nombrado presidente de Chivas USA, en la cual el entrenador le cuestionó al directivo sin respuesta- sobre rumores de que algunos empleados no latinos iban a ser reemplazados por mexicoamericanos y que ahora sólo se iban a reclutar a jugadores mexicoamericanos.

Cinco días después, según los detalles del documento, del cual ESPNDeportes.com obtuvo una copia, Vergara llamó a una reunión de todos los empleados, en la que les pidió que quienes hablaran español levantaran la mano, para acto seguido pedir que quienes hablaran inglés hicieran lo mismo.

Según la demanda, Vergara dijo enfrente de todos, "Si no hablan español, pueden ir a trabajar para el Galaxy, a menos de que hablen chino, que ni siquiera es un lenguaje".

De acuerdo con la querella, tras el comentario de Vergara, Cynthia Craig, gerente de recursos humanos del club, reaccionó sorprendida al decir que no podía creer "que haya dicho eso", según escuchó Chronopoulos.

"Si esas alegaciones son ciertas, exactamente como han sido señaladas, entonces eso podría ser potencialmente preocupante", opinó el abogado de empleo Arthur Whang, de Los Ángeles. "Pero yo he aprendido que en la mayoría de los casos hay muchos datos que se vuelven importantes en la demanda que inicialmente no se conocen, porque la queja es solamente presentada por un bando antes de que la otra parte tenga la oportunidad de responder".

Otros detalles de la demanda incluyen pláticas de José David y Chronopoulos en las que el directivo le pidió al entrenador que reuniera información sobre el origen étnico y nacional tanto de coaches como de jugadores de la Academia, igual que de sus padres, incluso causando malestar en éstos.

Chelís - 5/30

José Luis Sánchez Solá habló en Raza Deportiva sobre su salida de Chivas USA, los problemas, los aprendizajes y el futuro. (30 de mayo)

Más Podcasts »
El despido
Los entrenadores demandantes, caucásicos ambos, alegan que en el mes de enero se reunieron por separado con la gerente Craig para hablar del acoso y la discriminación que según ellos estaban experimentando, y que fueron informados de que el club iniciaría una investigación, algo que ahora dicen nunca tuvo efecto.

En otro detalle interesante incluido en la demanda, se dice que David fue parte de esas reuniones y que dijo, primero a Calichman, entrenador del equipo U18, que el equipo iba a regresar a "sus raíces mexicanas", y luego le dijo a Chronopoulos que Chivas USA iba a emular a Chivas de Guadalajara y que contrataría entrenadores mexicanos o mexicoamericanos para la Academia y que reclutaría a jugadores del mismo origen.

Ambos entrenadores, dicen, recibieron opciones de liquidación a cambio de renunciar y desistir a ejercer acciones legales contra el club. Pero la suma mencionada en la demanda es ridículamente baja, de dos semanas de salario. También dicen que la gerencia les pidió ya no presentarse a trabajar, y que entonces fueron suspendidos.

El Departamento de California de Empleo Justo y Vivienda (DFEH, por sus siglas en inglés) confirmó que Calichman y Chronopoulos presentaron sus quejas pero indicó, mediante su oficina de prensa, que la dependencia no está investigando las denuncias de los entrenadores debido a que éstos querían el derecho de poder demandar de inmediato a Chivas USA.

Calichman y Chronopoulos fueron cesados el 8 de marzo. De acuerdo con la denuncia, en la carta de notificación enviada por el presidente del equipo, José David, el despido se debió a que ellos habían incurrido en conducta no profesional y creado un ambiente de trabajo inseguro.

El abogado de los entrenadores, Gregory D. Helmer, aseguró en entrevista que bajo el Acta VII de la Ley Federal y bajo el Acta de Empleo Justo y Vivienda de California, un empleador, "ya sea un equipo o una compañía manufacturera o lo que sea, no puede considerar etnicidad u origen nacional o raza al hacer decisiones de empleo".

Helmer sostuvo que los altos mandos de Chivas importaron las mismas prácticas discriminatorias que emplean en México, donde los extranjeros no pueden jugar para el Guadalajara, a Chivas USA. El resultado fue una reducción dramática en el plantel de jugadores no latinos.

Cabe señalar que la no inclusión de extranjeros en Chivas de Guadalajara se basa en una tradición, es decir, que tiene connotaciones culturales.

El roster actual de Chivas USA mostrado en su sitio oficial cuenta con 22 futbolistas hispanos, la mayoría de ellos mexicanos o mexicoamericanos, aunque también hay un par de ecuatorianos, un colombiano, un peruano, un salvadoreño y un salvadoreño-americano. Solamente aparecen seis futbolistas estadounidenses caucásicos, más un canadiense y un francés.

En contraste, el plantel de hace un año, cuando Antonio Cué todavía era copropietario del equipo, y Fraser el director técnico, se componía de 16 jugadores no hispanos, casi todos ellos estadounidenses caucásicos, mientras que la lista de mexicanos o mexicoamericanos era incluso menor a la de futbolistas sudamericanos.

