Deportes americanos

jueves, 20 de junio de 2013

Manny Ramírez termina en Taiwán ¿A Japón?

El jardinero dominicano Manny Ramírez puso fin a su aventura en la liga de béisbol de Taiwán, dando por terminada su participación con los Rinocerontes de EDA, informó el club en un comunicado el miércoles.

Ramirez
Ramírez
En una nota colgada en su sitio en la internet, el EDA señala que Ramírez argumentó nostalgia para poner fin a su contrato, pese a que el mismo no vencía hasta el 30 de junio. El club también informó que hizo grandes esfuerzos por retener a Ramírez y que incluso alojó a un tío del pelotero en la suite de hotel del presidente de la empresa que maneja el equipo, que cuesta más de $1,600 dólares por noche.

Ramírez, de 41 años, fue un éxito instantáneo en Taiwán, bateando .352 con ocho jonrones y 43 impulsadas en 49 partidos, y elevando la venta de boletas y los ratings televisivos de un circuito que recientemente enfrentó graves problemas.

Aunque los Rinocerontes no mencionaron los planes inmediatos de Ramírez, al menos un periódico japonés especuló esta misma semana que el estrafalario jardinero ha despertado el interés de los Marines de Chiba Lotte de la Liga Pacífico de Japón.

Ramírez bateó .312 con 555 jonrones y 1,831 carreras impulsadas en 19 temporadas en Grandes Ligas antes de retirarse del béisbol en abril del 2011, después de cometer una segunda violación contra el programa antidopaje de las ligas mayores. El año pasado firmó un contrato de ligas menores con los Atléticos de Oakland y cumplió una sanción de 50 partidos en Triple A, pero se declaró agente libre cuando Oakland no lo convocó al equipo grande a mediados de la temporada.

Para aumentar las probabilidades de conseguir trabajo en el verano, el 12 veces Todos Estrellas regresó a jugar pelota invernal en su natal República Dominicana después de 18 años de ausencia. Los cazatalentos de las ligas mayores no le hicieron ninguna oferta, pese a que bateó .298 con ocho jonrones, 27 impulsadas y 21 anotadas en 181 turnos con las Aguilas Cibaeñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario