Deportes americanos

lunes, 24 de junio de 2013

Optimista Popovich con el futuro de los Spurs

Gregg Popovich estaba reflexivo, locuaz, gracioso e inclusive contestó algunas preguntas de los medios sin problemas.

Es fácil decir que todo parecía un poco fuera de carácter para Popovich, pero las circunstancias eran nuevas para el dirigente de los San Antonio Spurs y para todos los que los han seguido.

San Antonio estaba a 28 segundos de irse con un 5 de 5 perfecto en la Final de la NBA bajo Popovich cuando todo salió mal. El Miami Heat repuntó de un déficit de cinco puntos para empatar el Juego 6, eventualmente ganando en tiempo extra el martes y agenciándose de su segundo título consecutivo el jueves con la victoria del Juego 7.

Así que, en lugar de preparar una parada de victoria junto al río San Antonio, los Spurs pasaron la mañana del sábado limpiando sus casilleros en las facilidades del equipo.

"Realmente no quiero hacer un soliloquio, pero el elefante en medio de la habitación es que todos estamos tristes porque teníamos la oportunidad de ganar un campeonato en la palma de la mano y no se dio", explicó Popovich. "Así que duele, se disipará con el tiempo, pero ahora mismo nos duele a todos en distintos niveles".

San Antonio nunca estuvo atrás en la Final de la NBA previamente bajo Popovich y Tim Duncan, pero tampoco se habían enfrentado a un jugador como LeBron James, ni tan siquiera cuando barrieron a un James de 22 añitos y a los Cleveland Cavaliers para el campeonato del 2007.

El canasto de tres puntos de James en los segundos finales de la regulación ayudó empatar el Juego 6 y su tiro brincado con 1:43 restantes en el tiempo extra demostró ser el ganador en la victoria de 103-100. Se ganó su segundo premio de Jugador Más Valioso de la Final tras terminar con 32 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias en el Juego 6 y 37 puntos y 12 rebotes en la victoria de 95-88 en Juego 7.

¿El perder el título de una forma tan penosa le hará más difícil a los Spurs remontarse para la próxima temporada y competir para otro título?

"Ese es el tipo de artículos que ustedes escriben", dijo Popovich, desviando la pregunta antes de sacar una sonrisa, "Eso es lo que siempre leo& Las leo todas, lo juro, lo juro. Las leo todas".

El humor de Popovich, junto al resto del equipo, fue animado por los miles de fanáticos quienes los saludaron en el aeropuerto la tarde el viernes en su regreso de Miami. La recepción avergonzó, inspiró, hizo más humilde y en última instancia conmovió a Popovich.

"Voy a ser honesto con ustedes, cuando vi a la multitud, el primer sentimiento que afloró fue el de la vergüenza", explicó Popovich. "Queríamos traer ese título a casa con muchas ganas. Fue embarazoso el no conseguirlo y cuando los miras a todos y seguían aplaudiendo te das cuenta que, Dios mío, uno realmente siente el amor y cómo se preocupan por estos muchachos y su equipo y lo hizo más fácil. Como que 'Hey, están con nosotros'".

La fanaticada probablemente seguirá apoyando esencialmente al mismo equipo la próxima temporada, la cual es una buena noticia para una franquicia que ganó el título de la División Suroeste en camino a la postemporada por decimosexto año consecutivo.

Junto al armador Todos Estrellas Tony Parker, el jugador más crítico a regresar es Duncan, quien revivió su carrera con dos extenuantes recesos de temporada. El ala-pivot de 37 años perdió 30 libras en dos años, permitiéndole formar parte del mejor quinteto de la NBA por primera vez en seis años. Promedió 17.8 puntos, 9.9 rebotes y disparó el mejor porcentaje de su carrera con 82 por ciento en tiros libres esta temporada.

"Tengo un contrato que dice que lo haré", dijo Duncan tras el Juego 7 cuando le preguntaron si regresaría la próxima temporada.

Cuando le preguntaron específicamente si estaba planificando su retiro, Duncan contestó, "Ahora mismo no".

Manu Ginóbili es otro tema. Su contrato expira este verano y el defensa de 35 años estaba inseguro de sus planes después del Juego 7.

Ginóbili batalló contra lesiones y un juego en declive toda la temporada, y esos problemas solo se exacerbaron en la postemporada. Promedió 11.5 puntos en los playoffs, su total más bajo desde su temporada como novato en el 2003, y cometió ocho pérdidas del balón en la derrota del Juego 6.

Aparte del renacimiento profesional que Duncan está disfrutando, el lugar de Ginóbili entre el Gran 3 del equipo parece estar en sus últimos momentos.

Si Ginóbili no se recupera, los Spurs descubrieron un reemplazo en Kawhi Leonard.

Tras promediar 11.9 puntos y 6.0 rebotes en la temporada regular, el alero de segundo año promedió 13.5 puntos y 9.0 rebotes en la postemporada mientras fue un obstáculo defensivo para James en gran parte de la Final.

"Él es increíblemente fácil de dirigir, un trabajador fuerte", compartió Popovich. "Será una futura estrella porque aún le falta experiencia. No armado jugadas para él y aún así uno ve lo que hace en la cancha. Está comenzando a sentir su juego y recibirá más el balón a medida que avancemos".

Leonard fue invitado a jugar para el USA Basketball, pero su disponibilidad está en duda por una mialgia crónica en su rodilla que le molesta desde los meses finales de la temporada.

"Obviamente es un honor, el estar involucrado con el USA basketball en cualquier forma, modo o tipo imaginable y Kawhi está emocionado con la selección", dijo Popovich, "pero tenemos que hablar con los doctores y asegurarnos de que puede hacerlo".

El continuo desarrollo de Leonard, junto al de los otros jugadores jóvenes como Danny Green, Gary Neal, Cory Joseph, Tiago Splitter y Nando De Colo será clave para el éxito futuro del equipo porque no se espera que los Spurs hagan cambios importantes o firmen a algún agente libre.

"La gente nos ha venido diciendo que consigamos talento joven hace 15 años, creo", comentó Popovich. "Así que dejamos de escucharlos hace mucho. En algún momento, me imagino que seremos muy viejos, y quién sabe cuándo será. El ir a la final de la Conferencia el año pasado y a la Final este año nos demuestra un poco que algo nos está yendo bien".

Con eso, Popovich figurativamente se quitó su gorra de los San Antonio Spurs frente a los medio que se habían reunido en la mañana del sábado y regresó a las facilidades del equipo a seguir trabajando para la temporada entrante.

"Gracias por todo", dijo. "Ustedes muchachos fueron geniales durante todo el año, y las muchachas, pero estoy feliz de que no lo tengo que hacer nuevamente hasta septiembre".

No hay comentarios:

Publicar un comentario