MLS, obligación de aclarar
"Las decisiones deben de estar basadas en méritos y habilidad y nunca en etnicidad o nacionalidad", afirmó Helmer, el representante de los entrenadores sobre el tema del despido. "Ellos están muy molestos. Están casados con la idea de que el fútbol es el deporte internacional, el deporte que se juega alrededor del mundo y, de hecho, la gran mayoría de los equipos tienen jugadores de distintos países... El fútbol es un lenguaje internacional".

El abogado también dijo que la Major League Soccer es una tremenda liga. "Espero que ellos desaprueben esta práctica (de Chivas USA)".

Sin embargo, la MLS eludió opinar el miércoles y dijo que aún no tiene una postura al respecto. Un vocero del circuito en la ciudad de Nueva York remitió el tema a la gerente de prensa del club, Cristina Maillo, quien indicó que esperarán noticias de su departamento legal antes de hacer algún tipo de comunicado. Vergara y Chivas de Guadalajara, por su parte, no habían respondido al momento a la petición de ESPNDeportes.com de pronunciarse sobre el asunto.

El abogado Whang, al explicar el contexto de la demanda contra Chivas USA, dijo que las quejas de acoso son más difíciles de probar que las quejas de discriminación porque se tiene que mostrar que existe una conducta severa basada en una clasificación de protección como lo es el origen nacional.

"Tiene que ser algo mayor que sólo insultos. Tiene que ser lo que la ley denomina conducta severa y penetrante", dijo Whang. "Discriminación, por otra parte, es más fácil de probar en términos generales porque lo único que tienes que probar es que hubo una acción de empleo como puede ser terminación o democión por sexo, raza, capacidades físicas, orientación sexual, etc.

"Lo que los demandantes están tratando de hacer es producir evidencia que ligue esas dos cosas, como podrían ser documentos, correos electrónicos y testimonios de testigos", concluyó el abogado, quien pronosticó que el caso, como la mayoría de los casos de esta naturaleza, terminará en un arreglo privado entre las partes.

Un vocero de Chivas USA dijo el miércoles que ninguno de sus jugadores o integrantes del cuerpo técnico hablarían del tema, y obviamente existe mucho hermetismo entre los empleados del club en las oficinas de Carson.

Problema de identidad
La discusión sobre la identidad de Chivas USA ha sido recurrente. Cuando recién debutó en el circuito, pretendió ser un conjunto con identidad mexicana, incluso llevando a sus filas a ex estrellas del futbol de México como Ramón Ramírez, Francisco Palencia -el actual director de fútbol del club- y más recientemente Claudio Suárez. Después, por algunas temporadas, la identidad mexicana se deslavó un poco.

En una entrevista de 2010 con el periódico HOY de Los Ángeles, el entonces copropietario y principal operador de la franquicia, Cué, decía que la identidad de Chivas USA tenía que ser la de un equipo mexicano e hispano. Martín Vásquez era el director técnico y aparecían en la cancha hombres como Suárez, el salvadoreño Osael Romero, el cubano Maykel Galindo, el costarricense Michael Umaña, el brasileño Paulo Nagamura y el colombiano Yamith Cuesta, además de algunos jóvenes mexicoamericanos de la cantera.

Pero entre 2011 y 2012, la presencia mexicana casi desapareció bajo el director técnico Fraser y el gerente general José Domene. La asistencia de aficionados siguió bajando en parte por eso y en parte porque el equipo no ganaba. En ese contexto, Vergara decidió comprarle su parte del equipo a Cué y tratar de devolverle el concepto original de conjunto 'mexicano' de la MLS. La decisión de que Sánchez Solá fuera el director técnico para 2013 tenía esa intención, lo mismo que la adquisición de jugadores de sangre mexicana.

"Este equipo de Chivas, por el nombre que tiene, por la tradición que tiene, debe por obligación que arropar a los mexicanos. Esa es la obligación. Encontrar la manera de hacer su paso por acá más placentero a través del fútbol", dijo Sánchez Solá el 1 de febrero en una entrevista con el sitio web La Ciudad Deportiva, refiriéndose a la gran comunidad mexicana de Los Ángeles y sus alrededores.

Curiosamente, en esa charla, 'Chelís' hacía mención del tema del idioma.

"Lo que sí es un hecho es que acá tienes que dirigir en inglés simplemente porque es el idioma de acá", le dijo a La Ciudad Deportiva, admitiendo que su inglés no es bueno. "Tengo muchos otros jugadores, más de la mitad, que no hablan inglés, entonces tengo que decir las cosas en los idiomas".

Después del 29 de mayo, Sánchez Solá no tiene que preocuparse más por dirigir en dos idiomas. Ya no es más el director técnico. Y Chivas USA, por su parte, tiene que preocuparse por una demanda que debe de encarar y una imagen que necesita limpiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario